Error 8: Constant SERVER_ESTATICOS already defined
La Junta apuesta por ‘fortalecer’ a los guías de turismo con formación - Heraldo-Diario de Soria

La Junta apuesta por ‘fortalecer’ a los guías de turismo con formación

Los habilitados se especializarán en arte sacro, micología, enoturismo y arquitectura civil

La guía Inés Retortillo, frente al Ayuntamiento de Valladolid, con un grupo de turistas. -
- J.M. LOSTAU

J. TOVAR / VALLADOLID

Más formación para una mayor distinción; para combatir, en cierta medida, una competencia que no siempre juega con las mismas armas del rigor y la seriedad. Los guías de turismo de la Comunidad presumirán en los próximos meses de un mayor grado de especialización. Así lo contempla una orden publicada el pasado 24 de octubre en el Boletín Oficial de Castilla y León, que recoge las condiciones y requisitos contemplados por la Administración regional para ello.

Con el objetivo de «mejorar la prestación del servicio y fomentar la contratación de guías de turismo», y habida cuenta de la «variedad de la oferta que en materia cultural, monumental, artística, histórica y geográfica cuenta nuestra Comunidad», la Consejería de Cultura y Turismo plantea la especialización en arte sacro, micoturismo, enoturismo y arquitectura civil.

«La especialización se puede obtener de varias maneras. Una es por los cursos contemplados en los programas de formación de la propia Consejería o de otras entidades acreditadas, siempre y cuando cumplan con un mínimo de horas lectivas. Otra manera es a través de las titulaciones reconocidas para cada una de las especialidades. Otra vía es la de los certificados de profesionalidad que expide el servicio público de empleo de Castilla y León. Y una última forma sería acreditando la experiencia profesional en el ámbito concreto, por un periodo mínimo de seis meses», explica a este diario Javier Ramírez, director general de Turismo de la Junta de Castilla y León.

La especialización, matiza Ramírez, sólo podrán solicitarla los guías habilitados por la Consejería y será la Dirección General de Turismo la encargada de resolver, una vez compruebe «la idoneidad de la formación o experiencia acreditada», tal y como figura en la orden publicada en el Bocyl.

«Se trata de ofrecer un plus, un elemento de distinción entre quienes son guías habilitados y quienes no lo son. Se trata de abrir una vía de mejora desde la especialización», advierte Chiara Sportoletti, miembro de la Asociación de Guías Turísticos de Zamora e interlocutora por parte de la Federación Regional con la Administración. Ambas partes han trabajado en la puesta en marcha de esta medida.
En la actualidad, son 305 los guías de turismo que están en activo (de unos 800 que cuentan con un certificado que comenzó a exigirse en 2010, según datos de la Federación) en Castilla y León. En la última convocatoria, de febrero del presente año, obtuvieron la habilitación 18 de los 67 aspirantes –29 fueron descartados por no cumplir con los requisitos–.

Pese a que uno de los objetivos de la medida es el fomento de la contratación de los guías habilitados, algunos profesionales ponen en cuestión su efectividad, dado que no aborda el principal problema que desde hace años vienen sufriendo:el intrusismo laboral. Es el caso de Inés Retortillo, presidenta de la Asociación de Guías Turísticos de Valladolid, muy crítica con la situación del sector. «La misma orden de la Consejería nos define como ‘profesionales que se dedican de manera habitual y retribuida a prestar servicios de información y asistencia’, pero la Administración no pone freno al intrusismo. Sus inspectores no salen a la calle a ver quién ejerce, a ver si está o no habilitado», lamenta.

Retortillo advierte de que es la propia Administración la que a veces fomenta el intrusismo, permitiendo que algunos Centros de Iniciativas Turísticas –asociaciones sin ánimo de lucro– cuenten con guías no habilitados. «Eso ocurre en Tordesillas y se ha denunciado en la Junta, que no hace nada», subraya.
El pasado año, se realizaron 16 inspecciones y se abrieron dos expedientes sancionadores, según datos de la Consejería de Cultura y Turismo.

«Es una cifra ridícula. El problema es la naturaleza de nuestra profesión: trabajamos en la calle, sin horario fijo… Hacerle una inspección a un guía no es tan sencillo como hacérsela a un hotel. Los casos de intrusismo son mayores, pero la Junta no tiene personal para hacer la inspección», subraya Sportoletti.


Competencia desleal

Retortillo apunta también a otra práctica cada vez más extendida: los free tours. «Son guías que hacen visitas turísticas gratis, pidiendo la voluntad. No son profesionales habilitados algunos de ellos, y los que lo son resulta que regalan su trabajo a cambio de una propina», advierte. Una plataforma como Civitatis y una agencia como Viajes Erasmus anuncian estos servicios gratuitos en la capital castellano y leonesa.

Los profesionales de la Federación reconocen que el fenómeno se extiende por toda la Comunidad, salvo en Salamanca. «Cuando se trabaja gratis se hace daño a todo el sector», subraya Evilasia Miguélez, de la leonesa Guías Legio. Con resignación relata cómo una agencia de la ciudad, Ganda Tours, oferta estos servicios. «No es una competencia leal y honesta. No puede valer todo», reivindica la guía, capacitada por la Junta.

Los guías de la citada agencia han sido habilitados por la Junta de Andalucía. A diferencia de sus homólogos castellanos y leoneses, no tuvieron que pasar un examen para lograr la acreditación de la Administración. «Es otro agravio. Nosotros tenemos que demostrar nuestros conocimientos de idiomas y de nuestra historia y patrimonio, pero en Aragón o Andalucía pueden lograr la habilitación sin un examen y luego trabajar en Castilla y León», critica Retortillo.

«Es la consecuencia de una atomización, de una adaptación de la ley a las 17 comunidades. Cada una hace lo que considera oportuno, ya sea hacer un examen o no», matiza Sportoletti, que aunque reconoce que la orden dispuesta desde Cultura no está concebida para proteger a los profesionales del sector, quizá contribuya a «paliar sus consecuencias».

GUÍAS DE TURISMO. PANORÁMICA

Ley 14/2010. Establece que «el acceso y ejercicio de la actividad requerirá estar en posesión de la correspondiente habilitación otorgada por la consejería».


Profesionales. En la actualidad hay 305 guías de turismo en activo habilitados. 


Orden CYT/899/2017. Regula la especialización del sector en arte sacro, micología, enoturismo y arquitectura civil.

Sanciones. Según la Ley 14/2010, ejercer sin estar habilitado supone una infracción muy grave, con multas de 9.001 a 90.000 euros.

Outbrain