Valladolid rebasa por primera vez los 70.000 turistas en septiembre

Es la provincia, tras Ávila, que más tira del turismo autonómico con un récord de pernoctaciones

Valladolid rebasa por primera vez los 70.000 turistas en septiembre

M, PELÁEZ

Castilla y León se despedía de la temporada veraniega con cifras de récord. Nunca antes en un mes de septiembre, ni siquiera con anterioridad a la crisis económica, la Comunidad había dado la bienvenida a más turistas, ni estos habían registrado mayor número de pernoctaciones en los establecimientos hoteleros. Y eso se repitió en todas las provincias castellanas y leonesas, salvo en León, que redujo ‘paseantes’.

Los turistas ‘abrazaron’ a la Comunidad para deleitarse con su patrimonio, su gastronomía, su naturaleza..., sus pueblos y sus ciudades, más si cabe que al promedio de España e incluso hicieron que Castilla y León figurara entre las autonomías con mayores incrementos tanto en turistas como en pernoctaciones

Pero, como en cualquier estadística, hay sombras que deslucen los buenos resultados: la Comunidad no logra ‘retener’ a sus turistas. Y es que la estancia media no sólo continúa siendo la más baja de España, sino que ésta se contrajo un 1,6% en la comparativa con septiembre de 2016. Apenas los viajeros durmieron en la Comunidad 1,6 días –la media más baja de la última década– frente a los 3,48 días de España.

Según el informe de Coyuntura Turística Hotelera, publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística, las calles de las ciudades y pueblos castellanos y leoneses acogieron a un volumen total de 532.207 viajeros. Fueron 40.204 más que los contabilizados en septiembre de 2016, lo que supone un incremento del 8,2%.

La subida fue justo el doble que la experimentada por la media de España y exclusivamente Canarias anotó un mayor incremento al de la Comunidad. A este auge contribuyeron sobre todo los turistas españoles, que crecieron un 8,8%, aunque también los extranjeros se fijaron más en la Comunidad (aumentaron por encima del 6,8%). 378.992 viajaron con DNI por los 153.214 ‘foráneos’.

Españoles y extranjeros vinieron más y también pernoctaron más. Hasta 848.916 noches durmieron en total en septiembre. El dato es el más elevado de la década y, además, creció en la Comunidad un 6,5%, el triple que a nivel nacional. Aragón y Extremadura fueron las únicas autonomías que experimentaron mayores subidas.

Cosa bien distinta es analizar el tiempo que permanecieron en los hoteles castellanos y leoneses cada uno de esos turistas, igual que ver el grado de ocupación de los 1.301 establecimientos que permanecieron abiertos durante el noveno mes del año (un 3% menos que los que funcionaron en septiembre de 2016).

Las habitaciones de esos establecimientos estuvieron más llenas que en los anteriores meses de septiembre. En concreto, el grado de ocupación aumentó un 6,6%, cinco puntos más que la media del país. No obstante, ese indicador sigue sin ‘sonreír’ a Castilla y León. La Comunidad figura como la cuarta autonomía con peor registro. Castilla-La Mancha, Extremadura y Aragón, por este orden, aún presentaron índices más bajos.

Aunque es cierto que ganan ‘clientela’, la rentabilidad de los hoteles no despega al mismo ritmo que en el conjunto de España. Según el informe del INE, los establecimiento hoteleros de Castilla y León facturaron en septiembre un promedio de 58,2 euros por habitación ocupada, lo que supone una variación del 3,2% en relación al año anterior.

No puede decirse que sean los más caros, ni por tanto los más rentables para los propietarios de hoteles, ni mucho menos. Un hotel medio en España gana 89,8 euros por habitación. La diferencia es, por tanto, de 31,6 euros por habitación en contra de Castilla y León.

Ávila, fue con diferencia, la provincia que ‘remó’ con más fuerza para que Castilla y León culminara un verano calentito. Sumó un 33,7% más de turistas y un 23,6% más de pernoctaciones. Valladolid se erigió como la segunda provincia castellana y leonesa en ampliar el volumen de pernoctaciones, mientras que Burgos siguió a Ávila en cuanto a crecimiento del número de viajeros.

En cambio, según la estadística, el fin del verano relegó a León y a Palencia, a las últimas posiciones del ranking autonómico, tanto en viajeros como en pernoctaciones.

Outbrain