Centro Internacional Antonio Machado

La biografía, "20.000 hilos de los que puedes tirar"

Sergio Campos, biógrafo de Enrique Castro Delgado, y Soledad Fox Maura, de Jorge Semprún, abrieron ayer este ciclo de conferencias en el convento de la Merced

Sergio Campos y Soledad Fox Maura, ayer, antes de su intervención en el ciclo 'Literaturas laterales'.
Luis Ángel Tejedor

Un gran personaje capaz de apasionar al que investiga, tiempo y, sobre todo, «mucho dinero». Son los ingredientes para escribir una buena biografía, un género literario que encierra en sí mismo no sólo muchas horas de trabajo, también debe encontrarse la línea entre lo imaginario y lo real, lo que puede ser contrastado, y, además, la capacidad para recrear una vida y todo el contexto social y político que le rodearon en vida. El Centro Internacional Antonio Machado y la Fundación Duques de Soria de Ciencia y Cultura Hispánica abrieron ayer el ciclo Literaturas laterales dedicado en 2018 a este género que, como destacó Soledad Fox Maura, biógrafa de Jorge Semprún, y una de las ponentes de la primera jornada, es, en realidad, un «matrimonio» con el personaje biografiado. Por eso, aseguró con humor, hay que pensar muy bien a quién se elige. «Es como el día de la boda... Todo es alegría y luego, cuando empiezas a escribir»... puede que se lamente en ocasiones haber dado el sí, quiero. «Es un consejo que lanzo», señaló, porque emprender una biografía es una carrera de fondo. En su caso, fueron 19 años tras los pasos de Jorge Semprún, un personaje digno de cualquier novela o filme. «Un profesional de lo clandestino», una persona con muchas vidas «el exiliado, el miembro de la resistencia francesa, el español, el francés.... y luego, Hollywood, sus dos nominaciones al Oscar al Mejor Guión, la política con Felipe González...» y, encima, «era guapo», señaló con humor. No podía haber elegido un marido-biografiado mejor, indicó pizpireta.
En el caso de Sergio Campos, soriano, fue el gran sentido del humor, «muy negro», en ocasiones, lo que definitivamente le atrapó de Enrique Castro Delgado, el comandante jefe del quinto regimiento de Milicias Populares durante la Guerra Civil (1936-1939), uno de los pocos actores en la contienda que confesó sus crímenes. Leer sus memorias, que el mismísimo Manuel Fraga Iribarne, Ministro de Información y Turismo en la dictadura de Francisco Franco, autorizó a publicar en España en torno a 1964 fue «una revelación. Es muy divertido, el típico español bajito y cabreado», comentó Campos.
Lleva ya 10 años de investigación y aún no ha acabado un trabajo que se ha convertido en una suerte de obsesión. Como asegura con mucho sentido del humor, esta biografía sobre Enrique Castro Delgado le ha arruinado económicamente, «pero me lo he pasado muy bien» siguiendo sus pasos, subrayó con humor. En su caso, «hay 20.000 hilos de los que puedes tirar». «Él estuvo en los episodios más sangrientos de la Guerra Civil», luego llegó el desencanto con el Comunismo y, finalmente, su vuelta a Madrid como colaborador de Franco.
Y es que, y en esto coincidió con Soledad Fox Maura, si hay algo que un biógrafo necesita es: «dinero». Hacer una biografía no sólo es conocer la vida del personaje elegido, también conocer al detalle el ambiente cultural, social y político en el que vivió. Hay que documentarse mucho, insistió, y eso conlleva «adquirir muchísimos libros». Y, por supuesto, hay que conocer los lugares en los que vivió y que dieron significado a su vida. En el caso de Enrique Castro Delgado, Madrid, la extinta URSS, México, «que he visitado dos veces»; en el de Semprún, señala Fox Maura: España, Francia, Estados Unidos... Con actividades laborales prioritarias, Sergio Campos trabaja desde hace años en el Instituto Cervantes de Berlín, y Soledad Fox Maura es catedrática en el Williams College de Massachusetts (Estados Unidos), otro de los retos es encontrar tiempo para investigar y, ya en la etapa final, escribir. «En realidad, es algo que hago en mi tiempo libre», destacó. Quizá de ahí nazca la pasión con la que ambos han afrontado sus respectivos proyectos biográficos. Una vez publicado el libro, Fox Maura va a por su tercer marido. En esto, recalcó, «lo estoy pensando mucho». Creo haber encontrado un personaje del mundo arte, con un vínculo a Estados Unidos y a España. «Me encantan los personajes que están entre lugares», insistió.
El ciclo de Literaturas laterales continúa hoy a las 19.30 horas en el convento de la Merced.

Outbrain