XI edición del Festival de Música Afroamericana de Soria

"Enclave de agua camina hacia la excelencia"

El director artístico del certamen, Víctor Frutos, destaca los dos conciertos en exclusiva, el de Malka Family y DeWolff, que se podrán disfrutar este año y un montón de sorpresas para los 'enclaveros'

Víctor Frutos, director artístico de Enclave de Agua.
Enclave de Agua

S.A.

«Es increíble lo que hemos conseguido». 11 años después de comenzar su andadura en las márgenes del Duero de la capital soriana, el Festival de Música Afroamericana Enclave de Agua, apunta su director artístico, Víctor Frutos, se ha convertido en uno de los certámenes musicales «más importantes de España» en su categoría, en un evento que, «fiel a su filosofía», gratuito, solidario, con una cuidada producción y muy vinculado al medio ambiente en el que se inserta. Ese año, además, sigue superándose. Y, eso, confiesa Frutos, que «cada vez es más difícil». Una «investigación» previa en múltiples países ha ayudado a componer un cartel «equilibrado y muy internacional» con muchas actuaciones exclusivas. La principal, la que ha llamado la atención de la prensa especializada: la participación de Malka Family, la veterana banda suizo-francesa de funky que ofrecerá en Soria su único concierto en España.
Ya en plena cuenta atrás para el comienzo de la nueva entrega de un festival que el año pasado congregó a cerca de 35.000 espectadores en tres días, Enclave de Agua 2018 arrancará el próximo jueves 26 de julio con Saxos del Averno (España) en el escenario Pradera, que este año vuelve a patrocinar San Miguel. En el escenario principal se podrá ver a Zelada (España), Shirley Davis&The silverback (Estados Unidos) y otro de los grandes ganchos de esta nueva edición, los holandeses DeWolff, una banda que, desde su contratación, «está subiendo como la espuma» y que también tocará en exclusiva para Enclave este verano.
Durante tres días, adelanta Frutos, habrá mucho soul y mucho funky de la mano de formaciones musicales que van a sorprender y, está convencido, gustar mucho al público. Entre sus recomendaciones para no perderse en esta nueva convocatoria de Enclave de Agua destaca también JP Bimeni&The Black Belts (Estados Unidos), que presentará por primera vez en directo su nuevo disco aparecido en el mercado apenas hace tres semanas. «Es una banda de soul clásico que va a hacer las delicias de los enclaveros», señala Frutos. El grupo será cabeza de cartel el viernes 27 de julio. Aunque será el sábado, la última jornada del festival, el día más cañero con todo un recital de buen funky de muy diversos estilos y procedencias. A la veteranía de Malka Family, «la mejor banda europea de todos los tiempos», insiste Frutos, se sumará también el frenético ritmo de Speedometer, «una de las bandas más antiguas de Reino Unido». Será junto al de Malka Family, el otro concierto que será retransmitido por la 2 de Televisión Española dentro de su espacio Festivales de Verano los días 8 y 9 de agosto. Pero, Enclave de Agua 2018 también dará la oportunidad de disfrutar de otros grupos que, como los estadounidenses Linsey Beaver o el australiano Ash Grunwald, serán «sencillamente espectaculares». Con cierto aire «contracultural», Enclave de Agua ha logrado poner de moda en España a grupos e intérpretes como Nik West, Nikki Hill, Elie Paperboy o Vintage Trouble, entre otros muchos.
«Somos un festival pequeñito, pero con una programación gourmet», explica su director artístico, capaz de atraer a público venido de toda España. Pero si de algo se siente orgulloso Enclave de Agua es de un nivel de producción exquisito, responsable de que muchos grupos «no quieran bajarse del escenario». Y, comenta con sentido del humor Frutos, ya les ha pasado en bastantes ocasiones. Es, asegura, marca de la casa y algo que cuidan al detalle. El director técnico del certamen, Alfredo Cañas, prepara muchas sorpresas para esta edición. «Sus hojas de Excel» con todo lo relativo a la planificación de los distintos escenarios están ya «echando humo», destaca con humor Frutos. Este año, además, se va a reforzar la parte técnica del evento. Las pantallas se redistribuirán de forma distinta.
La infraestructura comenzará a instalarse en torno a mañana martes, aunque el equipo lleva ya trabajando desde hace meses en los montajes audiovisuales que acompañarán la actuación de cada grupo. Un año más, asegura Frutos, van a ser «muy impactantes», tanto los trabajos de videoarte que comandará Álvaro Luna y la propia realización en directo que se realizará también en cada concierto. Para ello, insiste el director creativo de Enclave de Agua, llevan meses estudiando los repertorios y «hablando con los grupos». Cada banda tendrá su propio audiovisual.
Este año, además, se va a tratar de ganar espacio para el público trasladando la zona del mercado de artesanía a la parte más próxima al área de restauración del festival. El objetivo es tratar de integrar lo más posible el paseo de San Prudencio a la cabecera del escenario Lavadero.
Entre la logística, añade Frutos, este año se va intentar mejorar la puntualidad en las actuaciones, una de las únicas críticas que han planteado los enclaveros en ediciones pasadas.
De nuevo este año, la zona de acampada del Festival de Música Afroamericana se ubicará en el área de huertas del año pasado. El antiguo aparcamiento de Las Edades se reservará para autocaravanas y vehículos.
Como Enclave de Agua, asegura Frutos, «hay poca oferta». «Somos casi únicos en España». Echando la vista atrás, apunta, nunca imaginaron obtener un éxito tan rotundo. Pero el público ha hablado, insiste. «Somos un festival muy especial, un certamen en el que no se ofrece música a granel con entrada a 100 euros y en el que todo sale al final mal. Programamos bien, producimos bien y caminamos hacia la excelencia», concluye el director artístico de Enclave.

Outbrain