Error 8: Constant SERVER_ESTATICOS already defined
Borja Viguera mira al pasado - Heraldo-Diario de Soria

C.D. NUMANCIA

Borja Viguera mira al pasado

El delantero riojano se convierte en el décimo fichaje del Numancia y llega a Soria con el objetivo de «recuperar mi mejor versión»

Borja Viguera y Eduardo Rubio en la presentación en la sala de prensa de Los Pajaritos.
Valentín Guisande
Félix Tello

Borja Viguera fue presentado ayer como el décimo fichaje del C.D. Numancia en un acto que tuvo lugar en la sala de prensa de Los Pajaritos y que contó con la presencia del vicepresidente Eduardo Rubio y del director deportivo César Palacios. El delantero, que con anterioridad ya había entrenado con los que a partir de ahora son sus nuevos compañeros, llega a Soria con el objetivo de «recuperar mi mejor versión». Y es que hay que recordar que sólo hace cuatro años, defendiendo la camiseta del Deportivo Alavés, fue máximo goleador de Segunda División al anotar la cifra de 25 goles. Su compromiso es para las dos próximas campañas.

El riojano -26 de marzo de 1987- quiere recuperar el tiempo perdido a lo largo del último año y medio en las filas del Sporting de Gijón, donde apenas contó para los técnicos. «Llegó al sitio perfecto para recuperar sensaciones», comentaba en la que fue su primera intervención como efectivo del conjunto rojillo.

DISFRUTAR Y TRABAJAR. «No vengo a ocupar el sitio de nadie». Esta fue la contestación de Borja Viguera cuando se le preguntó si siente que llega al Numancia para ocupar el puesto dejado por Manu del Moral. El atacante, que llevará el dorsal 25 en su camiseta, aseguraba que «vengo a disfrutar y a trabajar para ganarme un sitio en el equipo y la confianza del míster». El de Logroño recalcaba su sentimiento colectivo e indicaba que «lo que quiero es que con mi trabajo ayude al equipo a la hora de cumplir con sus objetivos».

MAL RECUERDO DE GIJÓN. Volver por sus fueros después de una etapa en el Sporting de Gijón en la que Borja pasaba de puntillas al no tener prácticamente nada de protagonismo sobre el césped. «Vengo de una experiencia no muy buena en Gijón a un sitio ideal para trabajar», señalaba el futbolista, quien aseguraba en su comparecencia ante los medios de comunicación que como sportinguista no se perdió ningún entrenamiento y que entrenó como el que más para ganarse un puesto, aunque los técnicos no le dieron la oportunidad de tener minutos sobre el terreno de juego. «En el último año y medio no he tenido continuidad y llegó al Numancia con muchas ganas y mucha ilusión».

Precisamente el Sporting de Gijón será rival del Numancia en la Copa del Rey en la segunda semana de septiembre. Sobre si le tiene ganas al cuadro asturiano, Borja Viguera se limitó a apuntar que «como a cualquier rival al que le puedo marcar y ganar lo haré».

PICHICHI EN VITORIA. «En el Alavés es donde alcancé mi mejor rendimiento», afirmaba el jugador. Y es que en Mendizorroza se convertía en pichichi de Segunda al marcar 25 goles en el curso 2013-2014. Aquellas sobresaliente temporada le dio la posibilidad de fichar por el Athletic de Bilbao.

COMPETENCIA. Borja Viguera tendrá que pelear por la titularidad con un ramillete de buenos delanteros como son Guillermo, Higinio y Jordi Sánchez. Sobre la competencia que encontrará en la punta del ataque explicaba que «la competencia hace que el equipo sea mejor y que nadie se relaje en los entrenamientos».

REFERENCIAS POSITIVAS. «Llevo dos día en Soria y como jugador del Numancia y es mejor de lo que me habían comentado», afirmaba Borja, quien tiene lazos familiares con Soria ya que un tío de su padre y varios primos viven en la capital. Ello, unido a que conoce a varios de los integrantes de la plantilla soriana, hace que la adaptación no sea ningún problema para el riojano.

CONOCEDOR DE LA CATEGORÍA. El punta ya avisaba en su primera rueda de prensa como numantino y hacía hincapié en la dificultad que entraña una categoría como es la Segunda División. «Es una categoría muy fuerte y la que no te puedes descuidar por la calidad y la competencia de los rivales».

EXPERIENCIA PARA EL ATAQUE. A sus 31 años, el ariete atesora una gran experiencia al haber pasado por banquillos importantes del fútbol español como la Real Sociedad o el Athletic de Bilbao. Además de haber defendido los colores de estos dos equipos en Primera División, el riojano también ha militado en escuadras como Nástic de Tarragona, Albacete, Deportivo Alavés y Sporting de Gijón. Ahora recala en Soria y en su mente está volver a ser el que fue hace sólo cuatro años. El Numancia ha depositado su confianza en un delantero que ha demostrado su capacidad y que, como explicó César Palacios, también puede caer a banda. Borja Viguera se quiere volver a sentir futbolista.

Outbrain