FÚTBOL PROVINCIAL

El compromiso adquirido es el de salvar la categoría

El nuevo técnico del Almazán, Moisés Gutiérrez, aprovecha el parón para conocer la plantilla

Moisés Gutiérrez realiza indicaciones desde el banquillo durante el partido del Almazán y el Uxama.
LUIS ÁNGEL TEJEDOR

LUIS HDEZ. CASADO

Moisés Gutiérrez debutó en el banquillo del Almazán el pasado sábado en un partido señalado por las circunstancias particulares del propio equipo adnamantino, en zona de peligro, y por el rival, el Sporting Uxama, último clasificado, en un duelo provincial por alejarse de la zona baja de la clasificación. El empate final no ayudó a ninguno de los dos conjuntos, que han completado la primera vuelta de la competición de Tercera en posiciones preocupantes de la clasificación del Grupo VIII. El peligro se cierne sobre ambos y los rectores del Almazán han buscado en Moisés Gutiérrez la vía para encontrar la solución a sus graves problemas clasificatorios. El técnico aragonés ha aterrizado hace una semana en el campeonato de Castilla y León y todavía se encuentra en fase de conocimiento de la plantilla, del club, de los rivales y de la competición. Este parón le permite ganar algo de tiempo para trabajar en varias sesiones de entrenamiento y jugar un par de partidos amistosos con la intención de valorar a sus efectivos, conocer sus virtudes, detectar los defectos y las carencias del equipo y solicitar algún refuerzo. El objetivo es salvar la categoría y para eso se ha comprometido con los rectores sorianos.

«Todo fue muy rápido. Mantuve el primer contacto hace dos semanas, nos reunimos un par de veces y capté las necesidades del club. La intención es intentar levantar al equipo», relató ayer vía telefónica Moisés Gutiérrez en uno de sus desplazamientos desde Aragón a tierras sorianas. Del campeonato aragonés llega el nuevo técnico. «He entrenado de manera continua a equipos de Tercera durante trece temporadas. El pasado año al Teruel. Por diversas circunstancias no inicié la temporada en ningún equipo y ahora comienzo la decimocuarta con el Almazán. Para mí es una nueva experiencia al presentarme en un grupo nuevo, con nuevas expectativas y con la curiosidad lógica, pero con la intención clara de transformar esta experiencia en una diversión», destacó.

El nuevo técnico se ha encontrado en Almazán a «un grupo directivo comprometido, joven, ilusionado y a la vez preocupado por la situación del equipo», indicó. También con unas instalaciones deportivas «para las que no tengo queja» y con el encargo de «superar el bache en el que se han metido en la primera vuelta e intentar salir de la zona de los últimos cinco o seis equipos, por los arrastres, devolviendo la confianza del club con trabajo», añadió.

Después de una semana al mando del equipo, el técnico apuntó su desconocimiento del grupo. «Conocía a cuatro futbolistas. Para mí es una novedad. Hemos intentado rápidamente conocernos en las tres sesiones de entrenamiento programadas antes del partido con el Uxama. Esta semana hemos programado más entrenamientos y los partidos amistosos para ver a los jugadores y ponerme al día ya que estoy en desventaja», asumió el técnico, que sí ve solución a la situación del Almazán. «En situaciones peores hemos conseguido el objetivo de la permanencia. Todo pasa por el trabajo, el sacrificio y la solidaridad. Debemos disminuir el número de errores porque somos un equipo al que le cuesta marcar. Encajamos poco y debemos defender muy bien sin balón por lo que debemos trabajar el aspecto táctico y defensivo. Será fundamental para evitar recibir goles ya que nos cuesta marcar demasiado. Con dos partidos ganados únicamente, tenemos un déficit muy importante. También somos los que más hemos empatado, pero es solo un punto y se hace escaso», reconoció.

Durante este parón, el entrenador evaluará la plantilla para ver, primero, qué se puede reforzar, «es una obligación», confirmó. «Con 18 jugadores en la plantilla debemos completarla con dos o tres más», anunció Moisés que trabaja en localizar las carencias para luchar por el cometido de la salvación.

Outbrain