AÚPA NUMANCIA

Una lección para el futuro

El Numancia no supera en Logroño la defensa organizada y poblada de su rival y recibe un gol en una contra tras un error en la transición

Guillermo observa el balón durante el partido del pasado miércoles ante el Logroñés.
JUAN MARÍN

LUIS HDEZ. CASADO

Tranquilidad en el seno del Numancia después de sufrir el primer revés de la pretemporada en Logroño. Ni cuando el equipo de López Garai goleó al Huesca o superó al Alavés, ambos de Primera división, ni cuando no pasó del empate con el Burgos o perdió con el Logroñés, ambos de una categoría inferior, las conclusiones son definitivas. Todo se enmarca dentro de una pretemporada de pruebas para el inicio de la campaña el próximo 18 de agosto en Córdoba. Una probatura como la del pasado miércoles es bien recibida por la demostración de lo que puede presentarse en citas próximas de la temporada. Y es que el Logroñés ofreció una resistencia muy organizada en el plano defensivo que el Numancia no consiguió derribar. El conjunto riojano mostró una faceta defensiva a la que seguro el grupo de López Garai se enfrentará en alguna cita del curso y el ensayo de Las Gaunas servirá como una lección para esos supuestos.

El dominio ejercido durante casi todo el enfrentamiento se tradujo en varias ocasiones para los jugadores numantinos. La diferencia respecto a otros compromisos anteriores se centró en la falta de acierto. Con varias oportunidades meridianas para marcar, los jugadores se toparon con la defensa, el portero y el desacierto. Por primera vez en la temporada, se quedó seco de cara a la portería contraria cuando en las citas anteriores había logrado marcar siempre e incluso golear acreditanto nueve tantos en los tres encuentros de preparación previos. Esta circunstancia no preocupa si no pasa de ser algo puntual. Ni se sacó pecho con las victorias frente al Huesca y al Alavés ni tampoco se ve un problema por no superar a dos conjuntos de menor jerarquía. Todo se enmarca en el contexto de la fase de preparación, otro paso más en la puesta a punto para el objetivo del inicio liguero.

El trabajo para los próximos ensayos y sesiones de entrenamiento se puede encauzar en minimizar los errores en la salida del balón. Con un sistema con jugadores tan abiertos ensanchando el campo, una pérdida en la transición se traduce en una clara oportunidad para el rival de turno. El Logroñés se acercó en un par de ocasiones a los dominios de Gaizka Campos y en ambas oportunidades aprovechando una contra tras la recuperación de un balón. En una de ellas, anotó el único gol del partido para defender esa renta con una organizada defensa acumulando muchos efectivos en su área. El propio técnico del conjunto riojano, Sergio Rodríguez, valoró a la finalización del choque el trabajo defensivo de su equipo frente a un conjunto «tan dominador, de superior categoría y que exige mucho». «Lo importante es el aspecto solidario porque hemos sido capaces de defender a un equipo que lo lógico es que nos cree varias ocasiones de gol, como hizo», destacó. Por su parte, el entrenador numantino reconoció la dificultad de atacar a un equipo tan encerrado y organizado defensivamente, con un número alto de jugadores incrustados en su área, pero satisfecho con la respuesta de sus jugadores pese a la falta de acierto. Un paso más en la preparación en la que destaca también el incremento de minutos de competición para algunos de los jugadores. A falta de una prueba más para cerrar el calendario de amistosos, varios jugadores completaron una hora de partido que se añade a las continuas sesiones de preparación a falta de una semana para el inicio de la competición liguera.

Entrenamiento

La actualidad del equipo rojillo se centró ayer en la suave sesión de entrenamiento, de recuperación tras el partido del miércoles en Logroño, y en la evolución de los jugadores con molestias físicas. Diamanka, que disputó unos minutos en Las Gaunas, sigue con alguna molestia en la zona del tendón rotuliano que no le impiden seguir con la puesta a punto. Jordi Sánchez se incorporó al trabajo con el resto de compañeros y aumentó la carga de manera individual cuando todos habían finalizado. Juan Carlos se quedó al margen, igual que Alain Oyarzun, Unai Medina, Luis Valcarce, Dani Nieto y Adrián Ripa. La recuperación del capitán es uno de los aspectos a tener en cuenta para el inicio de la temporada, aunque se cree que no llegará a tiempo. La posición de lateral zurdo se encuentra en estos momentos con las bajas de Valcarce y Ripa por lo que en Logroño inició Marc Mateu el partido en ese puesto. La segunda parte del enfrentamiento con el conjunto riojano la jugó Álvaro Mateo, el futbolista vizcaíno fichado para el filial numantino que está realizando la pretemporada con el primer equipo y que en estos momentos es el único lateral zurdo específico en la plantilla. La vuelta de Ripa es complicada antes del arranque liguero una vez confirmada su lesión muscular.

Outbrain