VOLEIBOL

El Río Duero busca un equipo titular

Los celestes exprimen uno de los presupuestos más cortos de la Superliga para intentar hacerse «con tres o cuatro jugadores» que hagan competitivo el equipo

EL Río Duero, la última campaña.
LUIS ÁNGEL TEJEDOR

Sara I. Belled

Igor Silva, Jean Oriol, Graells y Osorio no comenzarán la temporada en el Río Duero. Se unen de esta forma a Francisco Fernández, que rescindió su contrato con el club soriano a mitad de temporada por falta de consecución de objetivos. Con la única llegada hasta el momento de Víctor Méndez, un prometedor central salido del Mediterráneo, el club soriano centra sus esfuerzos en exprimir el presupuesto para encontrar a esos «tres o cuatro» efectivos que suplan las carencias en el equipo titular.

Este objetivo, no obstante, es «complicado porque la situación económica que tenemos no ha mejorado en los últimos años». Explica el presidente del Río Duero, Alfredo Cabrerizo, que esta es una situación que unida a una recuperación de buena parte de los clubes de Superliga que no ha cuajado en Soria hace que a la entidad le esté costando este año «buscar jugadores en el mercado nacional».

Unos llegan y otros se van. La historia que se repite cada temporada ha pillado este año al Río Duero con cinco salidas, tres de ellas clave en un curso, el que se cerró a comienzos de este verano, que ha dejado el listón del voleibol en Soria muy alto.

Fran Fernández dejó la competición a mitad de temporada y Oriol partió a final de curso tras verse superado en la pista por un Loeches, recién renovado ahora, que se convirtió en la revelación del banquillo celeste. Receptor y colocador no jugaron por ello un papel clave en el equipo, como sí lo hicieron los otros tres pupilos de Manolo Sevillano que ya se han despedido de la capital del Duero. Los centrales Igor Silva y Albert Graells y el opuesto Gerard Osorio fueron tres de los pilares de un equipo compacto que cerró una segunda vuelta meteórica, echando un pulso incluso a los números de Teruel, Palma y Almería.

Con 361 puntos, Osorio, internacional con la selección, fue el mayor anotador del curso y el más efectivo en el saque directo (19 puntos). Graells y Silva, por su parte, no encontraron rival en el bloqueo (56 el catalán y 48 el brasileño).

Los números son destacados y en el club celeste son conscientes de que para poder ser competitivos han de hacerse con los servicios de jugadores llamados a tener una importancia definitoria en el equipo. «Estamos buscando un central, un opuesto, un receptor y un colocador que ocupen los huecos que han dejado el opuesto titular, el colocador titular...», apunta Cabrerizo.

UN NUEVO OSORIO
El cualquier caso, apunta Cabrerizo que les gustaría poder contar con algún jugador de renombre, como pudo ser el año pasado Gerard Osorio. «Siempre intentamos poder contar más o menos con jugadores importantes. El año pasado fue Gerard, pero ahora está complicado porque el 90% de los equipos de Superliga tiene un presupuesto mayor que nosotros y al final un jugador es un trabajador y escucha las mejores ofertas». Lamenta Cabrerizo que el club no está llegando «a donde ahora mismo está el mercado». Pero no tiran la toalla y se esperan al menos esas tres incorporaciones, quizá en las posiciones de central, colocador y opuesto, que den aire a una plantilla que el club está terminando de consolidar con las renovaciones oportunas.

UN APOYO PRINCIPAL
Comienzan por el mercado nacional -ya que el internacional se complica y encarece por los trámites necesarios-, aunque los alrededor de 180.000 euros que tiene el club celeste quedan lejos de los recursos de clubes como Teruel, que cuenta con una ayuda del Gobierno de Aragón que se va a los 220.000 euros, entre otros patrocinios, uno de ellos principal. Este es un extremo que hasta la fecha no ha podido consumar el Río Duero: «Hemos movido muchos hilos, hemos intentado varias cosas durante primavera y verano, pero por distintas circunstancias no hemos llegado a ninguna conclusión», lamenta Cabrerizo, que celebra el apoyo de los pequeños patrocinadores con los que cuentan.

A la situación hay que añadir que este año la bonificación a los residentes insulares para los vuelos pasa del 50% al 75%. Una diferencia económica que, explica el presidente, pueden utilizar tanto Vecindario como Palma para rearmar sus plantillas antes de comenzar la temporada el próximo 13 de octubre.

Outbrain