AÚPA NUMANCIA

Ripa asume el legado numantino

El defensa del CDNumancia ostentará la capitanía tras la marcha de Julio Álvarez y encara su octava temporada en el club soriano

Ripa será el primer capitán del Numancia la presente temporada.
LUIS ÁNGEL TEJEDOR

LUIS HDEZ. CASADO

Recién iniciada la pretemporada, Adrián Ripa encara su octavo año en el seno del CDNumancia donde escala un peldaño al asumir esta campaña la capitanía tras la marcha de Julio Álvarez, que se retira de la práctica del fútbol profesional. El aragonés recibe el legado numantino. Nuevo rol. «Si para mí es un orgullo defender el escudo y la camiseta del Numancia, imagínate ser primer capitán. Estoy contento e ilusionado. Voy a trabajar para hacerlo lo mejor posible para mis compañeros y para el club. He tenido grandes profesores aquí como Txomin Nagore, Javi del Pino y Julio Álvarez. Grandes capitanes que me han enseñado y me han apoyado en todo, además de César Palacios, que no lo he tenido de capitán, pero lo tengo al lado y me da consejos. De todos ellos meto sus enseñanzas en la batidora y saco lo mejor. He aprendido mucho», explicó Ripa. Su labor pasará por «conseguir un buen ambiente, un buen grupo en el vestuario, que nos llevemos bien y a partir de ahí crecer. El sentimiento y los valores del Numancia, que nos han inculcado desde hace mucho tiempo estos capitanes anteriores que lo dieron todo por el club, los he aprendido de ellos y debo transmitirlos a los compañeros y decirles que este club no lo defiende cualquiera y que deben aprovechar la oportunidad», señaló.

Ripa recibe el legado numantino. Se convierte en el referente tras la marcha de Julio Álvarez. «Solo quedábamos Julio y yo desde que llegué. Por desgracia, Julio lo tiene que dejar por el tobillo y quiero darle todos los ánimos del mundo porque colgar las botas es un paso difícil. A todos nos llegará ese momento y empatizando con él, todo el ánimo y el cariño desde la plantilla y el club», apuntó el lateral zurdo, que mira al vestuario y ve un grupo joven. «Es una plantilla joven, esto quiere decir que vienen con unas ganas e ilusión tremendas. Con la intención de ganarse al entrenador desde el primer día. No tenemos ninguna queja porque se están comportando de maravilla y buscan ganarse un hueco en el fútbol profesional», subrayó.

La fase de preparación es uno de los momentos importantes de la temporada. Casi sin tiempo de asimilar lo vivido el pasado curso. «Empezamos la pretemporada llena de ilusión, con muchas ganas de seguir lo que vivimos la temporada pasada, ese bonito sueño, hacerlo más duradero y empezar con trabajo y con la ilusión de hacer algo grande. Es muy complicado repetir, pero para eso estamos, para trabajar día a día, para hacer un vestuario unido, todos a una, con el nuevo entrenador, con el que ya estamos trabajando cosas nuevas, y poco a poco perfilar el equipo y lo que quiere. Ha venido con las ideas claras, desde el primer día nos ha dicho lo que quiere. Hemos trabajado táctica desde el inicio y estamos contentos por saber lo que quiere el míster y pondremos todo de nuestra parte para lograrlo», comentó el capitán, que destaca el protagonismo del balón dentro de la idea de juego del entrenador. «El balón es el tesoro del fútbol. Todos queremos tener el balón y es en lo que estamos trabajando: mantenerlo y jugar desde atrás. A todos nos gusta ese fútbol y veremos si somos capaces de elaborarlo aunque sabemos que en Segunda división también lo tendremos que sacar del campo alguna vez», reconoció.

Mismos objetivos

Los objetivos antes de comenzar pasan por el mismo discurso: permanencia y ambición posterior, como ocurrió en el último ejercicio. «Conocemos los valores del Numancia. Pelearemos todos los partidos. Ya el año pasado dijimos que no sabíamos, por calidad, dónde estaríamos, pero por actitud, por correr y dejarnos todo en el campo seremos de los tres primeros. Nos dejaremos todo en el campo y luego ha venido gente con mucha calidad que nos aportará y a partir de ahí crecer. Iremos partido a partido para alcanzar el primer objetivo, mantener la categoría, que cuesta mucho, y luego ver hasta dónde podemos llegar. Lo primordial con un cambio de entrenador, que quizás nos cueste al principio, es sacar esto adelante y partido a partido ya nos pondremos metas», aclaró.

La experiencia del pasado año fortaleció la relación entre el equipo y sus seguidores. «Para nosotros la afición es lo más importante que hay porque bajan a Los Pajaritos a animar. En casa hemos sido el mejor equipo de Segunda y la gente, estoy seguro, que se enganchará y bajará al estadio a animar. Nosotros daremos todo para que ellos se sientan orgullosos», adelantó el capitán, que afronta la temporada desde cero. «Me siento bien, como un joven más. En una temporada puede ocurrir de todo, como este año que yo me lesioné frente al Real Madrid y luego Luis se rompió la rodilla por lo que llegó otro compañero como Saúl. Desde que entró, yo participé poco porque lo hizo muy bien y no porque estuviera lesionado. Solo estuve parado un par de partidos, el de vuelta con el Madrid y frente a la Cultural leonesa fuera de casa. El míster decidió no ponerme. No estaba lesionado. Solo estuve fuera por lesión cuando caí con el Granada. Si no he jugado ha sido por decisión técnica. La temporada se ha completado con 52 partidos y lesionado habré estado siete y ocho», reconoció Ripa, que se centra en esta fase de la preparación. «Es lo más importante en este momento, de cara a un año que nos espera como el pasado, largo, con muchos partidos, con la Copa y en el que queremos llegar lo más lejos posible. Es pesado pero queremos jugarlos y habrá un equipo para dar el callo como el año pasado», finalizó.

Outbrain