VOLEIBOL

El Sporting acepta el reto de Primera

Los sorianos, invictos el pasado curso, ejecutan el ascenso y trabajan para cerrar apoyos que les permitan ser competitivos

Uno de los partidos del Sporting en casa en la pasada temporada.
MARIO TEJEDOR

Sara I. Belled

El Sporting Club de Voleibol Soria ha aceptado el reto de la Primera división de voleibol, la tercera categoría estatal. El club soriano, que terminó invicto el pasado curso en Segunda, realizó la inscripción a finales de junio y ha confirmado su presencia en la competición una vez que la Federación Española ha enmarcado a los sorianos en el grupo centro, que tiene unos desplazamientos asumibles, no sin esfuerzo, por el club. Comenzarán la pretemporada en septiembre con los fichajes, hasta el momento, de Pablo Mugarza y Daniel Sanz, ya conocidos en la disciplina en Soria. Además, con una plantilla de 16 y un máximo de 14 fichas, tendrán que realizar descartes.

«Esta es una liga muy competitiva, pero confiando en los refuerzos y si podemos mantener el juego del año pasado, sin renunciar a nada aspiramos hacer un buen papel», destaca Fernando Soria, capitán del Sporting. Para ello tenía que pasar una cosa fundamental: que los desplazamientos fueran asequibles.

Todo se puso en marcha a mediados de junio. César Gonzalo, el presidente, viajó a Madrid para ver si en la federación podían aclararle en qué grupo jugarían los sorianos. «Lo peculiar que tiene la federación es que primero haces la inscripción, pagas la fianza, una cantidad importante alrededor de 3.000 euros, y una vez que están inscritos todos los equipos en Primera rehacen geográficamente los tres grupos y a partir de ahí te dicen». De haber terminado, por ejemplo, en el grupo catalán, los sorianos no habrían podido aceptar el reto de la Primera división, pero terminaron en un grupo centro renovado que cuenta con 10 equipos. Son dos extremeños, Don Benito y Miajadas; tres castellano y leoneses, Burgos, Valladolid y el propio Sporting; dos vascos, Vera Vera y Galdácano, y tres de Madrid, Colmenar, Rivas y Alcorcón.

El Viernes de Toros hicieron frente a la fianza y el pasado miércoles tuvieron la última reunión con el equipo. «Hablamos del calendario y sobre todo de temas de jugadores y fichas». El año pasado el número era ilimitado, pero al depender la Primera división de la Federación Española este curso el número de jugadores es limitado. Tras algunas bajas por falta de la disponibilidad que requiere esta categoría, el equipo cuenta con 16 efectivos, pero tienen que quedar 14. Una vez que empiece la pretemporada, en torno a septiembre, el entrenador Samuel Moreno realizará dos descartes.

Sí han realizado ya dos incorporaciones, ambos conocidos en el voleibol soriano y que han jugado con el Río Duero. Se trata del receptor Pablo Mugarza, que puede realizar las labores de opuesto, y Daniel Sanz, ya recuperado de los problemas físicos que arrastraba y quien con Luis Rodrigo «pueden formar la pareja de centrales más competitiva de la liga», asegura Soria.

Enfrente se encontrarán a nueve equipos nuevos y uno ya conocido, el Galdakao, que fue tercero en la Segunda división que arrasaron los sorianos sin perder un solo encuentro. Entre los integrantes de este grupo A de Primera, Fernando Soria destaca al Valladolid y al Miajadas, dos equipos de descienden de Superliga 2. «También conocemos a Burgos, un equipo que históricamente ha estado en esta categoría». Igual que Alcorcón o Vera Vera, que apuntan a la zona alta de la tabla.

La clave, en cualquier caso, será el apoyo económico necesario que necesita el club para poder ser más competitivos en la categoría. Soria calcula que el mínimo para hacer frente a esta Segunda división son 15.000 euros. «Seguimos contando como siempre con el Bar Teruel, al que estamos muy agradecidos, pero queremos cerrar un par de apoyos más».

El comienzo de la competición será el 20 de octubre y los sorianos viajarán a Don Benito, Badajoz, para enfrentarse a un recién ascendido. Se estrenarán en casa una semana más tarde frente a Galdakao.

Volverán de este modo a una competición en la que ya estuvieron hace siete años y en la que se entrenaron en 2005. Estuvieron, de hecho, a punto de pasar a la fase de ascenso a Superliga. Partirán este año con la misma ambición.

Outbrain