GASTRONOMÍA - RESTAURANTE DUQUE

El sonido de la cocina de Medinaceli

Ángel y Laura, hoy al frente del Duque, junto al piano que decora el comedor del restaurante, y algunos platos representativos de la carta
ARGI

JAVIER PÉREZ ANDRÉS

En esta región de tanto kilometraje, cuesta mucho que lleguen los ecos de la cocina de las esquinas del mapa. Sin embargo, algunas llevan sonando desde hace medio siglo, como es el caso del restaurante Duque de Medinaceli, al sur de la provincia de Soria. Este restaurante ha logrado mantener la comanda durante tres generaciones, con una cocina que ha experimentado cambios en la última década, de la mano del joven cocinero Ángel Cortés, hijo y nieto de una saga de hosteleros ocelitanos. Él ha dado el aire actual, tanto en el nuevo comedor, como en los platos. Destacan sus croquetas de hongos, sus canelones de pato, el hojaldre de huevo a baja temperatura con salsa carbonara y caviar de trufa, o el micuit casero. En el diseño intervienen productos sorianos por excelencia, como las setas, los hongos, el hígado graso de pato, los torreznos y las verduras.

Además de Ángel, la presencia en la cocina de sus padres –Ángel y Esther– garantiza la existencia de platos de corte tradicional, como las pochas, la perdiz escabechada, el cochinillo, las carnes rojas y los pescados, desde las cocochas a los salmonetes fritos. En el capítulo de postres, Ángel se esfuerza sorprendiendo con espumas, chocolates y helados. Aquí se puede comer por 25 euros a la carta, aunque mantiene un menú del día de lunes a viernes.

Este restaurante está situado a la entrada de Medinaceli, en el Barrio de la Estación, desde el que se divisa la silueta de la bimilenaria Medinaceli y su célebre Arco romano. Sin duda, un restaurante que mantiene un buen nivel de servicio, familiar y profesional. Su decoración intercala las antigüedades de la familia con mobiliario moderno, creando el clima de un establecimiento de toda la vida, donde hoy Ángel Cortés y Laura Luna –ella se encarga de la sala– recogen la herencia de una familia cuyo listado de nombres ya forma parte de la historia reciente del sur de Soria, con el abuelo Ángel Cortés a la cabeza, sus hermanos Nicolasa, Victoria, Milagros y Joaquín, y su sobrino Jacinto, fundadores del restaurante en 1962.

Outbrain