GANADERÍA

La sequía adelanta el esquileo de ovejas

Agustín Postigo, ganadero soriano, explica que las altas temperaturas y la ausencia de lluvias hace que se tenga que quitar la lana cuanto antes a los animales, porque se empieza a secar y a mermar e incluso algunas ovejas la pierden

Esquileo de ovejas en la explotación ovina de Agustín Postigo.
V. GUISANDE

La falta de precipitaciones en esta primavera no sólo está influyendo negativamente en los cultivos de cereal de invierno y en las siembras de girasol, sino también en el estado de los pastos y de la lana de las ovejas. De esta manera, las tareas de esquileo tienen que adelantarse este año al menos una semana en este mes de mayo, según confirma Agustín Postigo, ganadero de la Junta Agropecuaria Local de Soria. En otras zonas de la Comunidad y del país más calurosas y ubicadas más al sur que Soria ya se está llevando a cabo esta tarea y en pocos lugares se llevará a cabo el esquileo entrado junio.

El hecho de que en el comienzo de la primavera a haya hecho muy buen tiempo y haya venido tan seco hace necesario que a las ovejas se les tenga que quitar el pelo cuanto antes. «La lana de las ovejas, con las altas temperaturas que estamos teniendo, se tiende a secar e incluso en muchas ovejas se merma y comienzan a perderla, por naturaleza», comenta el ganadero. Asegura que en Soria se suele cumplir el dicho de «hasta el 40 de mayo no te quites el sayo», pero que es mejor realizar el esquilado cuanto antes para que no se estropee ni se pierda la lana.

Por lo general, las ovejas que han pastado en un terreno con una temporada de otoño-invierno más lluviosa han comido mejor y su piel es más grasa y blanda, por lo que la lana tiene mejor calidad y es más fácil de cortar que las de las zonas donde casi no ha llovido.

El ganadero soriano asegura que «antes con la venta de lana se sacaba el jornal y era un buen negocio pero ahora sirve para salvar los gastos del esquileo». En su explotación de ovejas castellanas se obtienen 2 kilos de lana por oveja, que se comercializan en Valladolid, como en muchas otras explotaciones de ovino de la provincia de Soria. «Parece que ahora a la lana se le da salida en el mercado Chino», indica.

A las ovejas cuesta esquilarlas de 1,25 a 1,35 euros por cabeza y se sacan en torno a 0,80 euros por kilo, más o menos como el año pasado.La lana más cara es la de oveja merina, por encima de la castellana y aragonesa, ya que oscila entre los 1,65 y los 2,30 euros el kilo. Agustín Postigo asegura que ahora los precios son buenos, pero que «hace unos años la lana no valía nada». De esta manera, se trata de un complemento para costear los gastos del esquileo y el negocio se sustenta con la producción de carne.

En la explotación de este ganadero soriano se contrata el esquileo a través de una empresa y lo lleva a cabo una cuadrilla de unas seis personas. En este caso, son profesionales uruguayos que llegarán en torno al 20 de mayo, mientras que otros años lo hacían a partir del 25 de este mes. Los esquiladores están ahora en plena campaña desde mediados de abril y se estima que un millar de personas se dedican a esquilar ovejas durante estos meses en España. Los esquiladores uruguayos son un grupo importante dentro de la cifra total, en torno a unos 200 para la campaña de este año.

Outbrain