Covaleda celebrará una segunda caldereta el día de la Feria Ganadera

Tendrá lugar el 8 de septiembre en El Cubo y no tendrá coste alguno para los vecinos

Raquel Fernández

La localidad pinariega de Covaleda llevará a cabo la celebración de una segunda caldereta popular, tras no poder disfrutar de la primera en el último día de las fiestas en honor a San Lorenzo, el pasado lunes 13 de agosto, como consecuencia del mal estado que presentaba la carne que suministró la empresa contratada este año, y de la que el propio Ayuntamiento no ha querido que trascienda públicamente el nombre de la misma.

El Consistorio de Covaleda se vio obligado a retirar, por orden expresa del veterinario, más de 600 kilogramos de producto, «primero diez cajas de carne antes de cocinarla, unos 300 kilos, que olían mal e incluso tenían moho y, después una vez ya cocinado, seis calderas llenas, que serían otros 300 kilos o incluso más», aseguraba el propio alcalde de la población pinariega, José Antonio de Miguel, en la mañana de la caldereta.

Y es que en este último día de fiestas, Covaleda puede llegar a repartir hasta 6.000 raciones de este plato típico con el que se pone punto y final a los festejos. Sin duda, una de las más multitudinarias de toda la comarca de Pinares. El Ayuntamiento compró un total de 1.850 kilogramos de carne para ese día de los cuales hubo que retirar esos más de 600 kilos que se encontraban en mal estado.

El primer edil asegura que lamenta profundamente lo sucedido. «Es una situación desagradable, nadie quiere ver empañado el último día de fiestas, pero si se retira es por la salud de los vecinos», indica. De Miguel anuncia que se hará otra caldereta popular y que, por supuesto, «no tendrá ningún coste para los vecinos ni para el Consistorio» de la localidad.

Covaleda podrá disfrutar por fin de su caldereta popular en el paraje de El Cubo el sábado 8 de septiembre, coincidiendo con la celebración de la Feria Ganadera que se lleva a cabo todos los años, reuniendo a todo el sector ganadero en una fiesta ya consagrada para la población y que se completa con numerosas actividades destinadas a todos los públicos.

De Miguel ha explicado que «todavía están pendientes las conversaciones con la empresa distribuidora de la carne». Además, ha confirmado que nadie se ha puesto enfermo tras ingerir alguna de las porciones de caldereta repartidas ya que «lo que se cocinó estaba en perfectas condiciones». «De no ser así no se hubiera dado a la población, nunca pondríamos en riesgo la salud de la gente, y muestra de ello es que siempre antes de una comida popular se revisan sanitariamente todos los productos que se van a utilizar y, en caso de duda, acude el veterinario, como sucedió en la caldereta», explica.

El Ayuntamiento pronunciará en estos días un bando para informar a toda la población de que habrá una segunda caldereta popular y de cuándo se repartirán los vales de las raciones.

Outbrain