TARDELCUENDE

Última jornada festiva con sabor a caldereta

Los vecinos disfrutaron de un intenso día en el que no faltó la concurrida comida popular

Numerosas familias disfrutaron de la caldereta popular.
L.A.T.

HDS

Los vecinos de la localidad de Tardelcuende despidieron ayer sus Fiestas en honor a la Virgen del Rosario y San Esteban Protomártir después de cuatro intensas jornadas en las que la programación no ha dejado hueco para el aburrimiento. La comida popular, la caldereta, fue el acto central del día, ya que en torno a las diferentes mesas se congregaron numerosos vecinos que cogieron fuerzas para disfrutar de las actividades vespertinas.

Y es que la jornada había dado comienzo temprano, con el almuerzo amenizado por la charanga Komo Kieras a las 7.30 horas, tras el cual dio comienzo la tradicional gallofa, donde los jóvenes de la localidad recorrieron las casas, puerta a puerta, para pedir alguna ayuda económica con la que sufragarse las fiestas.

Posteriormente se celebró la misa de difuntos y el lanzamiento de bombas japonesas.

Ya por la tarde, y tras coger fuerzas con la caldereta, a la que acudieron numerosas familias, los más pequeños disfrutaron del parque hinchable acuático montado en las piscinas mientras los adultos disputaron los campeonatos de mus y brisca celebrados en el polideportivo.

Los más nocturnos se alargaron hasta la madrugada al son de la verbena, en cuyo descanso se celebró la tradicional carrera de pollos.

Outbrain