INFRAESTRUCTURAS

La apertura de la cárcel y del Centro de Referencia es una «prioridad absoluta»

Barcones remarca que «no entiende» que se hagan inversiones «para estar cerradas»

J.S. /Soria

La apertura de la nueva cárcel de Soria y el Centro de Referencia estatal ubicado en la Avenida de Logroño es una «prioridad absoluta» para el Gobierno, según trasladó ayer la delegada del Ejecutivo en Castilla y León, Virginia Barcones. En este sentido asegura que se están realizando «todas las gestiones» para que la apertura se produzca «a la mayor brevedad posible», aunque no ofreció fechas concretas.


La delegada del Gobierno se mostró crítica con los anteriores responsables del Ejecutivo al asegurar que no entendía «la forma de gestionar en la que se hacen grandes inversiones y grandes edificios para tenerlos cerrados siete años». «Nadie se compra una casa y la tiene cerrada siete años, hay un coste de mantenimiento, y desde luego, para el subdelegado Miguel Latorre y para la delegada del Gobierno es una prioridad absoluta que se produzca la apertura tanto de la cárcel como del Centro de Referencia».
Barcones insistió que para la provincia de Soria también es «una prioridad» que los dos edificios «empiecen a prestar sus servicios a la mayor brevedad posible».


Hay que recordar que tanto la cárcel como el Centro de Referencia tenían anunciada su puesta en servicio para el presente año. Lamentablemente, diversos problemas administrativos y retrasos impedirán que se cumplan esas fechas y que, presumiblemente, no comiencen a funcionar hasta el año 2019.
En el caso del Centro de Referencia, cuya primera piedra se colocó a finales de enero de 2009, el problema reside en la contratación de la veintena de profesionales que trabajarán en el complejo. El ministerio de Hacienda informó desfavorablemente a la propuesta de ampliación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) necesaria para la contratación del personal. Este informe se emitió antes de la entrada del PSOE en La Moncloa. Desde finales del mes de julio, cuando se hicieron públicas las trabas de Hacienda, se está trabajando en la búsqueda de soluciones que permitan la contratación del personal.
No obstante, parece complicado que el incremento del gasto necesario para cubrir los salarios de los trabajadores pueda incluirse en el presente ejercicio económico por lo que el aumento de la RPT debería quedar reflejado en los próximos Presupuestos del Estado.


La situación de la cárcel también está afectada, entre otras cuestiones, por un problema administrativo. El expediente para las expropiaciones necesarias para la construcción del colector caducó el pasado mes de abril. El nuevo expediente ya está en marcha, pero para darle una mayor agilidad desde el PSOE han anunciado que está previsto declararlo carácter urgente para acelerar los plazos. Esa declaración, que depende del Consejo de Ministro, permitirá también que las obras puedan desarrollarse de forma paralela al procesos expropiatorio.


También queda pendiente la dotación de mobiliario. A finales de julio desde la Subdelegación se informó que el mobiliario básico sería construido por internos de las cárceles españolas. Se estima que el proceso durará uno seis meses mientras que la construcción del colector se extenderá durante unos ocho meses.
Una vez terminadas esas cuestiones todavía restaría un aspecto más para proceder a la apertura del nuevo centro penitenciario de Soria, la dotación de personal. En este caso, desde Subdelegación se desveló que Instituciones Penitenciarias ha solicitado más de un millar de plazas aunque la decisión final corresponderá a Hacienda. La previsión es que la nueva cárcel inicie su apertura por módulos y trasladar a los internos que cumplen condena en el actual centro penitenciario de la provincia.

Outbrain