EL BULLICIO

Un colectivo muy familiar y que crece

La peña dispone de un pequeño local en el barrio de Los Pajaritos para cuestiones organizativas y organiza distintas actividades y encuentros a lo largo del año

Representantes del Bullicio en el chiringuito de Valonsadero.
DANIEL RODRÍGUEZ

El Bullicio es otra de las seis peñas sanjuaneras que aportan animación y colorido a las fiestas de San Juan, este año con la charanga Los Mataos, de Valencia. Son más de 450 socios (los socios nuevos pagan 200 euros y los veteranos 90 y 80 euros) y tienen su sede en un local propio, en la calle Cuenca, en el barrio de Los Pajaritos. Una de las novedades es que se ha suprimido la verbena que organizaba la peña El Bullicio en la plaza del Salvador, un acto en el que colaboraba el Ayuntamiento.

La peña dispone de redes sociales y página web, así como un grupo de difusión a través de WhatsApp para mejorar las cuestiones organizativas y poder informar a los socios de las actividades y encuentros. Los adultos llevan pulsera identificativa en los días de fiestas.
En las fiestas de San Juan se organiza una cena el Sábado Agés, además de un vino español el Jueves la Saca. La directiva avanza que habrá novedades y sorpresas para todos los socios. Y también el jueves se visita la residencia de mayores Fuente del Rey, donde comparten música y bailes con los residentes a la llegada de Valonsadero. En el resto del año, se organiza una semana cultural, una convivencia en Navaleno y una champanada en Navidad, además de otras celebraciones.

La peña está presidida este año por Mª José Hernández, y su marido, Roberto Revilla, ocupa el cargo de vicepresidente. «Llevaba unos años queriendo ser presidenta y por fin ha podido ser en 2017. Supone mucho trabajo, porque cada vez hay más socios, pero hace mucha ilusión», comenta la presidenta, quien avanza que para 2018 todavía no hay candidatos propuestos.
También para Mª José Hernández es importante que haya un continuo flujo de participación de peñas hacia las cuadrillas y ella es un ejemplo, ya que fue jurada hace varios años. «Las fiestas sin las peñas no son nada y cada vez hay más unión con las cuadrillas y más consideración, ya que se da cabida a las peñas en muchos actos. Todos tenemos que pensar en el beneficio de las fiestas», explica. Para ella, vivir las fiestas en una peña como El Bullicio te ofrece la posibilidad de «estar en todo, vivir las fiestas de verdad, de día...».

La presidenta lleva ya 28 años en la peña y llegó a ella por su marido. «Cuando comenzamos a salir él llevaba 14 años en el Bullicio y yo uno en la Poca Pena, por lo que pesó más el tiempo que llevaba él... Y no me arrepiento. Nuestros hijos también son del Bullicio los tres, desde que tenían pocos meses», detalla. A los socios del Bullicio, Mª José Hernández les anima a que «disfruten y vayan a todo, sobre todo a los desfiles, porque hay que estar para unas cosas y para otras, para la diversión y para la obligación». Y podría decirse que David Wagner, el americano, es uno de sus símbolos de esta formación, de la que ha sido presidente y a cuyas filas no falta ningún San Juan.
Sobre la creación de una Federación Interpeñas, la presidenta asegura que sería una gran opción y que el encuentro de mayo tendrá continuidad casi seguro. En cuanto al cambio de ordenanzas, es partidaria de «no tocar» los usos y costumbres y mantener cuestiones como las figuras de jurado y jurada. La presidenta del Bullicio de 2017 también respalda la participación abierta a la ciudadanía en el proceso.

LA PEÑA

Origen: Fundada en 1965 por un grupo de amigos del Club de Atletismo Alto Duero. Sus primeros presidentes fueron Vidal Hernánez del Río, José P. Martínez Cuesta y Fernando Ruiz Jiménez,

Vestimenta: Pantalón y camiseta blancos y chaleco y fajín azules.

Sede: Local propio en la calle Cuenca (Pajaritos).

Componentes: Unos 450 socios.

Outbrain