SOCIEDAD

Una jornada para apadrinar murciélagos

Asovica y AMAR Soria organizan una actividad el sábado en El Pinarcillo de Valonsadero para que la ciudadanía pueda comprar cajas que sirvan de refugio para estos animales

Natalia Briongos y Manuel Meijide durante la presentación de la campaña ‘Apadrina una colonia de murciélagos’.
MARIO TEJEDOR

J.RAMÓN RODRÍGUEZ

Dos son los objetivos de la singular actividad programada por el grupo Asovica Fadess, junto con la Asociación Amigos de los Mamíferos, de los Anfibios y de los Reptiles (AMAR Soria), inmerso en un año especial coincidiendo con su 25 aniversario. Agradecer a la sociedad los 25 años de andadura y destacar la importancia que tiene para Asovica la conservación del medio ambiente y, en particular, de los murciélagos como especie vulnerable es la finalidad de la jornada organizada para el próximo sábado en El Pinarcillo de Valonsadero bajo el título Apadrina una colonia de murciélagos.


La gerente de Asovica, Natalia Briongos, y el presidente de la Asociación Amigos de los Mamíferos, de los Anfibios y de los Reptiles (AMAR Soria), Manuel Meijide, explicaron que con esta iniciativa, que incluye también una charla, pretenden concienciar sobre la importancia de preservar esta especie amenazada a través de la colocación de cajas-nido que ejercerán como refugios para preservar estos animales considerados «eficaces insectívoros».


Briongos señaló que Apadrina una colonia de murciélagos es consecuencia del compromiso «de Asovica de preservar el medio ambiente a través de una jornada de convivencia, abierta a la toda la sociedad».
El presidente de la Asociación Amigos de los Mamíferos, de los Anfibios y de los Reptiles (AMAR Soria) explicó que el sábado se podrán adquirir cajas-nido a un precio de 20 euros como una forma de apadrinar y permitir a los murciélagos tener un refugio que supla aquellos lugares naturales que albergan a estos animales y que han desaparecido.


Meijide indicó que los murciélagos son unos animales nocturnos que pueden verse ahora en verano y de los que en la provincia de Soria existen hasta 25 especies, entre ellas una o dos que él definió como «raras».


El representante de AMAR Soria precisó que estos animales, de los que dijo que la ciudadanía suele tener «miedo e, incluso, animadversión porque son animales feos y que por ello no gustan», suelen meterse en fisuras de rocas, árboles, edificios y monumentos antiguos, si bien cada vez tienen mayores obstáculos para crear colonias porque en los inmuebles nuevos hay menos huecos.


En este sentido, Meijide abundó en que ante esa falta de huecos, junto a ventanas y persianas de edificios en las ciudades, se van a facilitar esas cajas-refugio que se pondrán a disposición de la ciudadanía al mencionado precio. Las personas que adquieran las cajas podrán llevárselas o dejarlas en el monte Valonsadero.


Meijide precisó que las cajas-refugio se colocarán a una altura de cuatro o cinco metros donde podrán criar o ser un lugar de paso. El presidente de AMAR Soria señaló que los resultados de la colocación de estas piezas de madera se verán a medio plazo, de hecho desde la asociación se realizará un control con el fin de saber si la caja está siendo útil y si pasado un año entran los murciélagos.


Así, durante la jornada del sábado, los asistentes al monte Valonsadero podrán conocer de primera mano de los representantes de la Asociación Amigos de los Mamíferos, de los Anfibios y de los Reptiles la importancia de preservar este animal que, dependiendo de la especie, puede llegar a comer de 600 a 2.000 insectos por hora.


De hecho, Meijide insinuó que los jardines de las casas era un sitio ideal para colocar este tipo de cajas-nido, que irán marcadas con un número, ya que los murciélagos eliminan insectos y moscas. «Esta es una actividad llevada a cabo en España desde hace varios años», aseguró Meijide, quien matizó que es la primera vez que se realizará en Soria y que en Castilla y León también se desarrolla en Valladolid y León.
En cuanto a las posibilidades de que aniden en los refugios, el presidente de AMAR Soria indicó que: «Si de diez cajas-nido es ocupado el 30%, ya se considera un éxito. Si vemos que en un tiempo no ha sido habitada, hay que cambiar de sitio, ya que puede ocurrir que nos les guste nada su ubicación o que sencillamente en la zona no hay murciélagos».


Briongos subrayó que, de esta manera «tanto Asovica como AMAR Soria pretenden, con una manera sencilla de educación ambiental, acercar al público general la naturaleza de los murciélagos y la importancia de preservar esta especie que ha perdido o está perdiendo sus refugios naturales dentro de la provincia de Soria».

Outbrain