Heraldo-Diario de Soria

Deportes

AÚPA NUMANCIA

Un error desequilibrante

El Numancia pierde en Oviedo en una acción desafortunada de Villalba y aplaza a las próximas semanas la permanencia / La siguiente jornada sumará los tres puntos del Reus

20/05/2019 PEDRO PASCUAL (ÁREA 11). Oviedo

Fran Villalba en una acción de juego durante el partido disputado entre el Real Oviedo y el Numancia.Fran Villalba en una acción de juego durante el partido disputado entre el Real Oviedo y el Numancia.

ÁREA 11

Solo un error podía desequilibrar un partido soporífero y, para desgracia del Numancia, un mal despeje de Villalba permitió al Oviedo marcar el único gol del encuentro, finalizado con 1-0. Los dos equipos hicieron lo poco que pudieron y los puntos se quedaron en casa, dejando a los sorianos en una posición complicada.


Medina volvió a la alineación inicial tras tres jornadas fuera, aunque lo hizo en una posición más adelantada de lo habitual, en el centro del campo. El resto del equipo, sin cambios respecto a la última jornada.


El Oviedo quiso intimidar en el inicio del partido y salió dispuesto a encerrar al Numancia en su área. Poco después del primer minuto, Ibra envió el balón al lateral de la red un pase de Johannesson. Primer aviso al que Escassi respondió a continuación con un remate de cabeza que se fue desviado. Los dos equipos necesitaban la victoria y dejaban muestras de ello desde el principio.


Unos minutos de toma y daca, con más presencia del Oviedo en área rival, dieron paso a una jugada trenzada del Numancia, aunque un poco embarullada, que finalizó con disparo alto de Higinio desde la frontal. Los de Aritz López intentaban sacudirse el dominio local, aunque el Oviedo respondió con una jugada en la que Ibra no llegó por poco en el área pequeña para finalizar el pase de Bolaño. Carlos Gutiérrez estuvo a punto de marcar al rematar de cabeza pegado a la base del poste un saque de falta de Villalba, pero Champagne estuvo atento y evitó el gol.


A la media hora, Tejera puso a prueba a Juan Carlos con un disparo colocado abajo en un libre directo desde 20 metros, pero el cancerbero numantino anduvo listo para despejar el esférico. El aburrimiento protagonizó el partido hasta llegar el descanso, con los dos equipos perdidos en un exceso de precauciones que impedía pisar el área rival o, de hacerlo, sin convicción. El partido en la sobremesa solo invitaba a la siesta.


La vuelta de vestuarios no parecía cambiar mucho las cosas, pero a los dos minutos, tras un córner botado por el Real Oviedo, Carlos Hernández llegaba a rematar en el segundo palo un balón mal despejado por Villalba. El esférico se envenenó y se dirigió a su propia puerta, donde apareció el defensor carbayón para inaugurar el marcador. Otro error de Ganea en el despeje a punto estuvo de costar un disgusto en los minutos posteriores, de desconcierto numantino.


El Oviedo controlaba por incomparecencia del Numancia, que solo intentaba algún zarpazo esporádico, como un lanzamiento lejano de Higinio que no encontró su objetivo. A los once minutos, Yeboah saltó al campo por Medina, en busca de profundidad, pero el Oviedo comenzó a jugar a placer, con el marcador a favor y aprovechando el intento soriano de ir a por el empate.

Espectador de lujo

Un error local en el despejo dejó al Numancia la opción de un saque de esquina cuando se llevaba una hora de juego, pero el balón acabó mansamente en las manos de Champagne, espectador de lujo del choque. Higinio llevó a continuación una contra, con pase al hueco a Yeboah, que se quedaba solo ante el meta local, pero el envío no fue acertado. La respuesta ovetense no tardó en llegar en una contra, pero Berjón no acertó en su disparo desde la frontal. Tampoco dos minutos más tarde de la misma manera, justo antes de que Guillermo saltase al campo sustituyendo a Higinio. Aritz López gastaba munición metiendo dos puntas en el campo para intentar neutralizar la desventaja.


Ganea intentó desde 20 metros sorprender a Champagne en una de la spocas jugadas de ataque del Numancia, a los 74 minutos, pero el disparo salió muy centrado a la posición del meta y sin la necesaria potencia. Como contestación, el Oviedo volvió a poner cerco al área con una buena jugada de Berjón que acabó en córner, botado sin consecuencias. En la continuación, el balón llegó a Yeboah en la derecha del ataque numantino, pero su lanzamiento, tras pegar en Carlos Hernández, acabó en el lateral de la red. El saque de esquina se fue a manos de Champagne. La jugada dio ánimos al Numancia, que volvió a la carga con un disparo de Guillermo que se fue desviado.


El Oviedo siguió aprovechando las contras y Mossa, nada más salir al campo por Saúl Berjón, remató de cabeza un pase de Bárcenas, aunque siN fuerza. Los azules siguieron acosando la meta de Juan Carlos, por fortuna para los intereses del Numancia sin acierto, aunque de poco le sirvió.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

Heraldo-Diario de Soria ~ Mobile