Heraldo-Diario de Soria

Deportes

C.D. NUMANCIA

El Numancia respira

Los rojillos ganan al Alcorcón y dan un paso de gigante para conseguir la salvación / David Rodríguez abrió el camino con un tanto psicológico y Escasi sentenció con un golazo de falta

12/05/2019 Félix Tello

Escassi celebra el golazo que le daba la tranquilidad al Numancia en su victoria ante el Alorcón.Escassi celebra el golazo que le daba la tranquilidad al Numancia en su victoria ante el Alorcón.

Mario Tejedor

El C.D. Numancia se reencontró con la victoria después de mes y medio para dar un paso de gigante hacia la salvación. Los rojillos respiran en la tabla a costa de un Alcorcón que fue el rival propicio para que los tres puntos se quedaran en Los Pajaritos. Un tanto de los llamados psicológicos de David Rodríguez en el último minuto de la primera mitad y un golazo de falta de Escassi fueron suficientes para ver el decorado de esta recta final de Liga con otros ojos. El Numancia necesitaba ganar y ganó. Ahora queda certificar el camino marcado hacia la permanencia.

Diamanka fue la única novedad en el once numantino ya que el resto del equipo inicial fue el mismo que empataba en Albacete. El senegalés, que en el Carlos Belmonte se quedaba en el banquillo por decisión técnica, entraba en los planes de López Garai en detrimento del lesionado Nacho, que con una rotura de fibras en el recto anterior de su pierna derecha ha dicho adiós a la temporada.

El Numancia encontró premio a su insistencia en el juego por la banda derecha y, con la primera parte a punto de expirar, un gran centro de Derik era rematado al fondo de la red por David Rodríguez de impecable cabezazo. Oxígeno para un conjunto rojillo que durante los primeros 45 minutos apena inquietó el portal de Dani Jiménez. Y es que a los de López Garai les costaba un mundo superar las líneas de un Alcorcón que a base de orden estaba haciendo su partido en Los Pajaritos.

Los locales llevaron la iniciativa en los primeros compases del primer periodo, aunque sin llegar a los dominios del meta visitante. El Numancia pecaba de lentitud en la combinación y cuando intentaba el juego en largo tampoco estaba acertado. La mejor ocasión soriana fue un disparo con la derecha de Fran Villalba que encontró respuesta en una gran intervención del arquero alfarero. A partir de ahí, el Alcorcón se estiró y Borja Galán y Juan Muñoz llevaron cierto peligro al marco de un Juan Carlos que estaba viviendo una tarde tranquila.

El Numancia era totalmente asimétrico ya que insistía una y otra vez por la banda derecha con Derik e Higinio, mientras la izquierda apenas tenía protagonismo con un Ganea demasiado solo al ver como Fran Villalba se metía una y otra vez al centro del campo.

Esta insistencia por el costado diestro encontraba su recompensa en un saque de banda que cogió por sorpresa al Alcorcón para que Derik pusiera un centro perfecto a la cabeza de David Rodríguez. El ex del Alcorcón, que no celebraba el gol e incluso pedía perdón, atacaba muy bien la pelota ante un Dani Jiménez que no pudo hacer nada para que el tanto subiera al marcador. Era el último minuto de una primera parte que acababa a la perfección para los intereses numantinos de acercarse hacia la salvación.
El Numancia tenía el partido donde quería de cara a una segunda parte en la que era el Alcorcón el que tenía que proponer. Los primeros minutos de la reanudación no pintaron bien ya que el conjunto madrileño tuvo el empate en las botas de Gavilán, aunque Juan Carlos respondía con buenos reflejos.

Los fantasmas de otras jornadas aparecieron en Los Pajaritos hasta que Escassi se encargaba de sofocar cualquier rebelión por parte visitante. Falta a 21 metros de distancia del marco de Alcorcón y el malagueño sacaba un misil teledirigido a la escuadra izquierda de Dani Jiménez para hacer el 2-0 que prácticamente sentenciaba el choque. Un golazo a la altura del mismísimo Messi y que servía para que el Numancia encarrilase definitivamente el encuentro.

Con la ventaja de dos goles apareció la mejor versión del Numancia de la temporada con un juego de toque y de combinación que minimizó al rival. El Alcorcón estuvo durante toda la segunda parte buscando sombras y sólo la falta de puntería de los rojillo impidió que el marcador fuese más amplio.

Escassi tuvo el 3-0 con un remate de cabeza que se fue alto, Higinio estuvo cerca de anotar desde la divisoria y Diamanka pecaba de lentitud en una acción franca para batir el marco alcorconero. El Numancia estaba bordando el fútbol cuando más hacía falta que apareciese la calidad del equipo. Atienza también gozaba de una gran oportunidad ante un cuadro madrileño que ya sólo esperaba el pitido final. Ya en los últimos minutos el Alcorcón se sacudió el dominio soriano para acercarse con cierto peligro al arco de Juan Carlos. Pero la suerte estaba ya echada y el Numancia sacaba adelante un partido vital para lo que queda de competición.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

Heraldo-Diario de Soria ~ Mobile