Heraldo-Diario de Soria

Soria

SOCIEDAD

El color y calor de Bolivia toman el centro de Soria

La celebración de Santiago de Bombori congrega a cientos de personas en un espectáculo que arraiga en el calendario local

21/07/2019 ANTONIO CARRILLO

El colorido tomó el centro de Soria.El colorido tomó el centro de Soria.

TOÑO CARRILLO

Los Andes no están tan lejos del cerro del Castillo. Ayer, un año más, la comunidad boliviana en Soria y amigos del colectivo se unieron para celebrar Santiago de Bombori por el centro de la capital. Música, calor, alegría y muchísimo color volvieron a ser los ingredientes para una cita que poco a poco va arraigando en el calendario festivo soriano.

El Santo fue conocido en tierras americanas con la llegada de los españoles hace cinco siglos y ahora regresa arropado con la rica mezcla de culturas. Posiblemente el mas querido en Bolivia, se le atribuye poder sobre las lluvias que permiten la vida, pero también sobre las tormentas y los rayos que pueden atemorizar. Ayer, sin embargo, Santiago de Bombori decidió que el sol pegase con fuerza, algo que evidenciaban muchos de los danzantes en su rostro ataviados con los densos trajes tradicionales. Como ocurriese el Domingo de Calderas con las piñorras, hubo quien tuvo que recurrir a agua y refrescos para desfilar.

Los bolivianos, agrupados por fraternidades, animaron primero el Casco Antiguo mientras remontaban hacia el centro de la ciudad. Tras aprovechar las sombras de la Dehesa para darse un respiro, los sombreros y bandas, polleras y chalecos volvieron a girar en Mariano Granados en un espectáculo multicolor. Cabe recordar que muchas de estas piezas de ropa se consideran evoluciones de la moda española de los siglos XVI y XVII, con lo cual ayer se exhibieron retazos modificados por el cruce de culturas, pero posiblemente mucho más cercanos a la Soria antigua de lo que pareciese.

Con cada grupo danzando al son de su música lució elementos distintivos como los pendones o los colores predominantes, el espectáculo tuvo detalles para todos los gustos. No en vano fueron muchos los sorianos y visitantes que aprovecharon para captar con sus móviles uno de los días más coloridos para la ciudad.

De vuelta hacia el río para celebrar la comida de hermandad los capataces se encargaron de que no faltase el movimiento ni el ritmo para lucir palmito y un traje alejado de la sobriedad de los que perduran por tierras sorianas. Con mucha alegría y un gran ambiente en el centro, la comunidad boliviana adelantó la celebración de Santiago –el calendario dice que es el día 25– y por décimo tercera ocasión acercó la cultura del país sudamericano a la capital.

- IR A VERSIÓN ORDENADOR -

Heraldo-Diario de Soria ~ Mobile