Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

DANIEL CALLEJA

«Europa quiere buscar soluciones, lobo y ganadería son compatibles»

El Director General de Medio Ambiente de la CE considera que la protección del medio ambiente puede ser un impulsor de desarrollo económico y social.

MARISOL CALLEJA
12/07/2017

 

Técnicos de la UE visitarán Castilla y León para conocer la problemática del lobo, previsiblemente, después del verano. Así lo confirma el Director General de Medio Ambiente de la CE, Daniel Calleja (Madrid, 1960), que analiza en esta entrevista el Plan de Acción comunitario para la naturaleza, las personas y la economía, y sus efectos en la Comunidad.

Pregunta.-La gestión del lobo ocasiona problemas en distintos países europeos, ¿Existe una verdadera concienciación en Bruselas?

Respuesta.- La Comisión está al tanto de los conflictos relacionados con la gestión y la protección de especies como el lobo y otros grandes carnívoros en muchos Estados Miembros. Esta problemática suele ser mayor en zonas donde esas especies están retornando o experimentando aumentos demográficos en zonas de las que prácticamente habían desaparecido desde hacía décadas.

Consciente de la importancia y la sensibilidad de este asunto, la Comisión creó en 2014 la Plataforma de la UE para la coexistencia de las personas con los grandes carnívoros. En ella participan representantes de las diferentes partes afectadas e interesadas, que buscan soluciones pragmáticas para reducir al mínimo los conflictos entre los intereses humanos y la presencia de especies de grandes carnívoros. Hay que buscar el equilibrio entre la protección de la especie y la actividad económica, sin que ésta se vea amenazada.

P.- ¿Permitirá el Plan de Acción elaborado por la CE flexibilizar la gestión del lobo al sur del Duero y que la especie sea ‘gestionable’?

R.- El Plan de Acción pretende mejorar el conocimiento y la eficacia en la implementación de las Directivas. Lo que dice es que no vamos a modificar las Directivas ni sus anexos. La evidencia ha demostrado que los problemas encontrados no se deben al contenido del texto legal, sino a su insuficiente o inadecuada aplicación en el terreno. Por tanto, no está previsto cambiar el estatus de protección de las especies amparadas por las Directivas. En Castilla y León, el lobo al sur del Duero está incluido en el Anexo IV, por lo que debe ser objeto de un sistema de protección estricta. Sin embargo, la Directiva ofrece mecanismos, por ejemplo para evitar daños a la ganadería, cuando no exista otra alternativa satisfactoria y siempre que se garantice el mantenimiento de la especie en un estado de conservación favorable.

Algunas de las acciones previstas en el Plan de Acción, como la revisión de los documentos de orientaciones, van a permitir profundizar en el conocimiento y la comprensión de este sistema por todas las partes implicadas en su gestión, lo que repercutirá en un mejor uso y una mayor efectividad de estas medidas de flexibilidad.

P.- La realidad confirma que los ataques del lobo se han multiplicado en los últimos años...

R.- Todo empieza con el conocimiento sobre el terreno. Vamos a ver con los expertos dónde se localizan los ataques y los problemas que éstos plantean. Hay que dejar que trabajen y seguir las recomendaciones. Creo que las directivas ofrecen un margen de actuación, bajo el respeto absoluto de la legalidad. Hay experiencias en otros países. De momento, estamos intensificando el contacto con las regiones y queremos dar soluciones sobre el terreno.

P.- ¿Hasta dónde puede llegar el Plan de Acción?

R.- El Plan de Acción plantea una serie de medidas destinadas a mejorar la aplicación efectiva de las Directivas, sin modificarlas. Entre las medidas relevantes para los retos relacionados con la presencia y gestión del lobo en Castilla y León, cabe destacar la actualización de las orientaciones relativas a las normas de protección de las especies protegidas, que puede contribuir a aclarar y mejorar la utilización del sistema de derogaciones previsto en la Directiva.

También está previsto en el marco del Plan de Acción seguir apoyando la plataforma de grandes carnívoros, promoviendo activamente la implicación de las autoridades nacionales y regionales y de las partes interesadas en estas plataformas y foros.

P.- El Congreso aprobaba recientemente declarar al lobo ibérico como especie protegida, una estrategia opuesta al planteamiento de Castilla y León para el sur del Duero. ¿Puede esa contradicción pesar en Bruselas?

R.- El papel de la Comisión se centra en garantizar la correcta aplicación de la normativa comunitaria, asesorando y apoyando a las autoridades nacionales y regionales en la medida que sea necesario para ello. La propuesta y el debate político sobre un posible régimen de protección más estricto para el lobo en todo el territorio español se integra dentro de la subsidiariedad de la que dispone España para adoptar disposiciones ambientales más allá de la transposición y la aplicación de las Directivas europeas, y va por tanto más allá de las funciones de la CE.

P.- Los ecologistas reclaman una nueva Estrategia de Conservación del Lobo para favorecer la coexistencia con la ganadería. ¿Cree que lobo y ganadería son compatibles?

R.- Sí, estoy convencido de que la coexistencia es posible, y existen experiencias en muchos lugares que así lo demuestran. La Comisión está apoyando proyectos piloto en algunos lugares de la UE para profundizar en el conocimiento y la difusión de los elementos necesarios para el desarrollo de una actividad ganadera compatible con la presencia de lobo. Entre los factores que facilitan esta coexistencia, resulta fundamental el fomento de medidas de prevención (como vallados, perros pastores o sistemas de gestión ganadera tradicionales) y compensación de daños a la ganadería. También es fundamental garantizar la participación de todas las partes implicadas, mediante un diálogo respetuoso y transparente. Europa quiere buscar soluciones consensuadas dentro del respeto a las directivas europeas. Creo posible la coexistencia del lobo con la ganadería.

P.- ¿Qué recorrido tiene el nuevo Plan de Acción?

R.- El Plan ya ha comenzado a avanzar. La ejecución de las quince acciones y más de cien sub-medidas previstas se completará hasta finales de 2019. Es un reto muy ambicioso, pero fundamental para dar el impulso necesario en la aplicación de las Directivas y avanzar en la protección de la biodiversidad.

P.- Además del lobo, existe otro problema global, el cambio climático. ¿Cómo puede afectar la decisión de la administración Trump de descolgarse del acuerdo global de París?¿Cree que se cumplirán los compromisos adquiridos?

R.- La retirada unilateral de EEUU del Acuerdo de París es una muy mala noticia, que la CE lamenta profundamente. Una decisión que sitúa a la UE en una posición de aún mayor liderazgo y responsabilidad en el cumplimiento de los compromisos adquiridos y la lucha contra el cambio climático. La UE está decidida a continuar con su ambiciosa política climática, y para ello seguirá trabajando y reforzando las alianzas con otras partes, desde los países más desarrollados hasta los estados más vulnerables, para impulsar el cumplimiento de los objetivos adquiridos.

P.- No quiero dejar de hablar de los incendios ¿Se puede trabajar más en la prevención?

R.- Es preciso trabajar desde todos los frentes con un enfoque integrado: desde la sensibilización y la prevención a una eficaz extinción, pasando por una adecuada gestión de los bosques que permita mitigar los riesgos y las consecuencias de los incendios forestales. La presencia de grandes superficies de plantaciones forestales, bosques homogéneos y monoespecíficos, por ejemplo, intensifica la probabilidad y la gravedad de los incendios forestales. Por ello, en este tipo de zonas la gestión forestal preventiva debe promover el mantenimiento de un paisaje variado, en el que la combinación de usos del suelo y la variedad de ecosistemas permita que estos elementos actúen como cortafuegos naturales.

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria