Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PERSONAJES ÚNICOS / CÉSAR DE PRADA

El físico que simula la industria

El catedrático en Ingeniería de Sistemas y Automática de la UVA ha participado en más de 80 proyectos / En estas actividades trata de combinar el conocimiento científico con su aplicación industrial / Mantiene estables relaciones con empresas como Petronor.

E. L.
20/12/2016

 

De horizontes amplios, César de Prada no se limitó a la esfera científica, sino que se enamoró de la política y combatió con sus ideas durante la Transición. Compaginó los estudios de Ciencias Físicas con la militancia en el Partido Comunista.
Capaz de extraer la información relevante, este zamorano decidió aparcar su activismo político para centrarse en la investigación. Recuerda que tuvo «muchas dudas» a la hora de elegir carrera. Siempre pensó que estudiaría Economía o Ingeniería, pero el hecho de que la Universidad de Valladolid (UVA) no contará con esos grados le empujaron a descubrir las leyes que rigen las cosas. «Siempre me ha gustado mucho conocer el porqué de todo».

No se arrepiente de la decisión que tomó. De hecho, lo volvería a hacer. Su tesis versó sobre la simulación del proceso de producción de azúcar en Acor, y sacó una plaza de profesor adjunto numerario. Se quería ir a Madrid a seguir creciendo, sin embargo, la Ley Orgánica de Reforma Universitaria le obligó a quedarse en la ciudad a la que llegó con 14 años. Más tarde, se trasladó a Barcelona donde estuvo cuatro años en el área de Ingeniería y Sistemas y Automática de la Universidad Autónoma. Los asuntos personales llamaron a su puerta y regresó a Valladolid donde ha forjado su carrera como catedrático, investigador y docente.

En 1990 desembarcó en el departamento de Ingeniería y Automática de la UVA, del que ha sido durante doce años director, y donde en la actualidad coordina el grupo de investigación en Control y Supervisión de Procesos.
En su currículo también figura la presidencia en el Comité Español de Automática (CEA) y la coordinación del Programa Nacional de Diseño y Producción Industrial. Entre sus galardones, destacan el premio ISA España al profesional del año en 2008, y el reconocimiento del Comité Español de Automática en 2016 «por sus méritos alcanzados a lo largo de su trayectoria académica y profesional».

César de Prada ha participado en más de 80 proyectos, en los que fusiona el conocimiento científico con su aplicación industrial. En la actualidad, uno de estos trabajos que desarrolla en el Centro Europeo para la Investigación Nuclear, tal y como señala, se basa en el control de la temperatura del Gran Colisionador de Hadrones (LHC). «Lo que hacemos es mantener una temperatura constante en la operación de los imanes dentro de unas condiciones muy extremas».

Este grupo trata de encontrar indicadores de eficiencia energética en factorías de procesos. Dentro de las industrias están buscando métodos para mejorar el consumo de energía. En este punto, colaboran con varias empresas, entre las que se encuentra Petronor, una refinería de Repsol.
Estos investigadores también participan en un proyecto de optimización de plantas completas para obtener mejores rendimientos y usos. Para organizar la utilización de la energía de la forma más rentable posible se apoyan en dos empresas: la petroquímica alemana Ineos y la conservera Frinsa.

El investigador zamorano ha dejado su sello en varios simuladores de procesos. Durante bastante años trabajaron codo con codo con el Centro de Tecnología Azucarera y crearon simuladores para el entrenamiento de los operarios de las salas de control. «Desde el ordenador podían hacer lo mismo que desempeñaban en su día a día», subraya. Y es que estos aparatos sirven para formarse. El azúcar no fue la única parcela que simularon, el transporte de gas natural también contó con un modelo que se adaptó a las instalaciones existentes para el entrenamiento en emergencias, fallos de proceso y operaciones típicas.

Respecto a la investigación y la innovación en Castilla y León, el director del grupo de Control y Supervisión de Procesos considera que son «la base del desarrollo» de la industria. A su juicio, hay una desconexión «muy grande» entre lo que se oye en los discursos políticos de lo que en realidad importa en los laboratorios. «La orientación es bastante pobre y está descaminada». Por este motivo, aboga por conectar la universidad con la empresa.

Es verdad, considera, que las administraciones sí que apuestan por la investigación pero, a su juicio, es «una investigación de papel» que se realiza sin conocer las realidades. «Las cosas que uno ve en el Boletín Oficial de la Comunidad y la realidad que uno entiende que debería ser están muy desligadas», advierte César de Prada, que confía en que las universidades se orienten a la investigación para dar una mejor calidad de la enseñanza.

Para el zamorano, la sociedad no premia ni el talento ni la innovación. «La gente que dedica toda su vida al desarrollo de nuevas ideas no tiene en absoluto reconocimiento ni dentro de las universidades ni fuera», lamenta.
No obstante, se muestra positivo e indica que desde que terminó la carrera las cosas han mejorado «mucho». «Hay un nivel bastante alto y la gente está muy bien formada, lo que podría resultar mucho más rentable para el país si hubiera más apoyo desde el punto de vista institucional, social y económico».

En este sentido, De Prada sostiene que los más perjudicados por la crisis económica son los jóvenes que se quieren dedicar a la investigación, ya que «se encuentran con las puertas cerradas» por las políticas de personal y la falta de inversiones que los centros universitarios sufren. «Aquí lo que hace falta es una política clara para atraer investigadores», concluye.

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria