Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PERSONAJES ÚNICOS / MIGUEL LATORRE ZUBIRI

El innovador energético

Este guipuzcoano cumple diez años al frente del Centro de Desarrollo de Energías Renovables de Soria en el que capitanea un equipo de 30 profesionales especializados en la investigación en el aprovechamiento de la biomasa como combustible

N. Fernández
13/12/2016

 

Las energías renovables, en especial la biomasa, no tiene secretos para este guipuzcoano que dirige el Centro de Desarrollo de Energías Renovables (CEDER) de Lubia (Soria) desde hace diez años. Miguel Latorre Zubiri (1962) se expresa con contundencia y seguridad cuando cree que la provincia soriana podría ser una «cabeza tractora» en Castilla y León y en el ámbito nacional en el sector de las renovables. La solución que plantea el responsable del centro de investigación en Soria es la creación de un clúster provincial para estrechar las relaciones entre las empresas, la universidad y los centros de investigación, «esto nos permitiría contar con una línea estratégica fundamental dirigida al desarrollo de la provincia». Para el responsable del CEDER, Soria cuenta con un entramado social y empresarial importante en torno a las energías renovables que debería estar más relacionado y aunar el trabajo, «con lo que se conseguirían resultados satisfactorios».

Latorre recaló en Soria después de aprobar la oposición de Técnicos Facultativos Superiores de Organismos Autónomos del Ministerio de Medio Ambiente. Aterrizó en un periodo clave. Hasta 2006, el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), del que siempre ha dependido el centro de Lubia, no había definido de una manera clara su actividad para unas instalaciones que se proyectaron, en la década de los 70, para ser un Centro de Investigación Nuclear. Proyecto que se descartó y que a finales de la década de los 80 comenzó a tomar forma la posibilidad de que el CEDER soriano se dedicase a la investigación en biomasa, como una de las fuentes de energía renovable con grandes potencialidades.

El Plan de Actuación Específico para Soria (PAES) puso en manos del nuevo director la herramienta económica, con un importante compromiso de inversiones anuales, idónea para lograr el impulso y el desarrollo del centro al que aspiraba el Ciemat y que se ha convertido, diez años después, en un modelo de colaboración público-privada para impulsar la investigación.

«Era un centro donde había muchas cosas que hacer». Esta fue su impresión cuando cogió las riendas del CEDER, en el que ahora capitanea un equipo de 30 investigadores, formados en distintas disciplinas y con destacadas trayectorias que lo han convertido en un centro pionero en biomasa, aprovechamiento de energía eólica de pequeña potencia y microrredes eléctricas y dentro de los niveles de los europeos. No solo las inversiones del PAES fueron importantes en el despegue del CEDER, sino también el propio plan estratégico del Ciemat, en el que se fijó el objetivo de impulsar los centros territoriales como la Plataforma Solar de Almería y el propio centro soriano.

Latorre asegura «siempre se ha contado con el respaldo de todos los gobiernos, porque las instalaciones tienen todavía una importante proyección y además están ubicadas en una provincia que necesita de apoyos para generar riqueza y empleo».

Los proyectos sobre biomasa centran una buena parte del trabajo diario del equipo de investigación del CEDER que se esfuerza por obtener un biocombustible de calidad, con reducción de emisiones y de cenizas para responder a la evolución del sector. La tecnología para la transformación de la biomasa en energía crece a pasos agigantados y las exigencias de los consumidores obligan a la investigación a garantizar materias primas certificadas que además se transformen en instalaciones sostenibles y con equipos eficientes durante el proceso de combustión.

Latorre comenta una de sus preocupaciones más recientes: el envejecimiento de la plantilla de investigadores. «Llevamos muchos años sin renovar el personal y se necesita sabia nueva». Asegura que si no se toman medidas a medio plazo para dar un impulso y facilitar la entrada de investigadores «tendremos problemas». Se muestra crítico con la falta de apoyos y oportunidades que ofrece el país a los jóvenes «y esto ha obligado a las generaciones mejor formadas de la historia a tener que salir al extranjero para desarrollar su carrera, tenemos que tener claro que invertir en innovación es invertir en el desarrollo de un país y España paga una formación de la que se benefician otros».

El CEDER ha sorteado la reducción del 30% del presupuesto destinado a I+D, «pero al final nos afecta», significa el director quien reconoce que el punto de inflexión fue la crisis de las renovables de 2011. El centro vio reducida la interacción que mantenía, hasta entonces, con las empresas para desarrollar proyectos. Latorre considera que España implantó un modelo de desarrollo de renovables muy relacionado con las primas y el Gobierno se olvidó de otras posibilidades que funcionan bien en otros países, como el autoconsumo, en los que se aplica el balance neto que permite verter el sobrante de energía a la red y al final de mes compensar con lo consumido fuera de los horarios de generación, «en España no se hace y además se penaliza», puntualiza.

El experto mira al futuro con optimismo y cree que se podrán sustituir los combustibles fósiles por energías limpias. Para ello debe haber una mayor implicación de las corporaciones eléctricas y también se deben realizar mayores inversiones en el vehículo eléctrico. Recuerda que la provincia de Soria es una importante productora de este tipo de energía, por la potencia eólica y fotovoltaica instalada, así como los grandes recursos que tiene en biomasa, «lo que le permitiría ser autosuficiente energéticamente», concluye.

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria