Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Inyección de 8,1 millones para ‘profesionalizar’ las cooperativas y elevar un 40% su negocio

El primer plan elaborado entre Junta y Urcacyl prevé aumentar en un 150% las fusiones en cinco años / Incentiva la elaboración de planes empresariales, la participación en I+D+i y la captación de jóvenes y mujeres

E. NEILA / VALLADOLID
09/02/2019

 

Aunque pueda parecer increíble, hay cooperativas agroalimentarias que funcionan sin tener siquiera un plan de negocio. La falta de objetivos empresariales definidos es una de las debilidades que pretende corregir el Plan Estratégico del Cooperativismo Agroalimentario de Castilla y León, diseñado al alimón entre la Junta y representantes del sector para mejorar la rentabilidad de estas sociedades, en especial entre aquellas que arrastran un modelo tradicional que lastra su competitividad.

La Administración autonómica inyectará 8,1 millones en los cinco años de vigencia de este documento que se fija como objetivo aumentar un 40% la facturación en este sector:pasar de los 2.566 millones de euros anuales a los 3.600 en 2023.

Profesionalizar el trabajo, ganar volumen para «ser más fuertes en la comercialización» son algunos de los retos marcados en este plan estratégico que también pretende captar y dar más voz a mujeres y jóvenes que garanticen el relevo generacional así como promover un cambio de mentalidad que procure una apuesta decidida por la innovación y la comunicación tanto interna como externa.

Conseguir que al menos la mitad de las cooperativas implementen un modelo de incentivos por actividad cooperativizada y primas de fidelidad, incrementar en un 150%el número de fusiones, duplicar las cooperativas adheridas a la figura de la Entidad Asociativa Prioritaria así como doblar también el número de sociedades participantes en proyectos de I+D+i son algunos de los resultados esperados para dentro de cinco años.

En el capítulo formativo, el objetivo es conseguir que 300 profesionales se formen en materia de innovación, que cien directivos cursen formación especializada en gestión de cooperativas y que 3.000 alumnos de FPAgraria cursen contenidos complementarios en cooperativismo.

Para conseguirlo, el plan plantea en total 26 medidas concretas. Por ejemplo, subvencionar el 50% de los costes de consultoría para conseguir que «al menos» 130 cooperativas elaboren un plan estratégico propio para definir las vías de crecimiento de la sociedad, un modelo de negocio para la generación de valor agregado y un modelo organizativo adaptado a la potencialidad de cada cooperativa.

«Este es el primer plan realizado en común», destacó ayer la consejera Milagros Marcos al indicar que los dos documentos anteriores –uno impulsado por la Junta y otro por los cooperativistas– habían trazado las líneas de actuación por separado, lo cual «no tiene mucho sentido». Esta vez, de la mano de Urcacyl, la Administración «ayudará en todo lo que se considere». «Pero debéis ser los cooperativistas los que creáis en este plan pensado para el futuro de Castilla y León, que está en el campo», emplazó ayer Marcos al desgranar los detalles del proyecto ante doscientos socios y dirigentes de cooperativas de la Comunidad. «Está en vuestras manos», apostilló.

Ocho meses de trabajo han sido necesarios para sacar adelante este proyecto que busca adaptarse a las diversas necesidades de un sector muy heterogéneo, con «modelos empresariales muy dispares», sostuvo la titular de Agricultura. El mosaico está conformado por más de un millar de sociedades:565 cooperativas agroalimentarias y 555 de explotación comunitaria de la tierra que suman 44.650 socios y generan 3.500 empleos en la Comunidad.

Algunos de los objetivos ahora recogidos ya figuraban en los planes previos, como la necesidad de dimensionar un sector que sigue estando muy atomizado, una característica que frena el poder de negociación. O la importancia de aumentar el valor añadido de los productos agroganaderos. El plan también apostará por la diferenciación del producto mediante estrategias de marketing, la apertura a nuevos mercados y la innovación de los alimentos en el proceso de transformación.

Para conocer el punto de partida, lo primero fue realizar una encuesta en la que participaron medio centenar de sociedades. Con sus respuestas ya avanzaron algunos síntomas. Por ejemplo, llamó la atención que todos los encuestados estuvieran preocupados por su rentabilidad pero, sin embargo, más de un tercio no considerara prioritario orientarse al mercado, reforzar su imagen o la comunicación. O, peor aún, que ninguno de los encuestados concibiera la innovación como una prioridad máxima. «Si no nos preocupamos por innovar, por mirar al mercado, tenemos un problema importante», advirtió la consejera de Agricultura. Aquel cuestionario también reveló una «falta de visión crítica» en el sector, acostumbrado a «culpabilizar a factores externos».

Las sesiones de trabajo comenzaron en el mes de junio con la celebración de mesas redondas, que también sirvieron para poner en común el punto de partida. Los participantes señalaron la «integración como una estrategia importante para la competitividad, el crecimiento y la sostenibilidad de las cooperativas», un proceso que debe ser «flexible y adaptado a cada caso». También apuntaron a la necesidad de una gestión transparente. A la Administración reclamaron un marco fiscal «transparente y sencillo». Y también «infraestructuras», en especial la mejora de la cobertura de internet en el medio rural, uno de los mayores obstáculos para desarrollar un negocio en los pueblos de Castilla y León. «Es bastante complicado», admitió Milagros Marcos al prometer que su departamento seguirá «insistiendo».

Con estas herramientas de análisis, el diagnóstico realizado presentó numerosas fortalezas, como la alta implicación de los socios y trabajadores, la percepción de calidad asociada a los productos, las infraestructuras y la trazabilidad de las sociedades y la imposibilidad de deslocalizar la producción.

Pero también mostró demoleradoras debilidades, como el individualismo, el envejecimiento de los socios y la falta de relevo generacional, el déficit de liderazgo, la escasa comunicación tanto interna como externa, una visión cortoplacista, la lentitud de la toma de decisiones o cierto inmovilismo. Pese a estas carencias, la consejera de Agricultura emplazó a los cooperativistas a «ver las debilidades como una posibilidad de mejora» y poner el foco en las oportunidades, que también las hay, en el marco de la producción sostenible y la implementación de economías circulares, por ejemplo.

«Nuestra mayor amenaza está fuera», remachó la consejera Marcos al recordar que los productos del campo castellano y leonés «compiten con países como Italia, Francia y Alemania», donde el sector lleva la delantera.«Tenemos margen para crecer, para competir en igualdad de condiciones con otros países más organizados conde el cambio cultural ha llegado antes», agregó.

De la importancia de mejorar el poder de negociación, la consejera puso como ejemplo la constreñida capacidad para negociar en el sector lácteo frente a lo que sucede en países del entorno:en la Comunidad las cooperativas comercializan el 30%de la producción agraria y ganadera total, mientras los vecinos galos cuentan con una cooperativa que defiende los intereses de más del 99%de los productores de leche.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria