Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LA OPINIÓN

Carlos Martínez: «El ascenso a Primera sería como un regalo»

El alcalde ve en la promoción el reconocimiento a "la buena gestión del club"

María R. Mayor
13/06/2018

 
Noticias relacionadas

«El ascenso a Primera sería como un regalo», afirma el alcalde de Soria, Carlos Martínez, que el sábado espera compartir el palco de Zorrilla con su homólogo vallisoletano y compañero socialista, Óscar Puente, tras la primera vuelta de hoy en Soria. Su apuesta es clara: Numancia. «Nobleza obliga», dice el regidor, feliz de que dos equipos de Castilla y León estén a las puertas de la División de Oro, aunque algo apenado de que el derbi regional tenga que dejar a uno en la estacada.

Así lo comentaban recientemente por Whatshapp los dos regidores socialistas, antes enfrentados por sus respectivos líderes -Óscar, sanchista; Carlos, susanista- y ahora unidos en torno al proyecto común de un presidente del Gobierno que se asentó en Moncloa de la noche a la mañana, sin apenas dar tiempo a digerirlo.

También será difícil la digestión para uno de los dos alcaldes el próximo sábado, cuando suene el pitido final del árbitro en el Zorrilla. Un estadio que triplica la capacidad de los 8.727 espectadores de los Pajaritos, aunque este último tiene un sistema de calefacción a la altura de los mejores. Está a años luz del embarrado campo del San Andrés en el que se estrenó el Numancia, en 1945. Desde entonces, el equipo transitó por Regional y por Tercera hasta asentarse en Segunda B.

En esa categoría, llegaría el punto de inflexión para el club rojillo. Hasta 1996, el Numancia era un desconocido club como otros muchos, en una pequeña ciudad sobre cuya existencia bromean algunos, por más que, cuando la descubre el visitante, y más si amplía su ruta por la provincia, sorprende por su encanto. Soria, ni te la imaginas, fue el afortunado eslógan diseñado hace ya años en una campaña publicitaria de la Diputación provincial.

Aquel feliz 96, la ciudad saltó a la actualidad deportiva y a los medios de comunicación de todo el país, cuando los numantinos pasaron a reconocerse como matagigantes. La definición vino de la imparable ascensión del modesto equipo rojillo hasta cuartos de final de la Copa del Rey. En el antiguo y reducido estadio de los Pajaritos, plantó cara al mismísimo Barça de Johan Cruyff, que tuvo que conformarse con un empate antes de resarcirse de la humillación con un 3-1 en el partido de vuelta en el Nou Camp, al que se desplazaron 15.000 sorianos, el doble que los que tenían cabida en el estadio local. Entre ellos, Carlos Martínez, reconocido seguidor del Barcelona. «No hay colores cuando se trata de la tierra, de reafirmar la identidad y el orgullo de una sociedad como la soriana», afirma.

La gesta numantina quedó grabada en el imaginario colectivo de los sorianos y en los anales deportivos. Para el Numancia y para sus seguidores, a partir de entonces todo era posible. «Fue un antes y un después», relata el alcalde. Tanto es así que con Miguel Ángel Lotina, el mismo entrenador de aquella Copa del Rey, y con Francisco Rubio al frente del club, a los pocos meses los rojillos ascendían a Segunda División. Solo dos años después, en la temporada 98-99, Soria cató por primera vez las mieles de la División de Oro.

En aquel año de la celebrada Copa del Rey, Martínez Mínguez, con 23 años, se afiliaba al Partido Socialista. Protagonizó, de forma paralela al equipo local, una escalada que le llevó a convertirse en el único alcalde socialista de una capital del país con mayoría absoluta en las municipales de 2015. Curiosamente, su ingreso en el PSOE fue propiciado por la llegada de José María Aznar a la Moncloa. «Dí el paso porque entendía que debía hacer algo más que mantener un posicionamiento político», explica.

Tres años después, entró en la corporación municipal, gobernada por un tripartito PSOE-IU-ASI. Desde entonces, este dirigente socialista que durante diez años ha liderado el PSOE provincial, no ha abandonado el Ayuntamiento, que rige desde 2007, los dos últimos mandatos por mayoría absoluta. Su gestión económica en el Consistorio puede entenderse también en paralelo con la del club rojillo, pues en ambos casos, asegura, las cuentas están saneadas. Si nos fijamos en el Numancia, lo están tanto que serían la envidia de la mayoría de los equipos de Primera. De hecho, si los rojillos han llegado hasta aquí, es gracias a «la buenísima gestión deportiva y económica del club», asegura Martínez.

El alcalde ya piensa en el revulsivo que puede ser para Soria el ascenso a Primera. «El deporte tiene una doble vertiente», explica. Por un lado, «su práctica genera sociedades sanas y las administraciones están obligadas a propiciar infraestructuras y facilitar su práctica». Por otro, y más en el caso que nos ocupa, «es un dinamizador económico para la ciudad», porque atrae al turismo y genera actividad comercial y hostelera. «Para cualquier capital, y más si es pequeña, es un lujo tener cada 15 días un equipo de los grandes», añade.

Salvo imprevistos, Carlos Martínez estará el sábado en el palco del Zorrilla, aunque, si por él fuera, preferiría compartir la grada con su familia, con su padre y sus dos hermanos, con los que cada fin de semana, desde que él era pequeño, acudía y aún acude, si su agenda se lo permite, a disfrutar o a sufrir con el Numancia.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria