Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ATLETISMO

Un Desafío cada vez mayor

La prueba de relevos Alto Jalón ha cumplido ya seis ediciones dando visibilidad al problema de despoblación de Soria / Más de 70 deportistas hicieron 600 kilómetros en tres días

SARA I. BELLED
29/06/2018

 

Tres amigos, un bar y un «no hay huevos». La de tonterías que habrán empezado así y qué pocas habrán terminado al nivel del Desafío Alto Jalón. «Íbamos un día corriendo por el pueblo, entrenando, y empezamos a hablar de que cada vez hay menos gente, que era difícil encontrarnos con alguien para salir a correr». Desde Santa María de Huerta, Jesús Miguel Montón, su hermano Héctor y su amigo Jesús Bailo planearon una idea «de locos». Así los juzgaron a la primera de cambio los parroquianos que se encontraron echando una caña después de correr.

Querían visibilizar la despoblación, reivindicar la zona rural de Soria y de todo el Alto Jalón y se plantearon ir corriendo de Madrid a Santa María. Lo hicieron por relevos y la primera edición fue un éxito, con salida en la Puerta del Sol y arropados por la Casa de Soria. El pueblo también se involucró e incluso crearon entonces un club de corredores, que cuenta ahora con unos 15 integrantes. De eso hace seis años y han pasado de una distancia de poco más de 200 kilómetros a 600. De una docena de corredores a cerca de 70. De correr solo entre la capital de España su pueblo o a hermanarse con el vecino Aragón o conectar vía internet con medio mundo, literalmente.

«Como me decía uno de los corredores esta última vez: esta cita es más que acabar una carrera el 5.000 o el 200, es coger ese testigo que durante noche y día ha recorrido un montón de sitios y portarlo, lo que te hacer sentirte único y especial», relata Jesús.

De forma ininterrumpida desde las 8.00 horas del jueves 14 de junio hasta las 20.30 del sábado 16, los relevistas se fueron pasando su particular «antorcha olímpica», como se refería aquel corredor, en una cita que una vez más contó con el apadrinamiento del campeón mundial Abel Antón, comprometido con esta causa desde la primera edición.

Durante estos años, el Desafío Alto Jalón ha tenido variaciones, algunas mejores y otras peores, como explica Jesús, pero siempre pensando en la manera de «abrir la cita a más gente». En las últimas ediciones, los 600 kilómetros se realizaban por un solo corredor cada diez kilómetros, pero este año la cosa cambió. «Había gente que quería correr en pareja, en grupo…». La mejor recompensa: «Ver a un padre emocionado al final de sus diez kilómetros porque ha podido correr con su hija». Ella Lucía, fue la más pequeña en participar con 13 años. El más mayor había cumplido los 70.

Este evento se ha convertido con el tiempo en una cita marcada en el calendario, no solo de muchos sorianos, sino también de habitantes del vecino Aragón o de aquellas personas que han tenido que salir a buscarse la vida fuera de la provincia. «Lo que más hay es ilusión», asegura el de Santa María, que ha comprobado como muchos repiten y otros se quedan prendados de la zona, de la organización, de la idea para visibilizar la zona rural que se ha ampliado a todo el valle del jalón, por Aragón, Guadalajara o incluso en la cima del Moncayo.

De nuevo, este año la salida se dio con un tramo neutralizado en Medinaceli con el acompañamiento de 120 escolares, algunos en bici, y otros corriendo. Ya hace unos años que la organización repite recorrido y premia, además, al pueblo con mejor afición. «Es increíble encontrarse en pueblos como Olves, en Aragón, o Iruecha, en Soria, con alrededor de 40 o 50 personas esperando al corredor de ese tramo». Una merienda, un buen chocolate o agua fresca compiten por convertirse en el mejor recibimiento que se une al apoyo de los vecinos de cada municipio.

El recorrido, que ha llegado a Soria o incluso un año a Zaragoza, pasa por pequeños municipios que en el día a día cuentan con muy poco movimiento, pero que guardan y aguardan vivencias. Es el caso de Ojuel, por donde pudo pasar Abel Antón tomando entonces un testigo que recuperaría al término de la cita, con un final conjunto con otros corredores y aficionados desde Arcos de Jalón de Santa María de Huerta. Pero hay más municipios, más de 60: Valladares, Taroda, Almazán, Purujosa, Calcena, Nuévalos, Jaraba, Layna, Aguilar de Montuenga, Somaén… Por citar a algunos.

Una de los puntos fuertes de esta cita, además de la capacidad de atraer a muchos simpatizantes –se llegaron a juntar cerca de 700 en la fiesta de fin de la carrera, entre ellos muchos alcaldes que pudieron compartir sus impresiones sobre la despoblación– es su apuesta tecnológica, que es la solución para llegar todavía más lejos. Este año, además de grabar los diferentes tramos para realizar un trabajo documental que se estrenará el próximo mes de diciembre, agregaron un punto extra, el denominado ‘Desafío por el mundo’. Una posibilidad de acercar esta cita a aquellos que por un motivo u otro estuviesen lejos de Soria pero quisieran participar. Así, corredores asentados en poblaciones lejanas como Quito (Ecuador), Bilbao o Jaca pudieron sumar sus kilómetros a un evento que ya piensa en la siguiente edición, en un posible cambio de recorrido, pero en el mismo objetivo: «Dar visibilidad al problema de la despoblación de la comarca del Alto Jalón en Soria, y nuestras vecinas Zaragoza y Guadalajara, provincias muy castigadas por las crisis migratorias». Visibilizar también «lo que supone luchar por poder vivir en las tierras de Soria, a medio camino entre Zaragoza y Madrid».

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria