Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PELOTA

La escuela de Golmayo funciona ya con 15 pelotaris

Ayer, niños y niñas de 6 a 17 años realizaron el tercero de los entrenamientos, que se han programado cada martes de 19.00 a 20.00 horas / La inscripción es de 15 euros mensuales

Sara I. Belled
23/01/2019

 

Se presentaron hace dos meses y ayer celebraron el tercer entrenamiento. La escuela de pelota de Golmayo ya es una realidad. Hasta 15 pequeños pelotaris estuvieron ayer jugando y aprendiendo en el frontón del polideportivo municipal de Golmayo.

«Al principio cuesta un poco lo de darle a la pelota, pero luego poco a poco ya va mejor», aseguraba Irene Nestares, que ayer era la única niña sobre la pista. Ella, como muchos de sus compañeros, se apuntó animada por sus progenitores. «Yo, por ejemplo, he jugado de crío, pero si los niños ahora no juegan, esto ya se pierde», apuntaba su padre desde la barrera.

«Jugaba mi abuelo, mi padre...». Nacho Rubio y Darío Herrero son los más mayores del grupo, que abarca de los seis a los 17 años. En su caso, ya habían jugado antes, pero lejos de Pinares, de donde buena parte de los pupilos descienden, era difícil encontrar gente con quien jugar cerca de Soria. Hasta ahora.

«Durante diciembre hicimos varios contactos, nos reunimos en un local con gente interesada, con los primeros padres y niños interesados. Como vimos que hay interés, decidimos poner en marcha la escuela a partir de enero», explica Sergio Castro, uno de los monitores.

La llegada a la zona de Golmayo y Camaretas de nuevos moradores, algunos de ellos de ascendencia pinariega, hizo que surgiera la idea de utilizar las instalaciones locales para crear una escuela de pelota. Un fin acogido con interés tanto por el Ayuntamiento de Golmayo como por la delegación de la Federación de Pelota de Castilla y León.

En noviembre presentaron la iniciativa, en la que el Club Pelota Urbión de Duruelo y Covaleda ha tenido un papel importante, y ahora han programado un calendario de entrenamientos que se concentra en cada martes de siete a ocho de la tarde. Ayer eran 15 chicos y chicas. Un número que ha ido creciendo. Y Castro avisa: «De momento hemos empezado con los niños, pero también hay mayores, de 20 para arriba, y padres que tienen interés en jugar».

El objetivo a corto plazo es presentar el deporte, dar la oportunidad a los más pequeños de disfrutar de la disciplina que les gusta y revitalizar un deporte con una gran tradición que en algunas zonas se ha ido perdiendo en la práctica. El siguiente paso es constituirse como club. «De momento, hemos dado un plazo de tres meses y si se consolida formalizaríamos el club», afirma Castro. La formación es la principal tarea, aunque el mejor de los escenarios sería el debut competitivo en un futuro.

En cualquier caso, la estructura inicial ya está creada y entre quienes se han puesto manos a la obra en el proyecto, pelotaris y padres y madres, se han repartido tareas. «Ha habido bastante gente interesada en unirse a esta aventura y la verdad es que sí que nos sentimos apoyados», advierte.

Los monitores son Alejandro Hernando y Mario Huerta, ambos pelotaris del equipo del CP Urbión que compite ahora en el Campeonato de España de Primera división con el objetivo de ascender a División de Honor, la máxima categoría. No obstante, tanto Castro como Emilio Cabrerizo, también pelotari y delegado provincial, o su hermano Luis echan una mano cuando es necesario.

Por el momento, la escuela se centra en la pelota mano y enseñan a los más pequeños con material adaptado su edad. Las llamadas pelotas ‘bollo’, más blandas que las de los mayores, son las que utilizan para hacer los golpeos en el frontón.

La inscripción mensual cuesta 15 euros, con lo que se sufraga el alquiler del frontón, y la escuela está abierta a cualquier persona interesada, resida o no en Golmayo o Camaretas. Una oportunidad singular por el momento para aprender el arte de la pelota lejos de Pinares.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria