Heraldo-Diario de Soria | Sábado, 22 de septiembre de 2018

La planta de biomasa de Cubillos será realidad en 2 años tras invertir 100 M€

La Junta apoya con cinco millones la instalación en el Bierzo / Economía y Hacienda y Fomento negocian con Forestalia para instalar otra planta de iguales características en otra provincia

FELIPE RAMOS / VALLADOLID 22/11/2017

La riqueza forestal de Castilla y León es enorme, pero apenas se aprovecha mínimamente para su explotación energética como biomasa. Los montes de la Comunidad cuentan con capacidad para generar 225 millones de toneladas de biomasa seca, con un crecimiento anual de 6,5 millones.

Un volumen de biomasa del que ahora apenas se aprovechan 700.000 toneladas para generar energía. Una situación que desde la Junta de Castilla y León se quiere comenzar a revertir con diferentes proyectos de regeneración energética a partir de la biomasa.

El último de ellos, y más importante, es el de la planta de biomasa que tiene previsto construir y desarrollar la firma aragonesa Forestalia en el polígono industrial El Bayo de la localidad berciana de Cubillos del Sil.

Planta que, según los plazos que manejan desde la Junta y Forestalia será una realidad en apenas dos años, concretamente en enero de 2020, después de una inversión de 100 millones de euros. Cuantía con la Forestalia construirá la instalación en los más de 100.000 metros cuadrados de terreno de los ya dispone en Cubillos del Sil.

En enero del año pasado, Forestalia ganó una subasta del Gobierno por la que se le adjudicaron 108 megavatios de producción de energia a partir de la biomasa. Pues bien, cincuenta de ese volumen total de 108 megavatios se generarán en la central de biomasa del Bierzo, cuya constucción está previsto que eche a andar a principios del próximo año, para estar operativa en enero o el primer trimestre, como muy tarde, de dentro de dos años.

Las razones por las que Forestalia ha puesto su mirada en Cubillos del Sil tiene que ver con las garantías de suministro de biomasa forestal y de paja, que en el Bierzo, son muchas, y por supuesto gracias el apoyo de la Junta, a través de las consejerías de Economía y Hacienda y Fomento y Medio Ambiente.

Una garantía de suministro que es «10 veces mayor a las propias necesidades de la planta, en un radio de acción sostenible de 150 kilómetros», según remarcan desde la empresa aragonesa.

Esto permitirá un consumo de biomasa al año de 280.000 toneladas, inferior a las 300.000 solicitadas en la autorización ambiental integrada que ya se está tramitando, debido a la eficacia del proceso, a decir de las previsiones de la propia industria energética. Cantidad que hará que las 700.000 toneladas que en este momento se aprovechan para generación eléctrica en Castilla y León pasen a rondar el millón en cuanto la central esté a pleno rendimiento.

El proyecto de Forestalia nace con «alianzas sólidas» para el suministro que le llegan desde el Ejecutivo autonómico, a través de Somacyl, de madereros, cooperativas agrícolas y otros proveedores.

En el caso del Gobierno de la Comunidad, esa alianza se traduce en una aportación económica al proyecto de cinco millones de euros, que supone el 20% del montante global de cien millones que se invertirán en la central de biomasa berciana.

Apoyo que Castilla y León quiere ampliar a otras inversiones de Forestalia en el territorio de la Comunidad. De hecho, en palabras de la propia Junta a este periódico, ya se está negociando con Forestalia para que la otra mitad de megavatios, hasta los 108 que se ganó en concurso público, vayan a una nueva central de biomasa, que el Ejecutivo de Castilla yLeón pretende que la industria aragonesa lejos de llevársela a su tierra la instale en alguna otra provincia de la Comunida, evidentemente con potencial forestal.

En estos momentos, Forestalia tiene gestionada la tramitación de una centran en localidad aragonesa de Monzón. 


550 empleos

La térmica de Cubillos del Sil, además de la enorme inversión, alcanzará un importante impacto en la generación de empleo. Las propias previsiones de la empresa fijan el impulso, en lo que a relación de trabajadores se refiere, en 550 empleos entre directos e indirectos.

De éstos, doscientos serán directos en la fase de construcción de la planta del Bierzo, 50 más también directos, en su fase de operación y 300 puestos de trabajo para la limpieza de montes, campos, transportes y otros servicios.


Combustible limpio

Si fundamental resultan esos cien millones de inversión y el medio millar de empleos, una de las características fundamentales y a tener en cuenta es que se trata de una instalación de combustible limpio.

La quema que se llevará a cabo en la central de Compostilla para la generación de energía eléctrica será con «combustible exclusivamente agroforestal».

El 70% del mismo serán chopos, pinos, roble y encina, mientras que el 30% restante procederá de la paja de los pastos, con lo que además se generará un beneficio para más de 500 agricultores de la zona.

Y es que la subasta que Forestalia ganó en enero de 2016 y por la que se le adjudicaron 108 millones de megavatios de generación de energía eléctrica através de la biomasa, cincuenta de los cuales se producirán en Cubillos del Sil, «descarta la posibilidad de que se utilicen residuos urbanos industriales o peligrosos».

La planta de Forestalia en El Bierzo se construirá con la última generación en tecnología, que permitirá menores emisiones y con el rango de mayor eficiencia energética de las que se se llevarán a cabo en Europa. La central cumple con la normativa actual y con las últimas recomendaciones de la Unión Europea, los objetivos a partir de 2020 en cuanto a volumen de emisiones de CO2.