Heraldo-Diario de Soria | Martes, 18 de septiembre de 2018

ATLETISMO

Las numantinas son Celtíberas

Nace el primer club de atletismo íntegramente femenino de la provincia / Es filial del Atletismo Numantino y está presidido por Enrique Márquez y Raquel Álvarez

Sara I. Belled 03/02/2018

Un referente en el atletismo femenino español y el espejo en el que pueda reflejarse la base de atletas sorianas en la provincia. Con esas dos no sencillas premisas ha nacido el Club Las Celtíberas, filial del Atletismo Numantino que comenzará su andadura en la próxima temporada con un objetivo ambicioso pero posible: llegar en apenas dos años a la élite de la disciplina.

Sobre el papel, no podía ser de otro modo. Las numantinas eran celtíberas y de ahí han sacado el nombre del nuevo club. La simbología no es otra que el de la «mujer guerrera, luchadora», heredera del espíritu de Numancia, explica Enrique Márquez, presidente de la recién conformada entidad, pionera en la provincia.

Sobre la pista, «lo que queremos intentar es que, como con el Numantino, podamos conseguir un equipo de División de Honor y fomentar así el deporte femenino, que ya lo estamos haciendo pero consideramos que necesitamos la figura de un club nacional que sirva de guía», añade. No es una empresa fácil, pero no imposible.

Ya mentó el también creador, presidente y entrenador del Atletismo Numantino la intención de abordar esta empresa a mediados de verano y solo un trámite burocrático retrasará su puesta en funcionamiento de la temporada que empieza ahora a la siguiente. «El club está creado, falta la confirmación de la creación por parte de Junta de Castilla y León, que nos han confirmado que llegará mas o menos en un mes», detalla. Como ya será tarde para llegar a esta temporada 2017-2018, los fichajes se ha realizado con el Numantino y «en septiembre u octubre se hará el cambio».

Al carro se suben «figuras relevantes», como la de Raquel Álvarez Polo, saltadora de altura y vicepresidenta del nuevo club, que será quien por el momento «dé nombre e imagen al club». Completan la directiva Carmen Romero, Estefanía Estrella Fortes, Andrés Corralero y Miriam Barranco. Incide el presidente en este sentido en la importancia de contar con una organización formada principalmente por mujeres.

En cuanto a las atletas, «de chicas ahora contamos con Natalia Tejedor, Patricia Millana y Isabel Hernández... Y este año se suman Miriam Barranco, María Andrés y Raquel Álvarez», detalla Márquez.

Y esperan nuevos refuerzos para la próxima temporada, Márquez habla de «unas 15 o 20»: «El año que viene terminaremos de dar forma al club, al equipo, a las pruebas y el calendario». La idea es esa de «conseguir un grupo de chicas que ascienda a División de Honor igual que el de chicos».

Así que el de Las Celtíberas será un equipo formado exclusivamente por mujeres, pero su creación, como filial, no dejará al Numantino sin presencia femenina. «La idea es que incluya principalmente el equipo de máxima categoría, pero la base y la escuela del Numantino será la que suministre las atletas», explica Márquez.

Es decir, que el nuevo club sustentaría al equipo de élite y daría la oportunidad a las atletas jóvenes del Numantino de competir con ellas. Coloquialmente, «serán las mayores las que en el futuro formen parte de Las Celtíberas».

El equipo empezará poco a poco, pero el mejor escenario sería solventar en un año el Campeonato de España de Clubes de Primera División. Esa meta no es solo deportiva, sino también económica, ya que a las limitaciones con las que ya cuenta el Numantino se suma que durante el primer año Las Celtíberas no podrán ser beneficiarias de ayudas al no contar con resultados deportivos que las sustenten.

«El esfuerzo económico del primer año es pagar a las atletas las competiciones que tengan nacionales, el hotel y desplazamiento, las equipaciones...». Cuenta que para las 15 o 20 atletas con las que puedan contar el club habrán de disponer de unos 15.000 euros. Los patrocinadores serán fundamentales. «En principio ya estoy moviendo a patrocinadores y la idea es que algún patrocinador soriano nos ayudase con el club femenino, entonces sino evidentemente habría que intentar obtener alguna subvención este año y el año que viene, pero este déficit lo vamos a tener hasta que conforme se vayan alcanzando objetivos se reciba una compensación económica», explica Márquez. En el club apelan por el momento a la apuesta por la iniciativa y el compromiso. «Entre todos creo que es viablemente posible», zanja el entrenador, quien a lo largo de los últimos años ha formado un equipo masculino con atletas del CAEP Soria hasta ascender y cerrar la permanencia en la máxima categoría.

Información publicada
en el suplemento Todo Deporte
el 2 de noviembre de 2017