Heraldo-Diario de Soria | Domingo, 23 de septiembre de 2018

TERCERA DIVISIÓN

El Numancia B no puede pasar de las tablas

Los sorianos arañan un resultado posisitivo ante un gallo de la competición / El dominio del filial rojillo fue absoluto

Área 11 05/02/2018

El bloque local volvió a arañar un resultado positivo a un gallo de la competición. Los locales sumaron un punto merecido, pero insuficiente en la angustiosa lucha que mantienen por la permanencia. Los de San Amaro disfrutaron de las mejores oportunidades y mostraron una seguridad defensiva que debe servir de ejemplo en el futuro.

La visita del Numancia B no era, precisamente, un compromiso cómodo. El Real Burgos supo contener el talento del filial rojillo y esperó con paciencia su momento. Cova en la primera dispuso de una gran opción, pero la acción clave llegó en el 64. Juli, con todo a favor y a placer, no acertó con los tres palos. Ahí estuvo una victoria muy importante para los locales.

El Real Burgos superó con firmeza los agobios de la primera parte. Cierto es que el Numancia B apenas generó peligro sobre la portería de Pana, pero el dominio soriano fue absoluto. Los de Guti fueron incapaces de salir con el balón jugado y apenas conectaban dos pases seguidos antes de perder el balón. Eso sí, en defensa no ofrecieron concesión alguna a su rival.

Los centrales Óscar y Javier cuajaron un partido impecable, ayudados en la contención por Mota y el inagotable Taborda. El Numancia B apostó por el buen trato de balón, pero las imprecisiones en algunos momentos y la falta de ritmo en sus acciones ofensivas por otro facilitaron la labor burgalesa.

El Real Burgos basó sus opciones en algún chispazo y en la estrategia. Mota lo intentó en el arranque con un disparo lejano y ya en el 28 Cova disparó cruzado dentro del área tras recibir un balón peinado en un saque de puerta. El delantero se revolvió con criterio y se encontró con la intervención de Campos.

Esa acción fue un oasis en el desierto ofensivo de los rojipardillos. En el otro área, el Numancia lo intentaba una y otra vez con centros inocentes y disparos desde la frontal sin excesivo peligro.

El bloque de San Amaro necesitaba algo más si quería rascar un resultado positivo. El Real Burgos ganó protagonismo con el balón en el inicio de la segunda parte, defendió más lejos de su portería y comenzó a conectar con Jonatan. Sin embargo, los locales no anduvieron finos en el último pase y tampoco inquietaron a Campos hasta el minuto 64.

Juli ganó la espalda a su rival en un balón largo y se plantó ante un portero ‘vendido’ en esta situación. Bastaba con rematar entre los tres palos, pero el disparo del atacante se marchó junto al poste izquierdo. San Amaro no se lo podía creer. Ese era el mejor cartucho de los locales, quienes poco a poco comenzaron a pagar el esfuerzo. El Numancia B recuperó el control del balón y del terreno, sin la mordiente necesaria en el último tercio del campo. La mejor opción visitante llegó en el 77, cuando pidieron penalti por mano de un defensa en un barullo dentro del área que olía a 0-1. El Real Burgos salió airoso de esta situación delicada y supo controlar las acometidas del rival en los últimos compases. Sea como fuere, a estas alturas un punto sabe a poco.