Heraldo-Diario de Soria | Sábado, 22 de septiembre de 2018

VOLEIBOL

«El título logrado en 2008 fue la guinda al trabajo realizado»

Ricardo Maldonado recuerda el último título de la Copa del Rey logrado por el voleibol soriano, fue en 2008 y él era el entrenador.

22/02/2018

Ricardo Maldonado todavía es recordado en Soria por su exigencia y por su gran trabajo al frente del Numancia Ciudad del Medio Ambiente a lo largo de la década pasada. Seis temporadas como entrenador del voleibol soriano que dejaron un buen número de finales jugadas y el título de la Copa del Rey en el año 2008. Tras su etapa en Los Pajaritos emprendió la aventura en las categorías inferiores de la selección española, entrenó Catar, para regresar al trabajo de base en Palencia. El argentino, que tiene grandes recuerdos de su etapa en Soria, estará el domingo en la final copera y espera, aunque sabe de la dificultad de la empresa, que el Río Duero Soria tenga papel protagonista
Pregunta.- Diez años han pasado de aquel título de Copa del Rey conquistado en Teruel.
Respuesta.- Cómo pasa el tiempo. Todos nos hacemos mayores. Recuerdo aquel título con especial cariño después de haber jugado varias finales y perderlas. Alguna vez nos tenía que tocar y nos tocó ganar la Copa de Teruel.
P.- Su equipo no llegaba precisamente como favorito en aquella edición copera.
R.- Todo el mundo pensaba que el título estaba entre Palma y Unicaja Almería. Nosotros estábamos en un segundo plano. Nos allanó mucho el camino la sorprendente victoria de Zaragoza sobre Palma en la primera jornada del torneo. En la final todos nos daban por muertos ante Unicaja Almería pero con Soria nunca hay que fiarse.
P.- ¿Qué recuerdo tiene de aquella final?
R.- Pues que ellos eran mejores y teníamos que ir al límite de nuestras posibilidades para tener opciones de ganar. Nos salió un gran partido en el que Ocampo fue el jugador que marcó la diferencia. Creo que fue elegido el mejor jugador de aquella Copa del Rey.
P.- Luego vino lo bueno con la celebración del que era y es el tercer título copero para el voleibol soriano.
R.- No olvidaré nunca el gran recibimiento que tuvimos en Soria, en la plaza de Herradores, cuando llegamos desde Teruel. La gente estaba volcada con nosotros.
P.- Al final de esa temporada dejó Soria y se fue a Palencia con la selección española junior.
R.- Consideré que había finalizado un ciclo después de seis años en Soria.
P.- ¿Cómo valora esos seis años en tierras sorianas?
R.- Fue un periodo muy bueno en el que en algún partido llegamos a meter a 2.000 personas en Los Pajaritos. La Copa del Rey que ganamos en Teruel fue la guinda al pastel, la guinda a todo el trabajo realizado en aquella etapa.
P.- Los que le conocen dicen que dejó huella en Soria por su trabajo y por sus conocimientos.
R.- Está bien que se acuerden de uno por cosas buenas.
P.- Los que le conocen también dicen que entrenar con usted era una exigencia total.
R.- Nunca tuve a mis órdenes a los mejores equipos, por lo que el trabajo y la exigencia eran la fórmula para acercarnos a los mejores. Creo a pies juntillas en el entrenamiento y en el pabellón.
P.- Tuvo una gran sintonía con José Miguel Serrato
R.- Somos amigos. Somos dos personas parecidas y a la vez diferentes. Entre nosotros hubo una gran empatía y apuntábamos a lo mismo: a ganar. Siempre respetó mi trabajo.
P.- ¿Cómo ve la Copa de este año con el Río Duero como anfitrión?
R.- Palma y Teruel son los favoritos y todo apunta que estarán en la final.
P.- ¿No da ninguna opción al equipo soriano?
R.- La Copa es el torneo de las sorpresas y confío en que Río Duero pueda darla. Hace diez años Zaragoza dio la campanada ante Palma. La Copa es difícil de afrontar para los que van de favoritos.
P.- El primer escollo para el Río Duero es Ibiza, ¿cómo ve el partido?
R.- A Ibiza se le ganó recientemente en Superliga, pero el viernes será diferente. El Río Duero debe estar muy concentrado, cometer pocos errores y jugar con intensidad.
P.- ¿Algún consejo para Sevillano?
P.- A Manuel lo quiero mucho. Es una persona sensata y tiene conocimientos de voleibol. Creo que va a ser un buen entrenador. Tiene pasta y pinta de técnico. Pronto tendrá que dejar la doble función de entrenador-jugador.