Heraldo-Diario de Soria | Viernes, 16 de noviembre de 2018

VOLEIBOL

«Vamos a llegar a los 1.000 abonos»

El Río Duero ultima los detalles para que la Copa del Rey eche a andar en Los Pajaritos,con alguna que otra promesa en mente

Sara I. Belled 23/02/2018

Hay 2.500 butacas que llenar y el club Río Duero Soria quiere llenarlas todas. Eso, o las máximas posibles. Hasta mediados de esta semana iban por unos 800 abonos, pero con los pedidos de última hora y los de los socios, que podían retirarlos hasta ayer a un precio reducido (de 25 a 15 euros) Alfredo Cabrerizo, presidente de la entidad, advirtió que podrían llegar «a los 1.000 abonos antes del inicio de competición». Es sin duda una buena cifra a la que habrá que sumar todas aquellas personas que quieran ver un partido concreto o se animen a bajar a Los Pajaritos donde la Copa del Rey llevará desde hoy y hasta domingo tres días del mejor voleibol español.

El club, que ha preparado unos curiosos aplaudidores que repartirá por las gradas, espera que la principal afición después de la celeste será la de Teruel. Contando con la cercanía de la provincia, se espera que vengan más de 240 personas solo con los abonos ya reservados. «Vienen unas 25 personas desde Palma de Mallorca y un autobús desde Colmenar, porque Daniel Macarro es de allí y viene su equipo de formación», detalló Cabrerizo en la visita que realizó a las instalaciones junto al concejal de deportes del Ayuntamiento de Soria, Ángel Hernández. También se espera un Valladolid y muchos aficionados más.

Soria, como dijo ayer Hernández, «siempre ha sido tierra de voley» y más ahora que se cumplen 30 años de la permanencia del equipo soriano en la máxima división española de voleibol. Convencido de que «si llegamos a la final, la ganamos», no quiso perder la ocasión de invitar a llenar el pabellón de Los Pajaritos. No solo para ver al Río Duero, como apuntó a su lado el entrenador y jugador de los celestes, Manuel Sevillano, si no para poder formar parte «de la competición más bonita del voleibol en España».

Cabrerizo, que sobrepasa ya hasta la fecha la veintena de días volcado en organización de la Copa junto a unos 70 voluntarios que han apretado estos días para dejar a punto el pabellón, aseguró ayer que no se arrepiente de pedir la celebración de esta cita en Soria. Una organización que ha apoyado el Ayuntamiento de Soria. Aunque ojo si al Río Duero se le ocurre ganar el que sería su cuarto entorchado porque prometió ayer ante los micrófonos de los periodistas que cataría el agua de la fuente de El Espolón si el domingo los sorianos vuelven a hacer historia.

Una vez se acerca la puesta de largo de la Copa del Rey es momento de disfrutar, pero también de hacer cuentas. Según recordó ayer Cabrero en cuanto al presupuesto total, «entre unas cosas y otras alcanzamos los 50.000 euros». Un montante que responde al esfuerzo de organizar una competición a la altura por segunda vez en la historia en la provincia de Soria.

Un homenaje a los artífices del actual Río Duero

El actual Río Duero Soria resurgió hace cinco años gracias a la afición, pero también a aquellos jugadores que quisieron unirse a la apuesta de consolidar el voleibol en la capital. Por eso desde la entidad deportiva emplearán la celebración de la Copa del Rey que se desarrollará desde hoy y hasta el domingo en el pabellón de Los Pajaritos y su coincidencia con los 30 años del equipo en la máxima división española de voleibol para hacer un homenaje a aquellos que se subieron a bordo de un barco que fue entonces toda una aventura y lo continua siendo. Lo adelantó ayer el presidente del club, Alfredo Cabrerizo: «Tenemos pensado hacer un pequeño homenaje a la primera plantilla del Río Duero hace cinco años». Fueron ellos, explicó, los que «decidieron apostar por nosotros y por este grupo de locos que decidieron hacerse cargo del equipo y que fueron ademas los primeros que nos dieron su apoyo».