Heraldo-Diario de Soria | Domingo, 23 de septiembre de 2018

VOLEIBOL

Un diez para la Copa

Federativos, directivos de clubes y jugadores felicitan al Río Duero por la organización del torneo / Cabrerizo: «El éxito ha sido que no se bajo de 2.000 personas en los tres días de competición»

Félix Tello 27/02/2018

La decepción en el plano deportivo por la eliminación del equipo del Río Duero Soria en los cuartos de final ante Ibiza se ha encajado mucho mejor gracias al éxito organizativo de un torneo del que ya se dice que ha sido la mejor Copa del Rey de los último años. Una nota de sobresaliente para una cita que finalizaba el domingo y en la que se coronaba a Voleibol Teruel como campeón. Federativos, con el presidente Agustín Martín Santos a la cabeza, directivos de clubes y jugadores felicitaban al Río Duero por la organización de un fin de semana que todo salió a la perfección. Un éxito que anima al club celeste a pensar, en un futuro no muy lejano, en acoger una nueva edición del torneo del KO.

«El gran éxito de esta Copa del Rey que hemos organizado ha sido que en los tres días de competición no se ha bajado de 2.000 aficionados en la grada del pabellón de Los Pajaritos». Así de claro y así de contundente se explicaba el presidente del Río Duero Soria, Alfredo Cabrerizo, cuando se le pedía hacer una valoración del torneo desde el punto de vista de la organización.

Cabrerizo continuaba refiriéndose a estos tres días en los que Soria ha sido el escenario del mejor voleibol español. «No ha felicitado todo el mundo», indicaba el dirigente celeste, quien añadía que «más de una voz autorizada no ha dicho que ha sido la mejor Copa del Rey de los últimos veinte años». El presidente del Río Duero hacía referencia a una conversación con Martín Santos y señalaba que «el presidente de la Federación Española nos ha trasladado que no sólo se ha igualado el torneo celebrado en Leganés del año pasado. Nos dijo que los hemos superado».

Cabrerizo, que quiso dar las gracias a todas las personas que han participado en la organización del torneo copero, reconocía estar «muy satisfecho» de cómo ha salido todo y por ello ayer se mostraba ambicioso cuando afirmaba que «no descartamos volver a organizar la Copa en un futuro no muy lejano».
El responsable del Río Duero hacía hincapié en lo que puede aportar esta Copa del Rey para el voleibol soriano e indicaba que «tenemos que aprovechar el impulso que ha dado el torneo al voleibol soriano». En lo relacionado con la recaudación lograda a lo largo de los tres días de partidos, Cabrerizo apuntaba que «nos tenemos que sentar para hacer balance. No vamos a decir que la Copa ha sido rentable para la entidad, no era lo que se pretendía, pero el torneo no va a costar dinero al club».

Desde el viernes hasta el domingo la fiesta del voleibol se ha podido vivir en Soria con la participación de los seis mejores conjunto del concierto nacional. La sensación en la tarde del domingo, al concluir la final entre Teruel y Unicaja, para Alfredo Cabrerizo fue de pena. «Me hubiera gustado que la Copa del Rey hubiera durado más días. Todo ha salido tan bien que daba pena tener que desmontarlo todo».

Por otro lado, la ‘fan zone’ ubicaba en los aledaños del pabellón de Los Pajaritos también fue un auténtico éxito participativo a lo largo de las tres jornadas de voleibol. Soria, el Río Duero y todos los aficionados al deporte de la red respondieron con nota en una edición copera que ha puesto el listón muy alto para las sedes que vengan después.

"No supimos gestionar la ansiedad"

El presidente del Río Duero Soria, Alfredo Cabrerizo, analizaba la derrota en los cuartos de final ante Ibiza y aseguraba que «no supimos gestionar la ansiedad de tener que ganar al rival sí o sí por ser los anfitriones y los favoritos en este partido». El conjunto celeste hizo lo más difícil al empatar un partido que se había puesto muy cuesta arriba, pero en el quinto parcial los baleares fueron mejores. «Fue una derrota que a todos nos dolió mucho. Los jugadores estaban muy afectados el viernes por la noche, pero hay que levantarse y pelear por la cuarta posición de la Superliga», afirmaba el máximo responsable de un Río Duero al que le faltaron las fuerzas en el set definitivo para lograr un billete para semifinales.