Heraldo-Diario de Soria | Lunes, 19 de noviembre de 2018

FÚTBOL PROVINCIAL

Otra jornada desfavorable

Solo el Numancia B puntúa en la última cita de los representes sorianos de Tercera

LUIS HDEZ. CASADO 01/03/2018

Otra jornada desfavorable en Tercera división. Solo el Numancia B consiguió puntuar en la última cita entre los representantes sorianos del Grupo VIII. El filial, además, sumó los tres puntos a costa de la derrota del Sporting Uxama, que sigue en una posición comprometida al igual que el San José, último clasificado. Los colegiales se trajeron una goleada de su visita a Salamanca, mientras que el Almazán también regresó de vacío en su visita al Cristo Atlético. Después de varias partidos sin perder, el grupo de Moisés Gutiérrez regresó de Palencia con una goleada que frena la progresión de las últimas semanas. Su posición sigue muy precaria cuando varios de sus rivales están pendientes de completar alguna de las jornadas aplazadas y pueden superarle o distanciarle.

El Numancia B sumó una nueva victoria y se mantiene en una posición cómoda, octavo con 40 puntos, solo amenazado por dos rivales por abajo, el Zamora (39) y el Ávila (38). Su inmediato superior, la Arandina (41), es el único conjunto al que puede alcanzar de manera rápida puesto que el resto se encuentran a más de un partido de distancia. El filial rojillo jugará este fin de semana en Salamanca frente al Salmantino en uno de los desplazamientos complicados del curso ya que ocupa el tercer puesto de la clasificación y su objetivo es meterse en la lucha por ascender a Segunda B. El Numancia B debía haber jugado ayer el partido con el San José, aplazado en enero, pero la nieve volvió a impedirlo.

El San José buscaba en ese partido programado para ayer un golpe moral para su complicada situación. Además de los tres puntos en juego, el grupo de Eduardo Modrego necesita rearmarse anímicamente para encarar el resto del campeonato. Parte desde una posición muy baja, último con 16 puntos, y no puede permitirse el lujo de ceder muchos más puntos si quiere luchar por la permanencia. La salvación está muy complicada, pero si no suma cuanto antes incluso la pugna por intentar salir de esas posiciones se puede complicar demasiado. Su siguiente cita es la que le mide a la Arandina, equipo situado en la zona media de la clasificación.

En una situación similar se encuentra el Sporting Uxama, fuera de una hipotética zona de descenso, pero inestable por lo que provoca la competición con los arrastres de otras categorías. Después de perder en la Ciudad del Fútbol numantina, el equipo de Rubén Puente recibe al Real Ávila en otra oportunidad para seguir enganchado en su lucha por la salvación. A esa pelea también se ha apuntado el Almazán que jugará este fin de semana con el Virgen del Camino, equipo al que le separa tres puntos, un rival alcanzable.