Heraldo-Diario de Soria | Domingo, 23 de septiembre de 2018

VOLEIBOL

La batalla por el título liguero

El Río Duero inicia hoy en Teruel, 19.00 horas, con el primer partido al mejor de cinco la serie de semifinales por el campeonato de la Superliga /Sevillano cuenta con todos a su disposición

LUIS HDEZ. CASADO 07/04/2018

Comienza la batalla por el título de la Superliga. El Río Duero Soria afronta hoy, 19.00 horas, el primer partido de una serie de semifinales al mejor de cinco enfrentamientos que mide al equipo soriano con el dominador de la fase regular y dueño del título disputado ya en la presente temporada, la Copa del Rey. El CVTeruel es el favorito también para tomar el relevo del actual campeón, el Palma, y recibe la doble visita, hoy y mañana, en su pabellón de Los Planos de un equipo sin complejos como es el grupo de Manuel Sevillano, que cuenta con todos sus efectivos para esta primera parte de la serie de semifinales. El Río Duero, como reconoció su entrenador, llega a Teruel con todos los objetivos cumplidos. Sin contar con un buen resultado en la Copa, la organizó de manera que supuso un empujó para el voleibol en Soria y para su crecimiento a nivel institucional y deportivo. Su clasificación para las eliminatorias por el título han redondeado la campaña, que comenzó con dudas en la primera vuelta de la fase regular. Los buenos resultados de la segunda, además del derrumbe de sus rivales por esa cuarta posición, han metido al equipo soriano en una lucha complicada por el peso del rival, pero a la que no se presentan como la víctima propiciatoria. Sevillano advirtió que no viajarán a Teruel para salir derrotados por tener la temporada justificada. Buscarán dar un susto al conjunto aragonés desde la convicción que les ha llevado a superar una situación adversa a lo largo de la segunda vuelta cuando parecía difícil posicionarse como cuartos. Además, los dos enfrentamientos directos frente a Teruel también permiten dar rienda suelta a la ambición ya que las dos derrotas fueron ajustadas. Con todo, la eliminatoria adquiere un carácter de hazaña por la diferencia económica y el potencial deportivo del rival.