Heraldo-Diario de Soria | Jueves, 15 de noviembre de 2018

FÚTBOL PROVINCIAL

Moisés Gutiérrez cumple el objetivo

El entrenador del Almazán repasa su paso por el equipo soriano al que llegó hace cinco meses para certificar la permanencia

LUIS HDEZ. CASADO 17/05/2018

Finalizada la temporada en Tercera división y confirmada su no continuidad en el banquillo del Almazán, Moisés Gutiérrez repasó ayer vía telefónica su trabajo al frente del equipo adnamantino y del Grupo VIIIde Castilla y León después de haber contabilizado 14 temporadas en la liga aragonesa. «Me contrataron para salvar la categoría y en la segunda vuelta hemos conseguido unos buenos números respecto al primer tramo de la competición en la que el equipo estaba cerca del descenso directo. La directiva me marcó como objetivo la salvación y con 23 puntos durante la segunda vuelta nos ha llevado a una zona menos estresante de la clasificación», resume el técnico aragonés, que en Almazán se ha encontrado un lugar idóneo para trabajar con el equipo. «La directiva me ha sorprendido por su gran nivel humano. Espectacular. En el apartado de instalaciones, buen destino para trabajar porque son exclusivas para el equipo y se encuentran en buenas condiciones. Me he sentido muy a gusto», explica.

Moisés Gutiérrez también reconoce que en el club y en el equipo deben dar un paso adelante para alcanzar un grado más de exigencia para no pasar los apuros de esta temporada. «Este equipo puede pelear por situarse entre el duodécimo y el sexto si se prepara desde ya la próxima temporada. Con un poco de exigencia y me refiero a fichar y renovar jugadores cuanto antes, contratar ya a un entrenador para planificar la pretemporada y la próxima competición, el compromiso de los jugadores con los entrenamientos y la dedicación que exige la categoría... un paso al frente para conseguir un nivel mayor de exigencia, eso de lo he dicho a la directiva, porque el resto lo tienen bien. Económicamente está saneado, pagan en tiempo y orden y tienen las instalaciones necesarias para desarrollar el fútbol. Falta dar ese salto calidad», asume.

Su salida ha sido consensuada con la directiva. Sin problemas y con muy buenas sensaciones. «En estos cinco meses dejo amigos en Almazán. No ha existido una razón en concreto para mi marcha, pero venir desde Zaragoza supone un desgaste y un gasto importante para el club. Les he comentado que con la mitad de los gastos que genero pueden tener a un entrenador para luchar por situarse en mitad de la tabla. La experiencia ha sido enriquecedora en todos los sentidos y si me la volvieran a proponer, aceptaría», destaca el aragonés, que ahora piensa en descansar unas semanas de play-off, pero atento a las posibles ofertas que puedan llegar. «Mi futuro pasa por estar ligado a los banquillos. Ojalá que en la misma categoría sin descartar ninguna proposición», anuncia.

Un grupo muy competitivo

Moisés Gutiérrez ha descubierto el Grupo VIII de Tercera división donde los desplazamientos le han sorprendido. «Hemos hecho viajes de cuatro y cinco horas con lo que supone para luego competir. Así que sacar algo fuera de casa es complicado muchas veces», analiza. También ha disfrutado de campos de grandes localidades donde «motiva jugar». El técnico destaca de la competición la superioridad de seis u ocho equipos, «por presuspuesto, calidad, trabajo o respaldo social», y un grupo muy igualado entre el resto de los equipos del grupo. Lo que le ha sorprendido ha sido el tema de los arrastres. «No estaba acostumbrado a esto y no es normal que se esté pendiente de un descenso por los arrastres. La planificación de la temporada no puede estar sujeta a esto», indica.