Heraldo-Diario de Soria | Domingo, 15 de septiembre de 2019

Restauración de las pinturas góticas de San Nicolás

El Ayuntamiento de Soria adjudicará de forma urgente los trabajos de mejora

El Consistorio espera tener resulta la tramitación la semana próxima para coordinar con la Junta de Castilla y León esta intervención

Soria - S.A. 24/05/2018

El Ayuntamiento de Soria adjudicará por procedimiento de urgencia los trabajos de restauración y protección de las pinturas góticas de la antigua iglesia de San Nicolás. La semana próxima, confía el responsable del área de Cultura en el Consistorio soriano, Jesús Bárez, podría quedar resuelta la tramitación necesaria, que se hará coincidir con la parte que, a su vez, se encargará de reparar la Junta de Castilla y León. Ambas instituciones sufragarán al 50% los gastos de esta intervención que tiene como objetivo frenar el deterioro sufrido por este conjunto mural desde que, en el año 2011, se expuso al público protegido por un cristal.

La coordinación de los trabajos que llevarán a cabo el Consistorio soriano (albañilería, instalación del nuevo cristal y del filtro que erradicará las radiaciones de rayos ultravioleta) y la administración regional (restauración de las pinturas y colocación de un nuevo panel explicativo) será vital en el arranque de estas obras que rondarán los 30.000 euros. El primer paso corresponderá al Ayuntamiento, que deberá desinstalar el cristal para facilitar las labores de restauración del fresco. Éstos tendrán una duración de unos cuatro meses y, como finalidad, la fijación de la capa pictórica, que según el proyecto de intervención, se encuentra «en un estado de conservación regular». La rehabilitación del fresco se completará con el reintegrado de pequeñas lagunas de pintura mural empleando pintura en acuarela.

Este proceso se llevará a cabo sólo «con una base pictórica monocroma acorde con el tono medio de la pintura mural, de manera que no resalten las lagunas sobre el resto pintado», apunta el proyecto.

Asimismo, se eliminarán las sales solubles, así como la presencia de algas y microorganismos que afectan a la correcta conservación de los cerca de ocho metros cuadrados que ocupa el conjunto pictórico, una de las escasas representaciones del martirio de Thomas Becket en España

Por otra parte, la colocación del nuevo acristalamiento que protegerá el fresco se completará con la impermeabilización del absidiolo donde se encuentran la obra para evitar que el agua de lluvia penetre en esta área y garantizar, asimismo, la evacuación correcta de éstas. También se sustituirá el actual sistema de iluminación (un foco de obra) por luminarias LED de menor consumo energético que, además, evitarán que el interior del absidiolo se caliente en exceso térmicamente.

Asimismo, se llevará a cabo una revisión de los paramentos de piedra, así como la limpieza de la cantería, entre otras obras de albañilería.

El conjunto pictórico, vinculado al estilo gótico lineal, había permanecido oculto tras un panel de madera desde su descubrimiento, a finales de los años 70.

Sacarlo a la luz ha supuesto un grave y constante deterioro para las pinturas. La incidencia de los rayos de sol, la luz ultravioleta y la intensidad lumínica, especialmente durante los meses de verano, han contribuido a que la pérdida de la policromía y de definición sea imparable. Para evitar más deterioro, se instalará un nuevo cristal que se reforzará con láminas de control solar que reducirán en un 99,9% los rayos ultravioletas, así como en un 97% la acción de la incandescencia lumínica, características que se verán complementadas por una reducción de la condensación térmica. En el año 2001 todavía se podía leer toda la escena. Actualmente hay varias zonas que han perdido el dibujo. La Asociación Patrimonio y Sostenibilidad detectó hace cinco años el progresivo deterioro de este conjunto mural a través de un programa informático elaborado por la arquitecta Inés Santa-Olalla y, en este sentido, ha sido el principal auspiciador, junto al Ayuntamiento de Soria, de esta intervención.

El concejal del área municipal de Cultura espera que las obras puedan comenzar en breve e impidan que las pinturas góticas sigan sufriendo deterioro, especialmente, durante los meses de verano, la época del año con mayor incidencia de los rayos de sol sobre este conjunto pictórico que data del siglo XIII.