Heraldo-Diario de Soria | Jueves, 15 de noviembre de 2018

COPA DIPUTACIÓN

La Copa es del Calasanz

Se impone en los penaltis a la Sampedrana (5-4) y hace doblete en un partido igualado

Raúl Alonso 27/05/2018

El Calasanz se impuso ayer en los penaltis (5-4) a la Sampedrana en una Copa Diputación histórica e inédita para ambos conjuntos que se disputó en el campo San Juan de Garray. El marcador, que comenzó a moverse a falta de 10 minutos para el final, terminó empate a uno en el tiempo reglamentario. Ante unas 500 personas, con poco fútbol, pero mucha expectación, los capitalinos levantaron así su primer título coronando una gran temporada en la que ha sido además campeones de la Liga Provincial.

La primera parte tuvo más lucha que fútbol en un partido que en los prolegómenos veía como la Sampedrana hacía el pasillo al Calasanz como reciente campeón de la Liga Provincial. El ambiente en la grada de San Juan marcaba el arranque del choque con mayoría de aficionados llegados desde san Pedro Manrique. Fueron unos primeros 45 minutos en los que ni unos ni otros crearon peligro ante el marco rival. El Calasanz sí que intentó elaborar más el juego mientras que los de Mario Martínez buscaron el balón parado para hacer daño aunque sin premio. En el arranque los dos equipos se tenían excesivo respeto y, así, para ver el primer disparo hubo que esperar al minuto 17 con un intento de Castro para la Sampedrana que paraba el meta calasancio. Antes de cumplirse la media hora de juego, el Calasanz respondía tímidamente por medio de Jorge.

Tal vez fueron los minutos más intensos, ya que en las siguientes acciones Rodrigo para los de Tierras Altas y Álvaro para los de la capital gozaban de dos buenas oportunidades.

El primer acto entraba en su recta final y las defensas se seguían imponiendo a los ataques. El Calasanz iba a tener una buena llegada pero el pase de Adrián no podía ser rematado por Cascante. En el último minuto antes del descanso se producía un contratiempo para los calasancios con la lesión de Adrián Martínez, que dejaba su puesto a Hugo. Se llegaba al entreacto sin goles y todo quedaba pendiente para la segunda parte. La Copa Diputación seguía sin dueño.

Para el segundo tiempo, y aunque la intensidad era palpable por parte de ambos conjuntos, la acción se hizo esperar. La Sampedrana tuvo más fútbol en los pies y estuvo buscando un tanto que no llegaba. Fue Iván Villalba, a una salida de un córner, el que rozando el minuto 80 subió el primero al marcador (1-0). Mientras los sampedranos lo festejaban, los del Calasanz se rearmaban. Con más toque y midiendo bien los tiempos del partido, pero con poca verticalidad, los de Antonio Fernández supieron reaccionar a la contra hasta que Diego Crespo igualó el encuentro a falta de dos minutos para el final (1-1).

El empate solo podía llevar a la tanda de penaltis que resultaría, a la postre, tan igualada como el encuentro. Fueron 16 penas máximas y la posibilidad de certificar la victoria en ambos conjuntos. Al final sería el Calasanz el que haría el 5-4 para levantar su primera Copa Diputación en un partido en el que a pesar de la rivalidad obvia reinó el buen ambiente y la deportividad.