Heraldo-Diario de Soria | Martes, 18 de septiembre de 2018

Ópera

Nace un Club de Amigos para impulsar el Festival Lírico de Medinaceli

Las aportaciones, desde 50 a más de 500 euros anuales, incluirán descuentos y ventajas, un mecenazgo con el que el evento quiere seguir creciendo

Soria - S.A. 03/07/2018

Tras cinco años de andadura, el Festival Lírico de Medinaceli quiere seguir creciendo. Por ello, y ante la escasez de ayudas públicas (el año pasado sólo recibió 1.200 euros de la Diputación Provincial de Soria) nace el Club de Amigos de este certamen, una iniciativa con la que la organización, la Fundación Medinaceli DeArte, busca el respaldo de una amplia «masa social» conformada por empresas y amantes de la ópera de toda España. Desde aquella primera edición en la que se interpretó Don Pascuale, de Gaetano Donizetti, que vieron 95 espectadores, el público de esta cita con la ópera en el palacio ducal de la villa ocilitana ha ido aumentando hasta alcanzar los más de 250 de las últimas ediciones. La cifra, destaca Miguel Tugores, podría seguir incrementándose aportando, además, turismo de calidad. Porque, asegura, «quien viene a la ópera pernocta en hoteles de la zona».
Desde una aportación de 50 euros al año se puede formar parte de este Club de Amigos del Festival Lírico de Medinaceli, una adhesión que reportará descuentos (de hasta el 15%) y ventajas no sólo en la adquisición de localidades para los eventos operísticos programados, sino también en otras áreas de la Fundación DeArte, como la compra de obras artísticas, entre otras. Además de la cuota básica, también se puede colaborar con este certamen operístico a través de otras figuras, como la de socio benefactor (cuota anual de 90 euros), que incluye además de descuentos del 15% en compra de obras de arte a través de la Fundación y del 10% en los conciertos y el Festival Lírico también la entrada gratuita al palacio ducal de Medinaceli. Asimismo, se ha ideado la figura del socio destacado con aportaciones de 300 euros, con rebajas del 20% en los conciertos del palacio y la adquisición de obras artísticas y tres entradas gratuitas al festival. Pensando en el mecenazgo cultural de empresas y grandes entusiastas de la ópera se ha creado también la figura del socio prioritario VIP, con aportaciones a partir de 500 euros.
Ya puede formalizarse la inscripción como socio del Club de Amigos a través de la propia web del Festival lírico: www.festivalliricomedinaceli.com.
Tugores espera poder reunir a un grupo de 200 socios en toda España, un número que, asegura, permitiría garantizar la calidad del programa e incluso «lucirnos», destaca. El Club es, añade el director de la Fundación DeArte, una fórmula para «enraizar» y, sobre todo, continuar desarrollando y ampliando tanto el Concurso de Canto Un Futuro DeArte como el propio certamen operístico que ya tiene fechas para su edición 2018: 10, 11 y 12 de agosto. Es la única alternativa, sostiene, a unas subvenciones institucionales «casi insignificantes» y «a posteriori» que no ayudan a seguir mejorando un certamen que el año pasado tuvo unas críticas excelentes en la prensa especializada.
Por el Festival Lírico de Medinaceli han pasado ya muchas figuras del Teatro Real de Madrid como María Ruiz o Luis Cansino, así como de otros grandes auditorios operísticos y entre las señas de identidad del festival se encuentra no sólo ofrecer calidad, sino también montajes espectaculares aprovechando la propia arquitectura del palacio ducal. Allí, señala Tugores, el público de las primeras filas se encuentra a pocos centímetros de los cantantes y es imposible no sentir de una manera más cercana el propio montaje operístico. Si el año pasado la ópera representada fue Nabucco, en 2018 Giuseppe Verdi seguirá siendo el protagonista con otra de sus grandes obras: Rigoletto, que se pondrá en escena el sábado 11 de agosto a partir de las 22.00 horas. Rigoletto es, además, una producción que define bien el espíritu de este certamen ocilitano en la apuesta por los nuevos valores de la dirección de escena como Ignacio García, que vuelve al Festival Lírico de Medinaceli. «Es uno de los jóvenes más destacados de la ópera», insiste Tugores.
En esa misma línea, el evento comenzará el viernes 10 de agosto con el recital y la entrega de premios de la final del V Concurso de Canto Un Futuro DeArte, cuya final, que contará con nueve participantes tras las semifinales que tuvieron lugar en Madrid la semana pasada, será el próximo 15 de julio en el palacio ducal.
Asimismo, el domingo 12 de agosto concluirá el festival con la sección Ópera para niños, un espectáculo especial dirigido a los más pequeños que, en este caso, tiene como objetivo crear nuevos públicos para el bel canto. «A los cinco años, los proyectos o se consolidan o mueren... Nosotros hemos apostado por seguir», destaca el director de Medinaceli DeArte.