Heraldo-Diario de Soria | Martes, 18 de septiembre de 2018

PASABA POR AQUÍ

Sin socorrista

LUIS MIGUEL LARGO 11/07/2018

La Playa Pita vuelve a carecer de un servicio de atención sanitaria, socorristas incluidos, porque ni el Ayuntamiento de Soria, ni la Mancomunidad de los 150 pueblos, a los que pertenece este espacio, han querido gastarse el dinero suficiente para rubricar un convenio con Cruz Roja para que atiendan al numeroso personal que gusta de acercarse al pantano en estos días de calor a darse el tradicional chapuzón.


Cualquiera de las más de cincuenta piscinas extendidas por toda la provincia tienen obligatoriamente un servicio de socorristas que debe afrontar el propio municipio, algunos tan pequeños que abrir las piscinas le supone uno de sus principales gastos anuales, pero curiosamente el lugar de baño más concurrido de toda la provincia está abandonado de la mano de sus responsables, que han decidido que el gasto de tener a miembros de Cruz Roja vigilantes, incluso solo los fines de semana, es demasiado elevado para afrontarlo.


Todos los años asistimos a la misma dejación de funciones por parte de los propietarios, que un año más señalarán a la Confederación Hidrográfica del Duero como responsable del lugar, alegando que es la que concede los permisos para que se instalen las barcas a pedales y las piraguas, que se alquilan por un precio módico.

También Ayuntamiento y la Mancomunidad dan permiso a una instalación hostelera y a un camping pero se olvidan de contratar socorristas para este espacio tan concurrido. Habrá que recordar, sin caer en la demagogia, que el seis de agosto del año pasado se ahogó un chico de 22 años natural de Gambia y vecino de Soria al tirarse por el patín de uno de los barcos de alquiler, y que se necesitó de casi cuatro días de intensa búsqueda, con la presencia de los Cuerpos Especiales de Actividades Subacuáticas y de un helicóptero con base en La Rioja, para encontrar su cadáver.

¿Un servicio de socorristas hubiera evitado esta tragedia? Nunca se sabe, pero es una auténtica vergüenza que playa Pita no tenga servicio de socorristas desde 2012 por ahorrarnos unos miserables euros, que pagamos caros en la mala imagen que damos a nuestros visitantes.