Heraldo-Diario de Soria | Sábado, 17 de noviembre de 2018

XI Festival de Música Afroamericana

Enclave de Agua ganará mayor aforo desde el paseo de San Prudencio

El montaje de la infraestructura y el acondicionamiento de la zona de acampada comenzó ayer

25/07/2018

cialmente, el antiguo Lavadero de lanas comienza a transformarse para acoger, desde mañana jueves día 26 y hasta el sábado 28 de julio, una nueva edición, la undécima, del Festival de Música Afroamericana Enclave de Agua. Este año el objetivo es tratar de ganar espacio para los espectadores en la campa del escenario Lavadero, el principal de este certamen dedicado a ritmos como el soul, el blues o el funk. La superficie es la que es, explica el concejal del departamento de Cultura en el Ayuntamiento de Soria, Jesús Bárez, pero se va a tratar de mejorar la acústica y la visibilidad desde el adyacente paseo de San Prudencio. Para ello, se ha retirado la valla superior que corona el murete perimetral del complejo Lavadero. Así al menos, destaca Bárez, «la gente podrá disfrutar desde allí casi como si estuviera dentro de la campa».
La medida se acompañará de una pequeña reestructuración de la pequeña feria de artesanía vinculada al festival aunque, destaca el concejal del área municipal de Cultura, entidad que auspicia Enclave de Agua, apenas afectará a la disposición tradicional de los puestos.
Junto con el retranqueo del escenario ya habitual, se espera poder ganar «un montón de espacio en platea», destaca Víctor Frutos, director artístico de un Festival del que este año se ha destacado especial la calidad de los grupos e intérpretes que desfilarán por el certamen. El año pasado pasaron por las distintas propuestas musicales de Enclave de Agua más de 35.000 personas y la cifra sigue aumentando año a año. Como en más de una ocasión ha comentado con sentido del humor Frutos, al final, se acabará por echar abajo el muro de piedra que rodea el antiguo recinto del antiguo lavadero de lanas para ampliar aún más el aforo. Este año, de momento, se va a probar retirando la valla superior.
Otro de los cambios que se llevarán a cabo será el traslado de las cabinas higiénicas, que este año se quieren situar justo enfrente del recinto principal de conciertos. Aunque dependerá de los ajustes de última hora. En este sentido, destaca Bárez, el trabajo en la zona de las márgenes del Duero es frenético en estos días previos al arranque del certamen. Y no sólo en la zona de las escenarios.
En la zona de acampada y la reservada a autocaravanas y otros vehículos también echa chispas en cuanto actividad. Juntando ambos recintos, destaca el concejal del área municipal de Cultura, se ofertarán alrededor de 500 plazas de alojamiento casi a pie de festival, a menos de 200 metros. Pernoctar en la zona de camping, desde el año pasado ubicada en una antigua huerta con césped, tiene un coste de 10 euros por persona y día. Mientras que el área de autocaravanas y vehículos, en el antiguo aparcamiento de Las Edades, tendrá un precio de cinco euros la noche.
Desde ayer se instala el sistema de duchas y todos los servicios necesarios, asimismo, se reparan todos los daños que han causado las escorrentías de las tormentas de las últimas semanas.
Sin embargo, donde se espera que el efecto de las mejoras sea más visible es en el propio escenario principal de Enclave de Agua. El Lavadero incorporará este año un nuevo sistema de pantallas con el que se quiere ofrecer más espectacularidad a las proyecciones audiovisuales que acompañan cada una de las actuaciones. «Son auténticos artistas», declara Jesús Bárez en referencia al trabajo del videocreador Álvaro Luna y su equipo tanto en diferido, estudiando previamente el repertorio de cada uno de los intérpretes, como en imagen en directo.
De alguna manera, explica el responsable del departamento de Cultura en el Consistorio soriano, se busca «potenciar» estas videoproyecciones que son también marca de la casa de Enclave de Agua a lo largo en sus 11 años de andadura.
En este sentido, apunta Bárez, ya hay muchas ganas de que comience la undécima edición de este Festival de Música Afroamericana que se ha convertido en el principal atractivo turístico de la capital soriana durante el verano.
La ciudad pondrá en marcha de nuevo una línea especial de autobuses que unirán el centro desde la plaza de Mariano Granados con el paseo de San Prudencio, junto al Duero. El Ayuntamiento de Soria va a duplicar este año el número de servicios dentro de esta línea de transporte urbano que estará operativa el jueves, viernes y sábado desde las 22.30 horas (el primer autobús partirá desde Mariano Granados y se podrán tomar los sucesivos a en punto y a y media), hasta las 4.15, hora desde el que partirá el último autobús desde las márgenes del río hacia el centro de la ciudad.