Heraldo-Diario de Soria | Miércoles, 21 de noviembre de 2018

Soria

Expoesía da voz a otros mundos

La Feria del Libro de la capital soriana se emocionó en su segunda jornada con los ‘darmis’, breves poemas anónimos escritos durante siglos por las mujeres iraquíes, por primera vez traducidos a una lengua occidental, el castellano, por Abdul Hadi Sadoun

Soria - S.A. 04/08/2018

El ritmo y la musicalidad en el verso, más allá de las palabras y de la nacionalidad de quienes las pronuncian, son universales y EXpoesía ayer mostró en el parque de La Dehesa de la capital soriana su faceta más políglota, del dialecto iraquí, al irlandés o los poemas musicales que trajeron el aroma de la Colombia caribeña... La Feria del Libro de Soria vivió ayer una segunda jornada dando voz a poetas de otros mundos, algunos, anónimos, con la fuerza de los siglos, la dulzura y la dureza de una existencia femenina llena de dolor, pero también de amor y sensualidad. El poeta iraquí Abdul Hadi Sadoun, II Beca Internacional Antonio Machado 2008, regresó de nuevo a la capital soriana, «Soria es siempre Soria», indicó entusiasmado, para presentar No son versos lo que escribo. Breve antología del canto popular de la mujer iraquí, una publicación que, por primera vez, traduce a una lengua occidental, en este caso el castellano, una selección de estos darmis, una serie de poemas de pequeño formato que las mujeres de Irak trasmitieron de forma oral, siglo a siglo. «Escrita por ellas, de forma anónima», explicó Sadoun. Una poesía «breve» de apenas cuatro versos, sencilla, universalmente entendible, pero «profunda», que reivindica el papel de la mujer y, también, se lamenta de su situación. «¡Oh luna! No te ilumines/ y ven a llorar conmigo, / tú por la estrella perdida/ y yo por mi propia vida». Que también puede ser sensual  («Cada vez que llega la noche/ surgen mis angustias/ que Dios me ciegue los ojos/ para no ver tu sitio vacío») o triste («Acércate más y levanta mi vestido/ descubrirás mi estado,/ incluso quien nos separó/ llora conmovido por mí»). Para esta primera antología ha seleccionado 55 darmis de los más de 1.500 que se conservan. Es, señaló Sadoun, un avance de un estudio más extenso que prepara sobre estos fascinantes poemas en los que el poeta y traductor encuentra cierto paralelismo con las jarchas andalusíes. «En cualquier casa iraquí en la que entres cualquiera puede recitarte estos poemas. Es el pan de cada día del sentimiento iraquí» que, apuntó Sadoun, en los tiempos de ocupación estadounidense y ahora, en una situación política convulsa, se han convertido en un «arma en sentido político». Porque nada como estos pequeños poemas para hablar de la opresión, la invisibilidad, el deseo... Actualmente todas las canciones que se cantan en Irak incluyen, a modo de preámbulo, uno de estos cánticos poéticos, «una poesía cantada, recitada» que Abdul Hadi Sadoun conoció gracias a su madre y sus hermanas, que le explicaron su significado. «Los niños podíamos meternos entre las mujeres y escuchar sus poesías», explica. A ellas y, en general, a todas las mujeres iraquíes, está dedicada esta pequeña antología que el público de EXpoesía pudo disfrutar recitados, en la voz del escritor, en su lengua materna, el iraquí. Cree Sadoun que en la traducción al español pierden algo de su musicalidad, pero lo cierto es que los espectadores (entre ellos, algunos poetas y traductores) quedaron fascinados. De hecho, el libro ha recibido el III Premio Marcelo Reyes a la Traducción.
No fue la única ocasión de poder contemplar a Abdul Hadi Sadoun en las presentaciones literarias que enriquecen la programación de esta Feria del Libro que permanecerá abierta hasta el próximo 9 de agosto en la Alameda de Cervantes. El iraquí, que recuerda siempre su estancia literaria en Soria y vuelve, como muy tarde, una vez al año, fue uno de los Poetas de otros mundos. Resistencia y verdad, también editado por Olifante, que reunió, además, a un buen número de autores internacionales. En total, 23 autores de los cinco continentes seleccionados con mimo por Ángel Guinda ofrecen en este libro muy distintas visiones de entender el mundo y cómo contemplarlo.
Entre ellos, Mary O’Malley que junto a la también irlandesa Moya Cannon son dos de las más destacadas autoras en poesía de este país, el invitado este año en EXpoesía. Antonio Machado, junto a Juan Ramón Jiménez y Federico García Lorca, han guiado los pasos literarios de estas dos poetas para las que es «un placer y un honor muy especial» representar a Irlanda en la feria soriana. Parafraseando a otro autor irlandés, Michael Hartnett, destacó O’Malley, cualquier «acto poético es un acto de rebeldía», algo que ella misma suscribe y que va muy bien con el tema de la Feria del Libro de este año: Resistencia. Su obra poética, apuntó, siempre ha estado muy vinculada con la música.
Por ese motivo uno de los autores españoles que más suscitan su curiosidad es García Lorca y su especial relación con ella. Cuando la gente le pregunta a Molla Cannon sobre qué escribe, a ella le gusta contestar con mucho sentido del humor que «de la vida». La música, pero también la arqueología (está muy interesada en Numancia) son parte de unas aficiones que también tienen su reflejo, al fin y al cabo, en lo que escriben y en la forma de plasmarlo.
Traducir o, más bien, acoplar o ritualizar el ritmo de la poesía al de los tambores es la base de afrolyrics. Poesía a ritmo de tambor, un espectáculo que combinó poesía, música folclórica colombiana y danza de la mano de la autora Lilián Pallares, Álvaro Martínez, el tamborero embrujao, y David Mesa. Fue, en realidad, mucho más que un recital: «un show», comentó Pallares, otra poeta de Otros mundos que ha recalado en esta Feria del Libro de Soria.
A través de su espectáculo el público pudo hacer un recorrido por el Caribe colombiano del paisaje, de las costumbres y del erotismo. Llevan algo más de 10 años con este grupo en dos versiones distintas (o complementarias), teatro y música, tratando de demostrar que «la poesía se puede bailar»... al ritmo del tambor alegre.