Heraldo-Diario de Soria | Sábado, 22 de septiembre de 2018

MÁS SE PERDIÓ EN CUBA

Mańueco, candidato

IGNACIO SORIA ALDAVERO 06/08/2018

Las distintas coyunturas que solamente la política provoca sobre el crisol de su caprichoso azar, fueron dilatando lo que era no solo un secreto a voces, sino una garantía de futuro para Castilla y León.

Pero finalmente, hace pocos días, en Ávila, el flamante presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, confirmaba a Alfonso Fernández Mañueco como candidato para presidir –bajo las siglas del PP– la Junta de Castilla y León en los próximos comicios de 2019.

No ha pasado mucho tiempo desde que Mañueco ganara incontestablemente las elecciones para presidir el partido en la región, dejando claro de esta manera, como ha demostrado ya por dos veces consecutivas en su ciudad, Salamanca, –donde es alcalde–, que él es un candidato ganador allí donde se presenta.

Con Alfonso tuve el honor de coincidir como compañero de escaño en la pasada legislatura de las Cortes regionales; y si algo puedo decir, es que es de esos políticos que se patean el territorio, “pisando el rastrojo” como decía una ex alcaldesa soriana, y como también aquí hemos podido constatar en las innumerables ocasiones en las que nos ha visitado, dejando patente que conoce la sui géneris particular de Soria y de su extensa provincia. Es innegable que de unos pocos años acá, la forma de valorar la política y a los políticos por parte de la sociedad ha dado un giro de 180 grados.

Pero el equipo de Mañueco –integrado también por sorianos y sorianas– ha sabido adaptarse a las nuevas demandas de esta sociedad cambiante, que ante todo pide, anhela y necesita, algo tan sencillo pero tan importante a la vez como lo es estabilidad, certidumbre y esperanza para el futuro. Suelo tener buen ojo para estas cosas.

Por ello creo que dentro de pocos meses, nuestra comunidad volverá a ser gobernada por un equipo de personas, que con Alfonso a la cabeza, hará más y mejor comunidad, bajo unas siglas que han sido siempre, y más en Castilla y León, sinónimo de progreso, vanguardia, y despunte por encima de la media nacional en muchos aspectos. No veo mayor orgullo que presidir la tierra que ha dado durante siglos las mejores páginas de la historia de España.

Y por ello estoy convencido, de que con Mañueco al frente del Ejecutivo, quedarán aún muchas más páginas por rellenar. “Con el poder viene la responsabilidad”, dejó escrito el filósofo Kant, que a alguno sé le marcó en su juventud. Y es que de eso se trata precisamente. RESPONSABILIDAD, con mayúsculas, para dar estabilidad a las personas, solucionando sus problemas, y proporcionándoles –de esta manera– una vida mejor.