Heraldo-Diario de Soria | Miércoles, 19 de septiembre de 2018

PASABA POR AQUÍ

Noble tradición

LUIS MIGUEL LARGO 08/08/2018

Pasé el otro día por Vozmediano para almorzar y de paso ver in situ el desastre del paño de muralla derruido de su castillo, al que nadie parece haber prestado el más mínimo interés en los últimos siglos. Todavía siguen tirados los escombros por media ladera a la espera de que puedan entrar las máquinas a hacer el trabajo y adecentar mínimamente la zona, que no el castillo cuyo futuro sigue en entre dicho por falta de financiación para llevar a cabo una restauración que le permita seguir en pie, vigilando a los visitantes que nos dejamos caer de vez en cuando, sobre todo de la zona de Aragón, para desayunar como dios manda.


La principal preocupación de la concurrencia, el día que yo estuve, no se centraba precisamente en el mal estado del castillo, que hace también las veces de cementerio, vaya usted a saber por qué, sino que se dedicaba fundamentalmente a deglutir los sabrosos ingredientes del almuerzo; véase chorizo, huevos, torrezno… Las reflexiones suelen ser más certeras cuando uno se encuentra bien comido, así que llegué a la profunda conclusión que lo que nuestra provincia necesita de verdad es una buena guía de lugares donde almorzar, bien relacionada, calidad-precio, con especialidades, contrastada y con buenas fotografías.

Una guía útil que, lógicamente, deberá ser anual para que esté actualizada y el visitante conozca de primera mano los mejores sitios donde todavía en pleno siglo XXI se puede degustar huevos frescos fritos con su puntilla, chorizo de la olla, una careta recién hecha a la brasa, una oreja rebozada que se deshace en la boca, un buen plato de picadillo, unos torreznos sabrosos y crujientes, un poco de morro frito, algunas setas de temporada salteadas, que todo no va ser grasa, algún tomate del huerto en ensalada, pimientos… Todo acompañado de una caña de vino con gaseosa, seguido de un café con gotas y algún aguardiente para desengrasar. Si están interesados en la guía no duden en patrocinarme los almuerzos por la provincia que yo gustosamente me sacrificaré por ustedes, que yo soy de los que perdona la comida por un buen almuerzo.