Heraldo-Diario de Soria | Martes, 20 de noviembre de 2018

ABEJAR

La oposición requiere la dimisión del primer edil

Indica que cuenta con un piso protegido en el que no ha residido nunca

Virginia Fernández 09/08/2018

El portavoz de la oposición en el Ayuntamiento de Abejar, Rafael Sanz (PP), pidió ayer la dimisión del alcalde de la localidad, Miguel Ángel Navas (PSOE), tras haber denunciado ante la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León que éste cuenta con una vivienda protegida en la localidad «en la que en diez años no ha dado de alta el contador ni del agua ni de la luz», lo que indica que no se trata de su residencia habitual al vivir «fuera de Abejar» ante el presunto incumplimiento de la obligación sobre la habitabilidad de la misma.

Tanto Sanz como el también concejal popular y gerente del Hotel La Barrosa, Miguel Ángel Teresa, aseguraron que tras Navas se encuentra el ex alcalde, ahora teniente de alcalde y portavoz socialista, Javier Romero, al que tacharon de «déspota» y «puto amo» de la localidad. Teresa ha mantenido con el Ayuntamiento un total de ocho procesos judiciales por diferentes temas relativos a su negocio, habiendo, tal y como relató, «ganado todos». Durante los 12 años en los que se han sucedido estos litigios aseguró haber experimentado un «desprestigio continuado» tanto hacia su negocio como hacia su familia. Además señaló que Romero «ha utilizado los fondos municipales para hacer frente a las facturas procedentes del Juzgado y de sus abogados, en lugar de destinar dichos fondos a las verdaderas necesidades del municipio».

El gerente de La Barrosa recordó el derribo de la nave de Romero, que tuvieron «que pagar todos los vecinos, así como la denuncia puesta por la Confederación Hidrográfica del Duero por la captación de agua en un abrevadero para ganado de su propiedad».

Sanz aseguró que lo ocurrido a Teresa «no es un suceso aislado» sino que es algo habitual «desde que el señor Romero se hizo dueño y señor del Ayuntamiento», desde donde, indicó, «concede favores y atenciones a quienes le votan y persecución a quienes no». «Es el régimen bolivariano instalado durante más de 30 años», definió, y aseguró que los concejales de la oposición son «impotentes para atajarlo porque el déspota lo controla todo».

Entre los motivos alegados, Sanz explicó que el Ayuntamiento de Abejar ha incumplido la obligación de presentar sus cuentas ante el Tribunal de Cuentas de Castilla y León, asegurando que «nunca» lo ha hecho, motivo por el cual la oposición solicitó que se fiscalizaran las mismas «razonando la cuantiosa deuda municipal y la existencia de una empresa municipal de camping y albergues que supone un fuerte empréstito para el pueblo», indicando que la deuda viva «ronda o sobrepasa el millón de euros». «El día en el que este señor deje el Ayuntamiento tendrán que pasar muchos años para normalizar las finanzas de Abejar», aseguró Sanz, quien denunció así «algunos de los hitos» de la política de «este ególatra» en la lucha por cambiar «un estado de cosas totalmente enfermizo que ha destrozado la convivencia en el pueblo».

Finalmente aseguraron que llevan ahora esta acción al haberse resuelto todos los procesos judiciales con el fin de «que los que vienen al pueblo solo para las fiestas sepan lo que ocurre».

«Parece que ahora todos los problemas a los que se enfrenta la provincia de Soria se achacan o se refieren a la despoblación pero en realidad provienen del caciquismo», sentenciaron.

Este periódico intentó contactar en la jornada de ayer tanto con Navas como con Romero, no resultando posible.