Heraldo-Diario de Soria | Sábado, 17 de noviembre de 2018

ATLETISMO

El momento de la verdad

Marta Pérez disputa hoy, 20.00 horas, la final de los 1.500 metros del Campeonato de Europa de atletismo en Berlín /La soriana parte con la octava mejor marca de las doce finalistas

SORIA 12/08/2018

Marta Pérez afronta hoy el reto mayúsculo de una final continental en la prueba de los 1.500 metros. La soriana saltará al tartán azul del estadio olímpico de Berlín después de haberse ganado un lugar entre las doce mejores atletas del campeonato al finalizar tercera en la segunda semifinal disputada el pasado viernes. Con un tiempo de 4:09.40 finalizó su serie completando una carrera plena de esfuerzo y estrategia para no quedarse fuera del primer objetivo de la temporada, meterse en la final del Campeonato de Europa.

El segundo de sus objetivos es luchar en esa final por ocupar un lugar entre las mejores. La pelea por las medallas es complicado, pero una vez dentro de la carrera, con Marta Pérez, puede ocurrir cualquier cosa. La soriana ha evolucionado de manera rápida y consistente en sus últimas comparecencias dentro de los grandes escenarios. Ha mejorado demostrando que su progresión no es fruto de la casualidad. Poco a poco se ha ganado la confianza de contar para las grandes citas y la de Berlín es otra a la que se presenta en su corta carrera como atleta de elite.

Frente a la soriana, la nómina de rivales que saltarán hoy a la pista a partir de las 20.00 horas son de un potencial enorme. Marta Pérez parte con la octava mejor marca personal, 4:04.88, de las doce en liza. Sin embargo, la prueba puede plantear de una manera muy táctica por el premio en juego. A partir del control de la carrera, si no se anima ninguna de las participantes en lanzar un ataque desde lejos, las primeras posiciones se pueden decidir en la última vuelta a la que deberá llegar la soriana bien colocada y con la fuerza suficiente para aguantar los cambios de velocidad y los continuos ataques que se producirán en esos metros decisivos. La recompensa es enorme y todo puede pasar.