Heraldo-Diario de Soria | Miércoles, 21 de noviembre de 2018

19:01 h. MISTERIO CULTURAL DESCIFRADO

Dos portugueses resuelven el enigma de la tumba de William Blake

La lápida de Bunhill Fields decía tan solo que el poeta y pintor estaba enterrado cerca

EL PERIÓDICO 12/08/2018

El misterio de la tumba de William Blake ha sido por fin resuelto, incluso se podría decir que novelescamente resuelto. Una pareja de portugueses, Carol y Luis Garrido, han dedicado los últimos 14 años a resolver el enigma. En el 2004 visitaron el cementerio londinense de Bunhill Fields. Iban en busca de la lápida de Blake. Era casi una peregrinación. Aseguran que el faro que les guió en el aprendizaje del inglés fue precisamente profundizar en el conocimiento de la obra de este polifacético artista, poeta e ilustrador, incomprendido en su tiempo. Al llegar allí se encontraron con una célebre y desconcertante inscripción, que los restos de Blake y su esposa, Catherine Sophia, estaban enterrados por ahí cerca. Se propusieron entonces resolver el puzle. No esperaban que tardarían 14 años en poner la ultima pieza.

La nueva lápida ha sido inaugurada este fin de semana en el lugar exacto en que, si sus cálculos no son erróneos, yace la pareja. La nueva inscripción, y este es un detalle extraño, que tal vez de pie a la polémica, ignora a la esposa. Se centra en Blake, se recuerdan los años de su nacimiento y fallecimiento, 1757 y 1827, y se le recalifica, esta vez como "artista, poeta y profeta". Debajo de esos datos se ha grabado con cincel una estrofa de sus versos más recordados, de Jerusalem, el himno oficioso de Inglaterra, tanto que no es extraño que, en los grandes partidos de rugbi, la afición lo cante a cappella. Si Blake levantara la cabeza…

El reto al que se enfrentaban Carol y Luis Garrido era que el cementerio fue parcialmente afectado por los bombardeos nazis de la segunda guerra mundial. Cuando el poeta y pintor falleció a principios del siglo XIX, aún no era la figura que posteriormente sería reivindicada por la cultura inglesa. No tenía, pues, una tumba a la altura de su obra. Tras aquella bomba, la lápida fue erigida cerca de un monumento a Daniel Defoe, lo cual ya era un reconocimiento, pero extraño, pues decir que los restos andarían por ahí cerca era todo un desconsuelo para sus admiradores.

ARQUEOLOGÍA CARTOGRÁFICA

Lo que la pareja portuguesa ha llevado a cabo es una reconstrucción cartográfica del antiguo camposanto de Bunhill Fields a partir de los textos administrativos que se conservan del lugar, en los que las sepulturas se indicaban con coordenadas geográficas.

El tallado y colocación de la nueva lápida ha contado con la entusiasta colaboración de los miembros de la Blake Society, pues la obra de aquel atípico creador jamás ha dejado de ganar adeptos, incluso en campos insospechados. Algunos referentes del cómic actual, como Alan Moore y Richard Gaiman, siempre se han enorgullecido de reconocer que el Blake pintor ha ejercido una gran influencia en ellos.