Heraldo-Diario de Soria | Miércoles, 14 de noviembre de 2018

NUMANCIA

«Tenemos que limar esos tres pequeños fallos»

Carlos Gutiérrez, autor del primer gol de la temporada del Numancia, valora de forma positiva el estreno ante el Córdoba con un grupo que se siente «cómodo» con López Garai

22/08/2018

Llegar y besar el santo o, en el caso de Carlos Gutiérrez, plantarse en el primer partido de la temporada y lanzar un cabezazo casi al otro lado de la red para hacer el primer gol del Numancia. El capitán numantino, que ha sido el mayor goleador de la pretemporada con tres tantos, inauguró ante el Córdoba la renta rojilla. Un gol ensayado a la salida de un córner botado por Oyarzun que supuso el primer empate de los tres que iban a protagonizar local y visitante hasta cerrar el partido en el 87 con un 3-3 obra del cordobés Aythami.

«Ojalá hubiese servido para ganar, pero bueno, es un punto que nos sirve para empezar y hay que seguir…», admitía el central ayer al término del entrenamiento, consciente de que tienen que «limar esos tres pequeños fallos» que se tradujeron en tres goles encajados en la portería de Juan Carlos.

Carlos Gutiérrez, que aborda con esta su tercera temporada formando parte del núcleo numantino, fue claro al hablar de un empate al que la plantilla le ha dado vueltas estos días. «Sabemos que hacemos un partido muy serio y que en tres jugadas puntuales se nos escapa». Los numantinos iban a Córdoba en el estreno de esta temporada con el encuentro «preparado», conscientes del peligro, por ejemplo, que entrañaba Javi Lara, autor del 2-1. «Creo que ahí lo solventamos muy bien, todo el equipo estuvo muy junto, pero ya te digo son tres fallos puntuales de coordinación, de concentración». Vuelve sobre ello. También fue cosa de suerte. «A veces rematas, se va fuera y no pasa nada. Y el otro día, bueno…». La realidad es que fue un partido de locura que pudo ganar cualquiera y por eso el central se queda con el empuje del equipo cuando iba por detrás en el marcador. «También sabemos reponernos», dice, en referencia al empuje que tuvieron los numantinos no solo con el 2-1, sino para llegar al 2-3 que finalmente no pudieron mantener. Asegura que van «por el buen camino».

Su trayectoria en estos últimos años y más aún el comienzo de este curso, dejan patente su peso en un equipo en el que porta ahora el brazalete de capitán, ante la ausencia de Ripa por lesión. Un cometido por el que siente «orgullo», aunque pone por encima el plano grupal. «Al final es un trabajo de equipo, todos juntos nos intentamos ayudar. Yo intento ayudar a todo el mundo en lo que yo puedo aportar y al final el trabajo del equipo es lo que se destaca sobre todo. Y, bueno, yo estoy contento por lo que me toca, pero lo que importa es el equipo, ganar. Da igual quién juega y quién mete, pero ganar».

Ese es el objetivo con el que se enfrentarán al Cádiz en casa este próximo sábado. Un equipo «del estilo del que ascendió, con jugadores rápidos en banda», explica. Con facilidad para centrar y rematar. En eso centró, de hecho, ayer el entrenamiento Aritz López Garai. «Eso es lo que hemos estado ensayando. Así que, bueno, vamos a tener bien atado al Cádiz, intentaremos que no nos hagan muchas ocasiones e intentar dominar y llevar la iniciativa del partido, que es lo que nos gusta».

Es lo que dejaron claro también en el primer partido de liga. «Ya se vio la idea de juego, tanto en casa como fuera, que es de llevar la batuta, el balón, la iniciativa...».

Con López Garai, quien aborda su segundo año como entrenador después de la primera experiencia en el Reus, donde se retiró como jugador, los deportistas de la plantilla numantina han sentido un gran cambio. «Sobre todo el la idea de juego», asegura. En cualquier caso, los rojillos se sienten cómodos: «La ideas son buenas y creo que al equipo se le ve cómodo, estuvo cómodo y creo que supo jugar tanto con y sin balón y esa es la idea que tenemos y nos adaptamos a ello», valoró. Saben, además, que el estreno en casa es «un partido importante» y saldrán, cómo no, a por los tres puntos.

El parón para beber
Una de las novedades de este comienzo de temporada y que se vio en el partido de Córdoba fue el del parón adicional en cada parte para beber agua, una medida que aprobó la Real Federación Española de Fútbol cuando la temperatura sea superior a los 30 grados. «Se agradece», dice. Sobre todo «en el segundo, cuando íbamos 2-3 y nos venía de perlas, porque yo estaba mirando el tiempo y pidiendo que se parase». Bromeaba, pero la realidad es que aunque «se hace raro, porque que se frenó un poco, también es necesario».