Heraldo-Diario de Soria | Jueves, 15 de noviembre de 2018

PRESA

La CHE finaliza el desvío del río en la presa de San Pedro

Estas obras son un paso previo necesario para la construcción en seco del cuerpo de la presa

Heraldo Diariodesoria.es 22/08/2018

La Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo autónomo, adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO), ha finalizado el desvío del río Mayor, dentro del proyecto constructivo de la presa de San Pedro Manrique, en el término municipal de Oncala y paso previo necesario para la construcción en seco del cuerpo de presa y del cuenco de amortiguación, según informaron fuentes de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

Las obras, cuyo arranque a principios de año estuvo condicionado por las lluvias y la nieve, avanzan ahora a buen ritmo. En concreto, se ha concluido ya la canalización del desvío del río y la ataguía o presa situada aguas arriba que permitirá evacuar el caudal del río hacia esta canalización.

También se han realizado excavaciones en los estribos y zona central de la presa, en el cuenco de amortiguación y en los caminos de acceso, y se está trabajando en las instalaciones de la planta de hormigón, en el laboratorio y en el estudio y diseño del hormigón para la construcción de la presa.

Respecto al hormigonado del cuenco amortiguador comenzará el próximo otoño, prolongándose dichas tareas hasta que la crudeza de la climatología lo permita. Hay que tener en cuenta que la presa de San Pedro Manrique se localiza a casi 1.200 metros de altitud, lo que hace que la meteorología condicione el desarrollo de las obras.

La presa es de gravedad, de hormigón vibrado, con una altura sobre cimientos de 23,80 metros, una longitud en coronación de 135 metros y una capacidad de embalse de 0,623 hectómetros cúbicos; un aliviadero de labio fijo con tres vanos de 14,60 metros cada uno; un desagüe de fondo con dos conductos rectangulares de 500x600 mm y dos tomas a diferente altura formadas por dos conductos circulares de 250 milímetros de diámetro.

Su objetivo es garantizar el abastecimiento, especialmente durante los periodos estivales, de los núcleos de población de la comarca de San Pedro Manrique (San Pedro Manrique, Palacio de San Pedro, Ventosa de San Pedro, Matasejún, Taniñe, Montaves y Huérteles, estos dos últimos núcleos de Villar del Río) y su construcción responde al Convenio marco de colaboración firmado el 21 de mayo de 1999 entre el Ministerio y la Comunidad Autónoma de Castilla y León, por el que corresponde la construcción de la Presa al Ministerio y el resto de actuaciones a la Junta de Castilla y León.

El proyecto constructivo adjudicado cuenta con una presupuesto de 3,7 millones de euros y cuenta con un plazo de ejecución de 18 meses. La empresa adjudicataria, la UTE formada por esta empresa de Toledo y la firma soriana Aglomerados Numancia, inició las obras hace unos meses y se prevé que en los ocho primeros se ejecute el 80% del proyecto.

La mejora y las garantías del abastecimiento de agua ha sido una vieja reivindicación de los pueblos de la comarca de Tierras Altas que ven ahora el final del problema más cerca a medida que avanzan las obras de la presa de San Pedro que van cobrando forma en el paisaje.