Heraldo-Diario de Soria | Viernes, 16 de noviembre de 2018

TELECOMUNICACIONES

La Junta saca la ayuda de 3ME para llevar internet a los pueblos

Victoria Seco: «Es una preocupación importante y también una prioridad»

Heraldo Diariodesoria.es 28/08/2018

La Junta de Castilla y León convoca hoy, a través del Boletín Oficial de Castilla y León, una línea de ayudas públicas a las operadoras para extender la banda ancha a localidades de la Comunidad con una población de menos de 500 habitantes, según anunció ayer en Soria, la directora general de Telecomunicaciones, María Victoria Seco Fernández.

La dotación de banda ancha de alta velocidad y de calidad en el medio rural «es una preocupación importante para la Junta de Castilla y León y también es prioritaria», señaló la directora general de Telecomunicaciones. La dotación presupuestaria para esta línea de ayudas asciende a los tres millones de euros, aunque la convocatoria presenta algunas novedades en comparación con la anterior. En esta ocasión el Gobierno limita la tecnología. Solo se podrá hacer con fibra, cuando en la pasada se concedían ayudas para fibra óptica y 4G. La fibra es una tecnología más cara, pero la actual convocatoria cuenta con el doble del presupuesto que la anterior, en la que ya se cubrieron 222 pueblos de la Comunidad Autónoma.

Seco Fernández puntualizó que las ayudas van dirigidas a las operadoras y serán las empresas las que elijan la zona en la que van a desarrollar los proyectos y en las que van a acometer las inversiones, «la Junta no puede dirigir la ayuda al territorio», significó.

Esta convocatoria se complementará con otra que convocará el Gobierno regional dentro de dos meses, dotada con 1.900.000 euros, para llevar la banda ancha a los polígonos industriales de los pueblos. «Hemos detectado», manifestó Victoria Seco, que «las operadoras de telefonía llegan al pueblo y no llegan a los polígonos industriales», que algunas veces se encuentran más alejados del casco urbano. Por ese motivo, la Junta de Castilla y León ha decidido sacar una línea específica para los polígonos industriales de la Comunidad.

La Junta de Castilla y León ya resolvió a finales de 2917 una convocatoria, dotada con 1,6 millones de euros, de la que se beneficiaron 222 pueblos. Estaba dirigida a proyectos de redes de nueva generación en poblaciones de menos de 500 habitantes empadronados, convocada por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente el año pasado. Estaba cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). A esta convocatoria concurrieron proyectos tanto de operadores de nivel nacional como de pequeños operadores que trabajan a nivel local, lo que permitió combinar proyectos de diferentes ámbitos facilitando la extensión de la conectividad en el medio rural, según informó Ical.

Concretamente, en 2017, recibieron ayudas 14 proyectos presentados por cinco operadores de telecomunicaciones, que recibieron una subvención de hasta el 90% con lo que se ha facilitado el acceso a 30.000 habitantes del medio rural que no tenían internet.

En este caso, la velocidad de conexión a Internet es de 100 megabits por segundo, aunque la convocatoria también resolvió proyectos de conexión de más de 30 megas, llegando en conjunto a un total de 222 entidades de población de la Comunidad, todas ellas de menos de 500 habitantes. De los catorce proyectos subvencionados, uno de ellos correspondió a la provincia de Soria y contó con una ayuda de 93.725,71 euros. Fue presentado por la compañía Telefónica. El resto de los proyectos se desarrollarán en las provincias de León, Burgos, Segovia, Palencia y Valladolid.

Las zonas objetivo de la actuación fueron entidades de población consideradas como zona blanca, es decir, aquellas en las que no hay ningún operador prestando servicios de 30 megas o más, de acuerdo con el mapa de cobertura elaborado por la Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital, y que tengan 500 ciudadanos empadronados o menos.

En estas zonas, los operadores de telecomunicaciones no obtienen rentabilidad suficiente del despliegue de sus redes de banda ancha, por lo que es necesaria la convocatoria de ayudas públicas para impulsar la mejora de la cobertura.